clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Grupos defensores de los inmigrantes exigen quitarle fondos a ICE y a la policía

“Indocumentados, sin miedo”, coreaban muchos, mientras que otros proclamaban “Black Lives Matter” en español e inglés.

Ashlee Rezin Garcia/Sun-Times

Read in English

Semanas después de presionar al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) para que elimine su polémica “Academia de ciudadanos”, el martes los grupos de defensa de los derechos de los inmigrantes se manifestaron en el centro, exigiendo quitarle fondos a la agencia federal y a la policía local.

Las organizaciones marcharon desde la oficina de campo de ICE hasta el Federal Plaza, donde llevaron a cabo su taller “Academia del pueblo”, explicando la historia de ICE y expresando su apoyo a la creación de un Consejo Civil de Responsabilidad de la Policía que tendría el poder de contratar y despedir al Superintendente de la Policía, crear políticas de seguridad, investigar las denuncias de mala conducta de los oficiales y establecer un presupuesto.

Los activistas querían celebrar la “Academia del Pueblo” frente a la oficina de campo de ICE, en el 101 W. Ida B. Wells Dr., pero no había suficiente espacio en la acera para la multitud que se congregó.

Gabriel Montero, de la Alianza de Chicago contra la Represión Política, dijo a otros asistentes al mitin que un Consejo Civil de Responsabilidad de la Policía (CPAC por sus siglas en inglés) ayudaría a quitarle fondos al Departamento de Policía de Chicago.

“El fin de la supremacía blanca requiere que la policía esté bajo el control directo de las comunidades negras y latinas, punto”, dijo Montero.

Durante la manifestación, los activistas empujaron un carro alegórico que mostraba a Robert Guadian, director de la oficina local de ICE en Chicago.

“Indocumentados, sin miedo”, coreaban muchos, mientras que otros proclamaban “Black Lives Matter” en español e inglés.

La “Academia de ciudadanos” de ICE tenía originalmente programado comenzar el martes, pero la agencia anunció recientemente que pospondría su inicio hasta el próximo año debido a la pandemia de coronavirus.

ICE había explicado que su “Academia de ciudadanos” seguiría el modelo de otras academias creadas para enseñar sobre la aplicación de la ley e incluye una descripción general de la historia de inmigración, una demostración de la capacitación que atraviesan los oficiales de inmigración, un recorrido por una cárcel de inmigrantes detenidos e información sobre la división que supervisa los vuelos donde deportan a las inmigrantes.

Pero muchas organizaciones cuestionaron la creación de esa “Academia de ciudadanos” como un ejemplo de supremacía blanca, alegando que generaría aún más miedo entre los inmigrantes.

Aunque la academia, que iba a tener seis semanas de duración, se pospuso, muchos todavía están preocupados por el reciente aumento de las tarifas de algunas solicitudes de inmigración y por las redadas de ICE, dijeron activistas.

Sara Zaleta, organizadora del United Workers’ Center, dijo que sabe de al menos seis redadas en el lado sureste de Chicago que se hicieron durante el último año. Describió que muchos de los detenidos era residentes que retornaban a sus casas o iban al trabajo cuando fueron detenidos por agentes de Inmigración.

“ICE ha aterrorizado a nuestras comunidades desde que fue creado”, dijo Zaleta en español. “Y esto continúa hasta hoy”.

Esmeralda Montesinos, del Brighton Park Neighborhood Council, dijo que las comunidades negras e inmigrantes deben seguir uniéndose y dialogar, ya que ICE se involucra en tácticas similares a las de la policía local. La “Academia del pueblo” del martes fue el último llamado a la unidad entre negros y latinos, tras las protestas a raíz de la muerte de George Floyd.

“Sabemos que el sistema que trabaja para desaparecer, desempoderar y criminalizar a los inmigrantes tienen las mismas raíces de supremacía blanca que la policía, que desaparece y criminaliza a nuestras comunidades negras, latinas e inmigrantes”, dijo Montesinos.

Los reportajes de Elvia Malagón sobre justicia social y desigualdad en ingresos son posibles gracias a una subvención del Chicago Community Trust.