La maduración del entrenador de los Bears sobre la pretemporada

Ya no mantendrá a los titulares fuera de los juegos de exhibición, como lo hizo en sus dos primeras temporadas

SHARE La maduración del entrenador de los Bears sobre la pretemporada
1171033527.jpg.0.jpg

El entrenador Matt Nagy reconoce algunos errores.

Nuccio DiNuzzo/Getty Images

Read in English

Matt Nagy puede admitir un error, aunque no lo creas. El año pasado, lo escuchamos defender, una y otra vez, una terrible decisión de arrodillarse primero para establecer un potencial intento de gol de campo de 41 yardas. Hubieran tenido tiempo más que suficiente para que la ofensiva obtuviera yardas adicionales con una patada más corta.

La pelota se fue hacia la izquierda cuando el tiempo expiró y Los Bears perdieron por un punto ante los Chargers.

Después, Nagy nunca dijo que defendería esa decisión hasta la muerte, ni tuvo que hacerlo. Había un brillo febril en sus ojos que decía: “Cierren las puertas, hermanos y hermanas, porque ha llegado nuestra hora”.

Pero ahora podríamos estar viendo cierto crecimiento en el entrenador en jefe de los Bears. Recientemente admitió que se equivocó en su enfoque de la pretemporada. Ya no mantendrá a los titulares fuera de los juegos de exhibición, como lo hizo en sus dos primeras temporadas en Chicago. Se ha dado cuenta que los jugadores necesitan repetir jugadas para prepararse para la temporada regular. El mariscal de campo Mitch Trubisky, que terminó un 2018 de forma decente, no recibió golpes en la pretemporada pasada, jugó mal en la temporada 2019.

Nunca sabremos si la falta de acción en pretemporada causó esa baja en su juego, ni sabremos si una falta de acción similar por parte de los compañeros de Trubisky causó que el equipo cayera de 12-4 en 2018 a 8-8 el año pasado. Nagy manejó a sus titulares con moderación en la pretemporada de 2018 y el equipo llegó a los playoffs. ¿Pero esa falta de acción en el juego causó que los Bears se cansaran en la segunda parte de la derrota por 24-23 ante los Packers, en la apertura de la temporada? Nadie lo sabe.

Sabemos que, cuando los Bears se alineen en la cancha para la apertura de la temporada contra los Lions este año, deberían estar en mejores condiciones de juego.

Nadie ansía un regreso con sangre, sudor y tres días en el campo de entrenamiento. OK, tal vez algunos de ustedes lo sí. Pero olvídenlo. Eso es de otra era. Los jugadores de la NFL necesitan trabajar en su oficio en los juegos aunque esos juegos no importen. O, para decirlo de otra manera, si Tom Brady puede tomar ventajas durante la pretemporada, también pueden hacerlo los jugadores de los Bears.

“Esa es una de las cosas que recuerdo del año pasado; no estoy contento con esa. . . decisión”, dijo Nagy en el programa número 1000 de Waddle & Silvy en la cadena ESPN. “Primero creo que es bueno para ellos tener (enfrentamientos de pretemporada), y segundo ayuda a condicionar la actitud mental. Eso no va a suceder este año”.

Este fue el mismo tipo que defendió su decisión de sentar a sus titulares en la pretemporada el año pasado, incluso después de que los Packers sorprendieron a los Bears 10-3 en la apertura de la temporada. Un periodista le preguntó si el no incluir a sus titulares en la pretemporada había afectado negativamente al equipo.

“Realmente no lo creo”, dijo en aquel momento. “Me estoy quedando con lo que siento en mis entrañas. Realmente siento eso y por eso lo hago. Sé lo que nuestros muchachos pueden hacer”.

Entonces sí, maduró.

Parte del cambio en la filosofía de Nagy proviene de la adquisición del quarterback Nick Foles por parte de los Bears durante la temporada baja. Competirá con Trubisky y no puede haber competencia si quienes compiten no se enfrentan en los juegos de pretemporada. Si los dos quarterbacks están participando en los juegos de agosto, todos los demás en la ofensiva tendrán que hacerlo también.

La llegada de Foles es otra indicación de que Nagy puede cambiar. Presumiblemente estuvo de acuerdo con el intercambio que entregó una selección de cuarta ronda a los Jaguars a cambio de Foles. Eso sería un pequeño reconocimiento de la creencia de que él se unió públicamente a Trubisky no era todo lo que parecía. Nunca íbamos a escuchar a Nagy decir que Trubisky está por debajo del promedio en su oficio. Habría poco beneficio en hacerlo. Pero ha sido difícil ver el beneficio de ir en sentido contrario, que es lo que hizo Nagy al alabar a su mariscal de campo. Enajenó a todos los fanáticos que podían ver lo que en verdad ocurría.

La aceptación de Nagy de Foles le dará puntos con esos mismos fanáticos, aunque eso sea algo que no esté en su mente. Pero al menos demuestra que está dispuesto a cambiar.

En cuanto a admitir que cometió un error al no intentar ganar más yardas antes de que Eddy Pineiro fallara aquella patada contra los Chargers en la temporada pasada, sólo en nuestros sueños.

“Voy a ser brutalmente claro: nunca pensé en lanzar la pelota, nunca pensé en mover esa pelota”, dijo en ese momento. “¿Tu me entiendes? Eso es exactamente lo que ocurrió. Es tan simple como eso.”

El crecimiento tiene sus límites.

The Latest
Fallen R&B star’s trial in federal court in his hometown to mirror his 2008 state child pornography trial, with some key differences: this time, his alleged victims are set testify against him.
“This was not an active shooter incident inside the theme park,” a Gurnee police spokesperson said.
Coming on the heels of his sentencing in New York, the trial marks a new low for Kelly, whose popularity had remained undiminished even after he was indicted in 2002. That shifted sharply after the 2019 airing of the docuseries “Surviving R. Kelly.”
While he’s still physically able, he’d like to go to music festivals on his own or with friends, but she considers that selfish.
From the get-go, this extremely well-acted and darkly hilarious series has an addictively wicked appeal.