clock menu more-arrow no yes

Filed under:

La deslumbrante ‘Mulan’ cobra vida con gran éxito

El elenco internacional es nada menos que genial, liderado por la estrella cinematográfica Yifei Liu que es una heroína guerrera que rompe fronteras y desafía los estereotipos tanto para su tiempo como para el nuestro.

Read in English

Hermosa.

Incluso en la pantalla chica.

Sí, es una pena que el público estadounidense no pueda ver en el cine a “Mulan”, la espectacular película épica de acción en vivo de Niki Caro. Pero la buena noticia es que ésta es una película tan atractiva, con escenas asombrosas, acción fascinante y colores tan vibrantes que deslumbrarían a una fábrica de Crayola, la cual se verá muy bien en la pantalla de su hogar. Hay tantos tonos hermosos de naranja, magenta, azul y amarillo que es como si estuviéramos viendo esos colores por primera vez.

Aunque la versión 2020 de “Mulan” se adhiere a muchos de los puntos elementales de la trama del éxito animado de Disney de 1998 (basada en la leyenda china de Hua Mulan), no hay números musicales ni bromas sobre dragones, y la película gana su clasificación PG-13 a través de secuencias de violencia realistas, aunque bien estilizadas.

“Mulan” está ambientada en un período histórico/fantástico no especificado en la China de hace muchos siglos, con varias referencias temporales a diferentes épocas. La apertura se desarrolla principalmente dentro de una comunidad bulliciosa de viviendas redondas, también conocida como Fujian tulou, donde la joven Mulan (Crystal Rao, absolutamente encantadora) es un espíritu libre que infringe las reglas y que siempre se mete en problemas, como lo demuestra una secuencia de comedia frenética en el que persigue a un pollo en todas direcciones, terminando en el techo gracias a su prodigioso pero no entrenado chi, o fuerza vital/flujo de energía.

Hua Li, la madre de Mulan, (interpretada por la maravillosa Rosalind Chao), está mortificada por la personalidad salvaje de su hija. Mulan se está acercando a la edad en la que buscarán casarla y Hua Li se preocupa de que el casamentero del pueblo no pueda encontrar a nadie para una chica tan indisciplinada y poco tradicional. El padre de Mulan, Hua Zhou (el excelente actor veterano Tzi Ma), un héroe de guerra legendario, no puede evitar estar orgulloso de “la energía ilimitada de la vida misma que habla a través de cada movimiento”, pero cuando Mulan es un poco mayor (interpretada en esa etapa por Yifei Liu), le dice: “Tu chi es fuerte, Mulan, pero el chi es para los guerreros, no para las hijas”.

Esa no es una charla ociosa. El imperio está bajo el asedio de Bori Khan, un guerrero de Rouran, (interpretado por Jason Scott Lee), quien ha hecho un pacto con el diablo a través de la malvada bruja Xian Lang (Gong Li) y ha acumulado una multitud de facciones sedientas de sangre que invadieron China. El Emperador (Jet Li) ordena el reclutamiento obligatorio y decreta que un hombre de cada familia se una al ejército chino, pero el único hombre en la familia de Mulan es su padre, noble pero anciano y discapacitado, que seguramente será asesinado si se une a la batalla. (En ésta versión del cuento, Mulan tiene una hermana pequeña, Hua Xiu, interpretada por Xana Tang).

Ya sabes lo que pasa después. Mulan toma la vieja armadura de su padre y la espada que es herencia de la familia, se disfraza de hombre y se alista en el ejército. Siguen las secuencias de entrenamiento obligatorias, con Mulan haciendo todo lo posible para ocultar su identidad (hay una broma sobre que huele fatal porque, por supuesto, no puede bañarse con sus compañeros aprendices). Lo más destacado de esta sección es un enfrentamiento prolongado entre Mulan y el apuesto Chen Honghui (Yoson An), quien es ampliamente considerado como el mejor luchador del batallón, hasta que Mulan ya no puede disfrazar sus magníficas habilidades.

Con una partitura de película épica apropiadamente conmovedora que acompaña la acción, “Mulan” nos lleva a través de bosques de bambú de color verde brillante, pasando por montañas cubiertas de nieve hasta cañones que se extienden por el horizonte. Las escenas de interiores son igualmente impresionantes, por ejemplo, cuando estamos en el palacio de los emperadores en la ciudad imperial. ¡Y los disfraces! Ya sea que estés en el ejército chino o seas un secuaz de Bori Khan vestido de negro o un humilde aldeano o incluso el emperador, sin mencionar a nuestra héroe Mulan, estarás luciendo algunos atuendos realmente rudos y asombrosamente coordinados. Estas personas luchan por sus vidas con ESTILO.

La directora Caro sabe cómo poner secuencias de acción elaboradas y es igualmente experta en intercalar la comedia ligera con momentos dramáticos de mayor peso. A pesar de todo su realismo, “Mulan” también tiene algunos elementos mágicos y fantásticos, desde la hechicería de Xian Lang pasando por el enorme fénix que ocasionalmente se le aparece al personaje principal, hasta el estilo de lucha “wire-fu” de Mulan. El elenco internacional es nada menos que genial, liderado por la estrella cinematográfica Yifei Liu que es una heroína guerrera que rompe fronteras y desafía los estereotipos tanto para su tiempo como para el nuestro.