clock menu more-arrow no yes

Filed under:

¿Regresarán pronto los alumnos de CPS a sus escuelas? Lightfoot dice: ‘todavía no’

La alcaldesa dijo el lunes que la ciudad no está lista para traer de regreso a los 300.000 estudiantes del distrito a clases en persona.

Chicago Mayor Lori Lightfoot tours Dr. Martin Luther King, Junior Academy of Social Justice in Englewood on the first day back to school Tuesday morning, Sept. 8, 2020. | Pat Nabong/Sun-Times
Chicago Mayor Lori Lightfoot tours Dr. Martin Luther King, Junior Academy of Social Justice in Englewood on the first day back to school Tuesday morning, Sept. 8, 2020. | Pat Nabong/Sun-Times
Pat Nabong/Sun-Times

Read in English

Las condiciones de salud pública aún no han mejorado hasta un punto que permita a los estudiantes de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés) regresar a las aulas en noviembre, como esperan algunos funcionarios, dijo el lunes la alcaldesa Lori Lightfoot.

A pesar de los desafíos que el aprendizaje remoto representa para 300,000 estudiantes y 30,000 maestros y personal de apoyo, los funcionarios de la Municipalidad y CPS han dicho que las consideraciones sanitarias serán la principal prioridad para tomar la decisión de reanudar las clases con asistencia.

“Creo que tenemos que ver un mayor progreso para que podamos tener una conversación sobre el aprendizaje en persona”, dijo la alcaldesa en una conferencia de prensa vespertina en la que anunció una flexibilización de las restricciones a la capacidad para ofrecer servicios al interior de bares y restaurantes. “Todavía no hemos llegado a ese punto”.

“No quiero especular sobre las posibilidades. Es algo en lo que nos enfocamos todos los días y haremos un anuncio relativamente pronto porque tenemos que darles a los padres y a la comunidad escolar el tiempo suficiente para adaptarse si vamos a hacer un cambio. Pero todavía no hemos llegado”.

Lightfoot dijo que hay varios factores a considerar, incluidos el caso de los estudiantes y del personal en situación vulnerable y la voluntad de los trabajadores de regresar a los edificios durante una pandemia. La alcaldesa y la Comisionada de Salud Pública, la Dra. Allison Arwady, dijeron que se sienten alentadas por la dirección que están tomando las métricas de COVID-19 que están monitorean, que incluye la estabilización de las hospitalizaciones y las visitas a emergencias.

Desde que la alcaldesa anunció el 5 de agosto su decisión de volver al aprendizaje remoto a tiempo completo en lugar del modelo híbrido que se había planeado para el sistema escolar, el promedio de nuevos casos, a siete días, aumentó de 280 a 299. La tasa de casos positivos frente las pruebas continuas en general se ha mantenido estable, ligeramente por debajo del 4.8% y situándose en este momento en 4.3%.

A pesar de que la ciudad también tiene ahora más casos diarios que cuando se implementaron las restricciones a bares y restaurantes, la alcaldesa insistió en que los funcionarios “se sienten lo suficientemente confiados” para eliminar las limitaciones de los asientos en interiores y todavía están pensando en reinstalar las clases con asistencia en persona en algún momento.

“Tengo la esperanza de que lleguemos más temprano que tarde porque sé que el aprendizaje a distancia es un desafío para todos los involucrados, especialmente para los estudiantes y sus padres”, dijo Lightfoot.

“Tenemos que pensar en la fuerza laboral, por supuesto. Tenemos que pensar en nuestros directores, maestros, personal de apoyo y en lo que significaría para ellos regresar al trabajo. ¿Qué significa para los miembros de la comunidad escolar que tienen más de 60 años y que tienen afecciones médicas subyacentes? ¿Tendremos la suficiente fuerza laboral para regresar a dar clases en persona?”

El Sindicato de Maestros de Chicago planteó la posibilidad de una huelga cuando CPS planeaba hacer que los niños regresaran a tiempo parcial, antes de que la Alcaldesa decidiera comenzar el año de forma completamente virtual.

El presidente de CTU, Jesse Sharkey, dijo en un comunicado el lunes que Lightfoot y CPS deben trabajar con el sindicato para mejorar el aprendizaje remoto “ahora que la alcaldesa Lightfoot se ha movido para reabrir bares y relajar las restricciones a gimnasios y salones de belleza”. Sharkey agregó que “existen numerosos códigos postales de Chicago, especialmente en comunidades vulnerables de negros y latinos que tienen alta población estudiantil, con tasas de casos positivos de dos dígitos”.

Sharkey dijo que regresar a las aulas antes de que sea seguro hacerlo “podría ser catastrófico” para la ciudad y sus comunidades escolares.

“No podemos dar prioridad a los bares y restaurantes sobre los niños negros y latinos y los estudiantes más vulnerables de nuestra ciudad, incluidos los estudiantes de educación especial y aquellos que requieren clases de inglés”, dijo Sharkey. “Una mayor socialización podría provocar un aumento más agudo, lo que dificultaría la reapertura de los edificios escolares”.