clock menu more-arrow no yes

Filed under:

COLUMNA: La pandemia no impide que los estudiantes de último año planifiquen su vida después de la secundaria

Incluso, con la incertidumbre sin precedentes creada por esta pandemia, los dedicados consejeros pudieron apoyar a nuestros estudiantes para que casi todos ellos pudieran crear sus planes.

Read in English

Me siento reflejada en la estudiante Quamasia.

Una ambiciosa y apasionada graduada de la secundaria Richards Career Academy acaba de iniciar la universidad con una beca completa, con la esperanza de convertirse en maestra de inglés de secundaria y directora de escuela.

El ciclo escolar pasado, siendo estudiante del último año, ella se destacó en mi Consejo Asesor de Estudiantes por su compromiso con la defensa de los derechos de los estudiantes. Ella equilibró esa responsabilidad junto con una rigurosa cantidad de cursos y un trabajo en un restaurante de comida rápida, pero se graduó como la mejor de su clase.

Todo durante una pandemia.

Aunque muchos jóvenes se enfrentan a desafíos sin precedentes en este momento, soy optimista no sólo por ella, sino también por el 97.5% de los jóvenes que presentaron un sólido plan post-secundario en el programa ‘Aprender. Planear. Tener Éxito’. (Learn.Plan.Succeed)

Además de celebrar las graduaciones con el primer desfile de automóviles y el primer semestre en línea, la Generación 2020 también fue el primer grupo de estudiantes en graduarse teniendo que cumplir con este requisito.

‘Aprender. Planear. Tener Éxito’, presentado en 2017, tiene la intención de garantizar que cada estudiante mantenga conversaciones importantes con adultos, en su escuela, que puedan ayudarlos a crear un plan para después que terminen la secundaria, ayudándoles a trazar un exitoso camino hacia el futuro.

Los resultados son alentadores: casi todos los estudiantes de la Generación 2020 se graduaron con un plan de este tipo.

Una buena orientación para después de la high school es parte de nuestra responsabilidad en CPS. Es algo que todo estudiante necesita y merece. También es una cuestión de equidad, porque algunos de nuestros estudiantes no cuentan con el apoyo en casa que necesitan para evaluar completamente sus oportunidades después de terminar sus estudios.

A pesar de la “controversia” generada cuando se lanzó el programa en 2017, está claro que ‘Aprender. Planear. Tener Éxito’ ha sido más importante que nunca durante esta pandemia.

La iniciativa nunca tuvo la intención de ser una barrera para la graduación y los datos muestran que de hecho no lo fue. Incluso, con la incertidumbre sin precedentes creada por esta pandemia, los dedicados consejeros pudieron apoyar a nuestros estudiantes para que casi todos ellos pudieran crear sus planes.

Trabajos, servicio militar, aprendizaje

Una característica importante de ‘Aprender. Planear. Tener Éxito’ es que enseña todas las opciones que tienen, además de la universidad. La educación superior sigue siendo la estrella que guía a nuestro distrito escolar, pero sabemos que una sola opción no funcionará para todos los estudiantes, especialmente durante estos tiempos inciertos. Muchos de nuestros recién graduados son ahora estudiantes universitarios de primer año, pero otros están siguiendo un programa de capacitación laboral, tomando un “año sabático” o ingresaron al servicio militar.

Saber que miles de jóvenes están bien posicionados para convertirse en los futuros líderes de nuestra ciudad es sumamente alentador. Pero la verdad es que todos y cada uno de estos graduados todavía enfrentan barreras para el éxito. Cada año, demasiados de nuestros graduados, especialmente aquellos que serán los primeros en su familia en llegar a la universidad, terminan sin inscribirse por varias razones. Es una tendencia conocida con la expresión (en inglés) “summer melt”.

La pandemia y sus dificultades económicas hicieron que este año esa situación fuera una gran preocupación para CPS.

Este año lo abordamos de frente, con apoyo, estímulo y orientación adicionales. Nos asociamos con la organización Thrive Chicago para conectar a un coordinador de transición con más de 11,000 recién graduados durante el verano para brindarles una dirección especializada basada en sus propias circunstancias individuales.

Algunos estudiantes necesitan un mentor que los anime. Otros pueden necesitar ayuda con gastos en los que usted o yo no pensaríamos dos veces. El precio de los libros o un boleto de autobús al campus no debería ser una barrera insuperable para la universidad para nuestros graduados.

Así que la fundación de nuestro distrito escolar, Children’s First Fund, lanzó un programa de micro-becas de $150,000 que otorgó a 350 graduados el dinero para cubrir las cuotas de inscripción y otros gastos pequeños pero esenciales.

Todos estamos navegando en un mundo que no podríamos haber imaginado hace tan solo unos meses, y todos nos enfrentamos a una incertidumbre real sobre el futuro. Para nuestros egresados, que apenas están comenzando una de las transiciones más significativas de sus vidas, la incertidumbre es aún más pronunciada.

Aunque me preocupan los desafíos que enfrentarán nuestros estudiantes, me alegra saber que muchos de ellos ya han recibido apoyo para planificar la siguiente fase de su vida. Porque con el apoyo adecuado, nada, ni siquiera una pandemia, impedirá que la Clase 2020 convierta sus diplomas en sueños.

Janice K. Jackson es la Directora Ejecutiva de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS). Síguela en Twitter: @JaniceJackson