Vuelven a subir los casos de COVID en la cárcel

Actualmente, solo el 38% de los detenidos están en celdas individuales, según Brad Curry, jefe de personal de la oficina del alguacil.

SHARE Vuelven a subir los casos de COVID en la cárcel
Masked detainees sit inside the Cook County Jail.

Cook County sheriff’s office

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

El número de detenidos que dieron positivo por coronavirus en la Cárcel del Condado de Cook se ha disparado a niveles no vistos desde que los casos alcanzaron su punto máximo en la primavera, cuando se registró uno de los brotes más grandes de casos confirmados en el país.

Veintitrés detenidos en la cárcel dieron positivo por el virus el 1 de noviembre, según datos de la oficina del alguacil. Un mes después, la cárcel estableció un nuevo récord de casos, con 370 el 7 de diciembre.

Eso es incluso más alto que el pico anterior de 307 el 10 de abril.

El drástico aumento en poco más de un mes ilustra lo difícil que es controlar la propagación del virus dentro de las instalaciones correccionales y la rapidez con la que pueden aumentar los casos.

Es la situación sobre la que advirtió el sheriff Tom Dart, quien dio positivo el mes pasado, mientras estaba fuera de la cárcel e instó al público a tomar medidas, como usar mascarillas, distanciarse socialmente y permanecer en casa cuando sea posible.

Liberar a más detenidos a través de alternativas al encarcelamiento, como la vigilancia domiciliaria, sería la forma más rápida de disminuir los casos, para proteger no solo a los detenidos sino también a la comunidad en general, dicen defensores y funcionarios públicos.

Sin embargo, los intentos anteriores de hacerlo han recibido críticas de que los reclusos que fueron liberados contribuyeron a aumentar la delincuencia, lo que, según las fuentes, ha dificultado tomar la medida otra vez.

En abril, los funcionarios del condado redujeron la población de las instalaciones de alrededor de 5,500 en febrero a alrededor de 4,000 detenidos, su nivel más bajo registrado, principalmente mediante la liberación de detenidos de bajo riesgo para la seguridad pública y aquellos con riesgos de salud.

También se abrieron cinco nuevas áreas del extenso campus de la cárcel en La Villita para albergar a los detenidos. Junto con la población más baja, permitió a la oficina del alguacil trasladar al 66% de los detenidos a celdas individuales y distanciar socialmente a los detenidos en sus áreas de vivienda estilo dormitorio.

El condado también comenzó a realizar pruebas generalizadas (40,000 hasta ahora) y puso a disposición del público mascarillas y productos de higiene. A los nuevos detenidos se les hace la prueba del virus en el momento que ingresan y se les pone en cuarentena durante 14 días antes de volver a hacerles la prueba, y se aísla si dan positivo.

La oficina del alguacil ha dicho que la gran cantidad de infecciones en la primavera que llevaron a que la cárcel fuera nombrada un sitio de propagación fue el resultado de un esfuerzo agresivo para hacerle pruebas a los detenidos antes que en muchas otras instalaciones. Desde entonces, otras cárceles de todo el país han visto un mayor número de casos.

Esos esfuerzos funcionaron, dicen los funcionarios de salud pública.

El número de detenidos que dieron positivo por el virus se redujo del máximo de abril a solo unas docenas durante los meses de verano.

“Las medidas de despoblación iniciadas durante la oleada de primavera fueron fundamentales para contener el virus en la cárcel”, dijo Jesús M. Estrada, director de operaciones de Cermak Health Services, que brinda atención médica a la cárcel.

Detainees at the Cook County Jail are seated apart while using the phones.

Los prisioneros de Cook County Jail están sentados separados mientras usan los teléfonos.

Cook County sheriff’s office

Pero al mismo tiempo, la población de la cárcel estaba aumentando constantemente de nuevo, según muestran los registros, y desde entonces han alcanzado niveles vistos en febrero.

Actualmente, solo el 38% de los detenidos están en celdas individuales, según Brad Curry, jefe de personal de la oficina del alguacil.

“El aumento de la población definitivamente ha dificultado nuestro trabajo”, dijo Curry. “Pasar de un dormitorio con 14 [detenidos] a 34 ... hace más difícil el distanciamiento y el aislamiento”.

La oficina del alguacil también instituyó un nuevo mandato esta semana que requiere que los oficiales correccionales se sometan a pruebas del virus antes de que puedan regresar al trabajo si han estado potencialmente expuestos, dijo Curry.

Las transferencias a las prisiones desde las cárceles se detuvieron la primavera pasada por orden estatal para evitar la propagación del virus entre las instalaciones, pero desde entonces se han reanudado, aunque a niveles significativamente reducidos.

Actualmente, IDOC acepta entre 50 y 60 personas de la cárcel por semana, según Curry, en comparación con un promedio de 400 personas una semana antes de la pandemia. En octubre, el director interino del IDOC, Rob Jeffreys, dijo a los legisladores que la población de las prisiones del estado se encontraba en su nivel más bajo desde la década de 1990.

Cuando se le preguntó por qué IDOC no acepta más detenidos de la cárcel del Condado de Cook, una portavoz dijo que “las entradas se programan basado en la disponibilidad de espacio, los requisitos de cuarentena y los resultados de las pruebas de COVID-19”.

The Latest
Cases have been on the rise statewide since mid-March, or a few weeks after Gov. J.B. Pritzker lifted his indoor mask mandate.
I am still waiting for the candidate who vows to restrict campaign ads to 60 days prior to the election. That is the candidate I will vote for.
During a news conference earlier in the week, Police Supt. David Brown declined to offer any clear defense of the officer, saying, “I’m not going to testify for the officer. No, the officer needs to write his own statement.”
The Sox play a three-game series against the Yankees in New York this weekend.
“That’s the best that we can hope for, that however long Monty and Rose were going to be with us ... their young would go on to continue their story.”