clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Uno de los gemelos que delataron al Chapo pide libertad compasiva a causa del coronavirus

Sus elevados gastos estando bajo custodia continúan generando dudas sobre si los gemelos esconden más dinero

Margarito Flores
Margarito Flores

Read in English

Cuando el juez federal Rubén Castillo condenó en 2015 a Pedro y Margarito Flores, proclamados como dos de los informantes de uno de los carteles de drogas más importantes en la historia de Estados Unidos, dejó en claro que creía que ellos tenían dinero producto de la venta de drogas escondido para cuando salieran de prisión.

En ese momento, los fiscales federales no habían descubierto evidencia de posesiones escondidas. Pero eso ha cambiado, según un documento presentado en la corte federal el lunes por la noche.

La fiscal federal adjunta, Erika Csicsila, le dijo al juez federal de distrito en Chicago, Sharon Johnson Coleman, en un documento de 36 páginas, que “el gobierno ya no cree que todas las ganancias recuperables hayan sido entregadas al gobierno”. En una nota aclaratoria al final de una página, escribió que “el abogado defensor se enteró del cambio de posición del gobierno a principios de marzo de 2020”.

La revelación se hizo en respuesta a una solicitud de liberación compasiva de Margarito Flores, en la que aparentemente argumenta que tiene mayor riesgo de enfermar gravemente a causa del COVID-19. La solicitud de Flores se archivó como confidencial, pero Csicsila presentó su respuesta con observaciones. El documento dice que Flores “actualmente cumple su condena en una institución dentro de la Oficina de Prisiones (BOP), en una ubicación que no se revelará para proteger su seguridad”.

El documento dice que Flores será liberado en noviembre. Menciona que fue hospitalizado a causa de un absceso en un diente, pero “fue reenviado a su institución” la semana pasada.

Los hermanos Flores, conocidos sencillamente como los gemelos, se declararon culpables por narcotráfico en 2014 y recibieron penas de prisión relativamente leves, de 14 años. Pedro Flores testificó contra el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera durante su juicio en Brooklyn, que terminó en una condena a cadena perpetua.

Margarito Flores reveló que se reunió con Guzmán y otras personas en las montañas del norte de México en octubre de 2008 luego de que los hermanos acordaran cooperar con el gobierno de Estados Unidos contra el cartel de Sinaloa, liderado por “El Chapo”. Pedro Flores proporcionó a los agentes federales, en Chicago, una prueba clave contra El Chapo: la grabación de una llamada telefónica en la que discutían la venta de drogas.

Cuando los hermanos Flores fueron condenados, el juez les dijo que, incluso después de cumplir su condena y ser liberados dentro del programa de protección de testigos del gobierno, siempre tendrían que preocuparse de ser perseguidos por los sicarios del cartel. El año pasado, perdieron un juicio que iniciaron para intentar reducir sus condenas por su continua cooperación contra el cartel de Sinaloa.

El gobierno ha incautado más de $ 4 millones a los gemelos, pero sus elevados gastos estando bajo custodia continuaron generando dudas sobre si escondían más dinero. Pedro Flores, por ejemplo, le regaló a su esposa un carro Bentley de $200,000 poco antes de ir a prisión. Los federales luego incautaron el automóvil y los fiscales calificaron el obsequio como algo “totalmente inapropiado”.