COLUMNA: Los mejores atletas de Estados Unidos están de pie, haciendo un llamado a la justicia

A pesar de las manifestaciones multirraciales en todo el país contra la violencia policial contra los afroamericanos, los horrores continúan.

SHARE COLUMNA: Los mejores atletas de Estados Unidos están de pie, haciendo un llamado a la justicia
APTOPIX_Magic_Bucks_Basketball.jpg

AP Photos

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Los mejores atletas de Estados Unidos están de pie, exigiendo justicia en un momento crítico.

A pesar de las manifestaciones multirraciales sin precedentes en todo el país, que protestan contra la violencia policial contra los afroamericanos, los horrores continúan.

La semana pasada, un policía de Kenosha, Wisconsin, le disparó siete veces en la espalda a Jacob Blake. A medida que aumentó la ira, algunas de las protestas se vieron empañadas por vandalismo y saqueos. Ahora los grupos armados de derecha están aumentando las tensiones. En Kenosha, dos manifestantes fueron asesinados y uno herido por un partidario de Trump, de 17 años, que llevaba ilegalmente un rifle de asalto.

Fue en medio de esa olla hirviendo que se pusieron de pie los basquetbolistas profesionales de la NBA, forzando la suspensión de los playoffs, para apoyar el llamado a la justicia. Su ejemplo fue recogido por otros: la WNBA, jugadores de béisbol, campeones de tenis como Naomi Osaka y otros tantos.

Esto requiere valor. A los grandes atletas se les enseña a concentrarse en su deporte y a ignorar su poder en la cultura. Los propietarios, agentes, gerentes y fanáticos los ven como parte del entretenimiento y no como ciudadanos o líderes.

Ahora los mejores atletas de Estados Unidos están de pie, llamando a este país a cambiar. Saben que enfrentarán críticas y abusos. Saben que están arriesgando sus carreras y su forma de ganarse la vida.

Sin embargo, los dones, la disciplina y las habilidades que Dios les ha dado como grandes atletas, contribuyen a su capacidad de liderazgo. En el Antiguo Testamento de la Biblia, el pequeño David perfeccionó su habilidad con una resortera. Cuando una horda opresiva liderada por un gigante llamado Goliat amenazó al pueblo hebreo, David dio un paso al frente y arrojó la piedra que mató al gigante y salvó a su pueblo.

Cuando LeBron James, Dwayne Wade, Chris Bosh y los jugadores del Miami Heat se levantaron en respuesta a la muerte de Trayvon Martin, los estadounidenses de todo el país tomaron nota. Lo mismo ocurre ahora, cuando los atletas se enfocan en los casos de brutalidad de Breonna Taylor, George Floyd, Jacob Blake y de otros nombres.

Conocen los riesgos, pero también saben que cuando salen de la cancha o del campo de juego y regresan con sus familias, son vistos como sólo otra persona negra más por la policía, y deben preocuparse por proteger a sus hijos e hijas, hermanas y hermanos, o incluso a ellos mismos. Tanto Sterling Brown de los Milwaukee Bucks como Thabo Sefolosha de los Houston Rockets fueron víctimas de la anarquía policial.

Aquí el ejemplo y el liderazgo de LeBron James ha sido fundamental. Los atletas de todo el mundo lo admiran. Cuando LeBron usa su plataforma para hablar, incluso frente a los insultos del presidente y de otros, establece un tono y un ejemplo para los demás. En mi opinión, usa sus dones y su plataforma de manera muy responsable porque su forma de agradecerle a Dios es sirviendo a los demás.

El Dr. Martin Luther King Jr. usó sus dones y su plataforma para cambiar una cultura. Hoy, los atletas están usando su compromiso para hacer que este país vuelva a la normalidad.

Los grandes atletas a menudo han sido pioneros. Cuando el campeón de peso pesado Jack Johnson se enfrentó a las costumbres sociales arbitrarias y con prejuicios raciales, impactó la cultura. Cuando Joe Lewis derrotó a Max Schmeling, aporreó toda la teoría nazi y la ideología racista. Cuando Jesse Owens se convirtió en el hombre más rápido del mundo en los Juegos Olímpicos de Berlín, Adolf Hitler no le dio la mano, pero cuando Owens volvió a casa, me dijo que el presidente Roosevelt tampoco lo hizo. Jackie Robinson rompió la barrera racial en el béisbol y cargó con las cicatrices físicas y psicológicas de hacerlo.

En el apogeo de su carrera, Muhammad Ali se convirtió en crítico de conciencia a la Guerra de Vietnam y pagó el precio con años robados de su carrera. Todo atleta debería estar agradecido con Curt Flood por poner fin a la cláusula de exclusividad y ganar para los atletas el derecho a la agencia libre, para negociar el mejor trato posible. Colin Kaepernick lanzó su campaña pacífica contra el asesinato policial de personas negras hace cuatro años, y eso le ha costado su carrera.

Los atletas tuvieron que dejar de trabajar, como de costumbre, para llamar la atención. Han participado de intensas reuniones para saber cómo pueden ser más efectivos. Entienden que los asesinatos no pueden continuar; el sistema debe cambiar. Están pidiendo a otros que se unan a ellos. Están arriesgando su tiempo y sus recursos. Ahora han convencido a los propietarios de la NBA para que conviertan sus estadios en lugares de votación donde la gente pueda votar con más seguridad en las elecciones.

Sus acciones ya han surtido efecto. Es demasiado fácil para los políticos cínicos y para los grupos de poder desviar la atención hacia los excesos de quienes protestan, tratando de olvidar la injusticia. Los jugadores han hecho que nuestra atención vuelva a centrarse en la injusticia y en la demanda central del movimiento Black Lives Matter. Por eso, merecen nuestro respeto y nuestro apoyo.

Envíe sus comentarios a: letters@suntimes.com

The Latest
Both the officer and the suspect were seriously wounded. The shooting June 5 was the third time a law enforcement officer in Chicago had been hit by gunfire in a span of days.
It’s unclear if Griffin will continue his heavy spending in Illinois politics after he and his Citadel hedge fund have packed up and left for Miami. But what was obvious was that his latest big bet on elections in this state was a big failure, up and down the ballot.
Prosecutors are seeking at least 25 years in prison for R. Kelly, who was convicted of sex trafficking last year in New York.
The race in the fall could overturn Democrats’ dominance of the state’s highest court.
Recent success for jumbos since the perch season reopened lends some immediate hope, long-term look is not as exciting; plus the Stray Cast.