clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Chicago flexibiliza las restricciones en restaurantes y permitirá beber dentro de barras

Cuando las nuevas reglas entren en vigencia, el jueves, 1 de octubre a las 5 a.m., la capacidad de los restaurantes aumentará del 25% al 40%.

Christian Trezvant (left) and other customers chat and drink at The Green Lady tavern in Lake View on Wednesday, June 17, 2020. Pat Nabong/Sun-Times

Read in English

Los restaurantes podrán atender a más clientes en el interior, y la gente podrá volver a beber dentro de los bares, bajo las reglas más flexibles anunciadas por la Municipalidad el lunes.

Los asientos en el interior de los restaurantes de Chicago se habían limitado al 25% de su capacidad. Cuando las nuevas reglas entren en vigencia, el jueves, 1 de octubre a las 5 a.m., esa capacidad aumentará al 40%, aunque se mantendrá el límite de seis personas por mesa y 50 personas por espacio cerrado.

Los bares que sirven alcohol pero no comida podrán volver a servir a los clientes en su interior, pero al 25% de su capacidad o un máximo de 50 personas, lo que sea menor. Los clientes están limitados a permanecer un máximo de dos horas y deben estar sentados; no se permite hacer pedidos en la barra para llevar.

“Estamos entusiasmados con las restricciones que estamos levantando hoy porque marcan un progreso. Si empezamos a ver que las cosas van en la dirección incorrecta, es posible que tengamos que retroceder”, dijo el lunes la Comisionada de Salud de Chicago, Dra. Allison Arwady, en conferencia de prensa.

Al anunciar los cambios, la alcaldesa Lori Lightfoot reconoció que “nuestras empresas han sido devastadas por COVID-19” y elogió la “cooperación de toda la ciudad” y de las empresas por haber evitado que Chicago viera “un gran aumento en los casos” a medida que reabría lentamente.

Sí hubo una excepción: el aumento de contagios entre los jóvenes, después de que se flexibilizara las restricciones para el consumo de alcohol en espacios cerrados en junio llevó a que las reglas se endurecieran nuevamente en julio.

La nueva regla de capacidad del 40% también se aplicará a “gimnasios, servicios personales, tiendas minorista no esenciales y todos los demás establecimientos” que, como los restaurantes, fueron limitados al 25%.

Los bares podrán vender alcohol hasta la 1 a.m. y permanecerán abiertos hasta la 1:30 a.m. Las licorerías y tiendas de abarrotes que venden alcohol para llevar, sin embargo, deben operar hasta 9 p.m.

Aunque los restaurantes han sido impactados por la pandemia, han tomado “todas las precauciones” posibles para proteger a sus clientes y empleados, dijo Sam Toia, presidente de la Asociación de Restaurantes de Illinois. Las restricciones reducidas “dan a los restaurantes y bares en dificultades la oportunidad de ver la luz al final del túnel”, agregó, instando al gobierno federal a dar un paso al frente y ayudar a la industria de los restaurantes como ha ayudado a las aerolíneas.

A pesar de la flexibilización de las restricciones, los habitantes de Chicago aún deben seguir otras pautas de salud pública, dijo Arwady. Eso incluye “usar cubrebocas, mantener el distanciamiento social, lavarse las manos con frecuencia y quedarnos en casa cuando estamos enfermos, o corremos el riesgo de retroceder y experimentar otro aumento en los casos”, según un comunicado de prensa de la oficina de la alcaldesa.

“Como saben, no estamos por encima de los 200 nuevos casos por día. Estamos tomando decisiones de una manera cuidadosa y eso nos permitirá seguir avanzando”, dijo Arwady.

Otros cambios afectan a las clases en gimnasios y programas extracurriculares; se les permitirá aumentar las clases en persona de 10 a 15 personas. Y en los salones y peluquerías se permitirán tratamientos faciales, cortes de barba y otros servicios personalizados para los cuales los clientes pueden quitarse los cubrebocas, aunque los empleados deberán mantenerlo y completar el servicio en un máximo de 15 minutos.

“Seguimos viendo nuevos casos y hospitalizaciones todos los días. La gente todavía está muriendo de COVID-19 ”, dijo Lightfoot al anunciar la flexibilización de las restricciones. “Así que tenemos que ser diligentes y asegurarnos de hacer todo lo posible para responder a este horrible virus”.

Lightfoot dijo que también se implementarán otras reglas en restaurantes, bares y otros negocios:

• Los clientes deben permanecer con cubrebocas excepto cuando realmente comen o beben.

“Sé que este requisito es un dolor en el trasero. Seamos francos al respecto”, dijo Lightfoot. Pero “es importante para protegerte y proteger a la persona que atiende tu mesa”.

Arwady agregó: “Todavía hay mucho COVID en Chicago y el hecho es que… no hemos descubierto una manera de comer a través del cubrebocas”.

• Los bares que no sirven comida deben trabajar asociados con un restaurante para que la comida esté disponible, por ejemplo, entregando menús y permitiendo la entrega en el bar.

• Los restaurantes y bares deben conservar direcciones de correo electrónico y / o números de teléfono de todos los clientes para permitir el rastreo de contactos, por si fuera necesario.

• Se debe proporcionar desinfectante de manos en la entrada.

Arwady dijo que la tasa de casos positivos en la ciudad debe mantenerse por debajo del 5% para avanzar en la flexibilización de las restricciones. Durante las últimas dos semanas, la ciudad ha tenido una tasa de casos positivos del 4.3%.

El Departamento de Salud hará un seguimiento de los indicadores clave y volverá a imponer restricciones si fuera necesario, dijo Arwady.

“Ahora es el momento de duplicar las acciones que sabemos que funcionan, no de relajarnos”.

Otros 13 muertos por COVID en Illinois

Funcionarios de Salud del estado de Illinois dijeron el lunes que otras 1,709 personas dieron positivo al coronavirus y confirmaron 13 muertes más.

Los casos se confirmaron tras la realización de 41,142 pruebas presentadas al estado, según el Departamento de Salud Pública de Illinois.

El número de muertos en Illinois llegó a 8,614. El promedio de casos positivos, en relación a las pruebas que se hacen en todo el estado a diario, se mantiene en 3.7%, confirmaron los funcionarios de Salud.

Contribuyó: David Struett