clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Los Cubs juegan cada partido de esta temporada como si fuera su última juntos

Nada está garantizado esta temporada y mientras los equipos intentan lidiar con una pandemia global, las cosas pueden cambiar en cualquier momento. Con eso en mente, los Cubs se aseguran de mantener las cosas en perspectiva mientras intentan aprovechar al máximo el resto de esta temporada.

Tony Dejak/AP

Read in English

El jugador de primera base Anthony Rizzo juega un papel vital no sólo en la ejecución en el campo de los Cubs, sino también en la presencia y moral del equipo.

Este líder-vocero de los Cachorros entiende que la forma en que impone su tono tiene un efecto importante en la energía general del equipo. Ya sea que se trate de lucir sus cadenas de oro después de pegar un jonrón, o felicitar a los muchachos después de una gran jugada, su presencia es el latido del corazón en la casa club de los Cubs.

Si le preguntas a cualquier jugador de los Cachorros, te dirán que Rizzo siempre ha sido así. Pero las circunstancias únicas de este año lo han hecho más consciente de lo que se espera de él y reflexivo ante lo desconocido.

“No voy a rehuir esto: este podría ser nuestro último año juntos”, dijo Rizzo. “Creo que todos lo sabemos, especialmente con la situación del juego y quién sabe qué va a pasar. Esta podría ser nuestra última carrera con todos nuestros jugadores principales. Este podría ser mi último año, ¿quién sabe? Así que estoy disfrutando cada segundo”.

Se ha hablado hasta el cansancio sobre la energía que tienen estos Cubs y eso se puede apreciar con un vistazo rápido al dugout y al bullpen del equipo. Sin duda, tener esas experiencias ha jugado un papel importante en el inicio histórico de esta temporada de los Cubs.

Tiene sentido que jugadores como Rizzo, Kris Bryant, Javy Báez y el resto del núcleo de los Cubs se hayan encargado de crear su propia energía. Rizzo reconoció que cuando eran jóvenes, admiraban a personas como al gerente David Ross y otros de los que han aprendido.

Ahora son ellos en quien sus compañeros de equipo más jóvenes, como Nico Hoerner y otros, pueden apoyarse.

“No sé si alguien está intentando hacer algo más. No creo que nadie esté tratando de ser alguien que no es”, dijo Bryant. “Creo que todos estamos tratando colectivamente de divertirnos más porque este año es lo que es. Es muy diferente”.

“Las circunstancias en las que estamos jugando son muy diferentes. Entonces, creo que es importante que tengamos un grupo divertido que salga y se divierta en la banca... Creo que lo hemos usado a nuestro favor y tenemos un grupo perfecto para lograr ese tipo de atmósfera”.

Ross dijo a principios de la temporada que los jugadores tienen poca o ninguna interacción con personas fuera del estadio, lo que ha hecho que valga la pena todo el tiempo de convivencia con sus jugadores. Que los Cubs hayan creando un ambiente que no solo los ayude a ganar, sino también donde los jugadores se sienten cómodos expresándose y sintiéndose comprometidos, ha sido muy útil en un año tan particular como este.

Nada está garantizado esta temporada y mientras los equipos intentan lidiar con una pandemia global, las cosas pueden cambiar en cualquier momento. Con eso en mente, los Cubs se aseguran de mantener las cosas en perspectiva mientras intentan aprovechar al máximo el resto de esta temporada.

“Cuando los tiempos se ponen difíciles, y obviamente que he pasado por otros momentos difíciles antes, empiezas a apreciar de nuevo todas las pequeñas cosas que quizás antes dabas por hechas”, dijo Rizzo. “Soy una víctima de eso. Estoy seguro de que todos ustedes son víctimas de esto, pero es la alegría del juego lo que estamos reviviendo ahora mismo”.

“Creo que realmente estamos demostrando que básicamente estamos jugando béisbol como si fuera un torneo de verano en la secundaria. Así es como nos sentimos, como si estuviéramos saliendo a jugar béisbol sin preocuparnos si alguien está bateando .500 o si alguien está bateando por debajo de .200. Es sólo eso, ganemos, apoyémonos y sigamos adelante.”