COLUMNA | América corporativa: tienen un historial terrible con la diversidad

Las continuas protestas sobre brutalidad policial han forzado importantes conversaciones sobre raza e igualdad en los lugares de trabajo

SHARE COLUMNA | América corporativa: tienen un historial terrible con la diversidad
1212973471.jpg.jpg

Getty

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

La emoción por mi primer día de trabajo como empleada de tiempo completo en los periódicos no duró mucho.

Se suponía que era una gran promoción de mi estatus de trabajo a medio tiempo. Pero una hora luego de mi primer turno como asistente de edición (no en este periódico) en 1996, un editor vino y me dijo que mi salario sería $5,000 menos anualmente de lo que se había acordado.

El pago se asigna por niveles, me dijo el editor. La compañía no le daría un aumento significativo a mi sueldo de medio tiempo. No importa que durante meses había estado cumpliendo con los deberes de mi nuevo trabajo y lo había hecho bien.

El mensaje era claro: tómalo o déjalo.

¿Qué opción tuve? Había rechazado un trabajo en un periódico de la competencia después que me ofrecieran mi gran promoción.

En los años siguientes vi a muchos hombres obtener aumentos salariales sustanciales. Dos veces, los editores hablaron sobre los niños que esos hombres estaban criando o planeaban tener, como si eso justificara sus aumentos salariales. En ese momento, esos hombres eran casi todos blancos, por cierto. La diversidad no era una fortaleza.

Cuento esto porque estamos al borde de un ajuste de cuentas con esa América corporativa. Las continuas protestas sobre la brutalidad policial han generado importantes conversaciones sobre raza e igualdad en los lugares de trabajo.

Los directores corporativos deben analizar detenidamente cada trabajo en sus empresas, desde puestos de mantenimiento hasta los niveles ejecutivos y evaluar sus prácticas de contratación y el trato a sus empleados.

El codirector ejecutivo de Ariel Investments, Mellody Hobson, que es afroamericano, tiene algunas buenas ideas sobre cómo hacer que las empresas sean más diversas.

“Entonces, hagámoslo acerca de las ganancias de la empresa”, le dijo a la revista Chief Investment Officer. “No te voy a dar todo tu bono si tu equipo no es diverso. Podrías ser el mejor en su clase en todo lo demás, pero si tu equipo no es diverso, estás perjudicando a nuestra empresa u organización y no podemos ser geniales”.

Las personas de color y las mujeres ni siquiera están cerca de llegar a su parte del pastel que es lo suficientemente grande para todos. Los trabajos en las corporaciones aún son difíciles de encontrar. Obtener el mismo salario que los hombres anglosajones es igual de difícil. La investigación muestra, como un punto negativo, que las mujeres de color son las más afectadas.

En demasiadas empresas existe una cultura sexista o racista.

Esta semana, el editor en jefe de la revista Bon Appétit, Adam Rapoport, dejó la publicación después de que circulara en redes sociales una foto de él con la cara pintada de negro y otra otra de él y su esposa vestidos con un irónico estereotipo puertorriqueño, durante una fiesta de Halloween hace varios años.

Empleados actuales y antiguos colaboradoresde la revista comenzaron a discutir públicamente sobre la discriminación racial que veían en esas imágenes. La editora asistente de alimentos, Sohla El-Waylly, dijo en Instagram que no le pagaban por los videos populares que la revista distribuía en YouTube, pero a sus colegas blancos sí.

Bon Appétit es propiedad de Condé Nast. La compañía periodística está dirigida en parte por la legendaria e influyente de editora de moda, Anna Wintour. Ella es editora en jefe de Vogue, directora artística y asesora de contenido global de Condé Nast.

Wintour y Vogue tienen un historial terrible en lo relacionado a la diversidad, y Wintour se disculpó con sus empleados en un correo electrónico enviado el miércoles. Estoy ansiosa por ver cuánto realmente trabajará para eliminar el racismo estructural en Condé Nast.

La agencia Associated Press recientemente analizó las prácticas de contratación de algunas populares e importantes compañías estadounidenses que hablan en este momento crucial de estar con los afroamericanos, pero que no llegan a contratarlos.

Menos del 3% de los ejecutivos, directores y gerentes de Microsoft son negros, informó AP. En todas sus empresas filiales, incluidos los trabajadores de tiendas y de almacén, ese número aumentó un 4% hasta el 4.4%.

En Amazon, Jeff Bezos se presenta como un defensor de las causas liberales. Dándole algo de crédito hay que decir que más del 60% de sus trabajadores de almacén y entrega en la mayoría de las ciudades son personas de color, según un análisis de AP. Pero las condiciones de trabajo en algunos de sus almacenes son malas o peligrosas. ¿Qué va a hacer al respecto? Mi suposición: lo menos posible.

La industria de los periódicos apenas hizo grandes avances en la contratación de minorías en la década de los 90 y a principios de la década del 2000. Algunas veces escuché al personal de la sala de redacción y a los editores hablar sobre ciertos puestos designados extraoficialmente como “contrataciones de minorías”.

Los editores, la mayoría de ellos excelentes profesionales, volverían a contratar personas con las que se sintieran cómodos, personas que se parecieran a ellos. No pudieron ver, o se negaron a ver, lo que ocurría afuera. Para una mujer o persona de color, el tiempo lo era todo.

Aún así, hubo algún progreso. Pero todo eso se perdió en gran medida durante la Gran Recesión.

Aquí estamos ahora, en otra recesión. En todo Estados Unidos, la recuperación debe verse diferente esta vez.

Marlen García es miembro de la Junta Editorial de Sun-Times.

The Latest
Since Morel made his MLB debut last week, he’s played four different defensive positions: third base, second, shortstop and center field.
Travis Cook, 53, faces a count of first-degree murder in the stabbing of a 43-year-old man on Monday at the Clinton Street station, Chicago police said.
At first, the group was mainly concerned with marksmanship. It later played a relatively constructive role regarding safety-minded gun ownership restrictionsm before turning into a rigid politicized force.
Cubs manager David Ross also provided more information on Caleb Kilian’s timeline for a big-league call-up.
To Cubs fans, the network has had negative connotations since its inception, created as an additional revenue stream. After it removed critical commentary from “The Reporters” on Sunday, Marquee now has a credibility problem.