clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Un ‘Latin King’ de Indiana vinculado a 2 asesinatos confiesa que atacó a R. Kelly

El detenido atacó a R. Kelly porque las protestas de apoyo a R. Kelly provocaron cierres dentro de las instalaciones.

Read in English

Un miembro de la pandilla callejera “Latin Kings”, condenado por una conspiración que involucró dos asesinatos en el noroeste de Indiana en 1999, confesó en los registros judiciales esta semana haber sido el detenido que agredió el mes pasado a R. Kelly, el famoso cantante de R&B, en la cárcel federal de Chicago.

Jeremiah Shane Farmer, de 39 años, escribió que “el gobierno me hizo atacar” a R. Kelly y que lo hizo “con la esperanza de llamar la atención y salir en las noticias de todo el mundo para revelar” la supuesta corrupción gubernamental.

Los escritos de Farmer aparecen en un documento de seis páginas presentado el martes ante la Corte Federal de Apelaciones del Séptimo Circuito. Los registros muestran que Farmer se representa a sí mismo y todavía está detenido en el Centro Correccional Metropolitano (MCC), donde Kelly también permanece detenido. Los abogados que recientemente representaron a Farmer no respondieron a los mensajes en busca de comentarios.

Steve Greenberg, uno de los abogados defensores de Kelly, confirmó al Chicago Sun-Times que Farmer es el detenido que presuntamente atacó a Kelly. Un portavoz de la oficina del fiscal federal en Hammond, Indiana, se negó a comentar el caso.

Greenberg escribió en su presentación que el detenido atacó a R. Kelly porque las protestas de apoyo a R. Kelly fuera del MCC provocaron cierres dentro de las instalaciones.

La presentación de Farmer incluye un informe de una página del incidente de la Oficina de Prisiones sobre el ataque contra R. Kelly. Dice que el ataque ocurrió a las 9:45 a.m. del 26 de agosto, mientras un empleado de la prisión trataba de reunirse con Farmer en ese momento. El empleado escribió que Farmer “dejó la oficina en contra de mi orden de quedarse”. El empleado de la prisión lo siguió hasta que Farmer ingresó a una sección de la cárcel a la que no había sido asignado; luego escuchó un alboroto proveniente de una celda, según el reporte.

Cuando un oficial de la unidad abrió la puerta, el informe dijo que el empleado de la prisión vio a Farmer “que parecía estar encima de R. Kelly en la litera inferior de la celda”.

“El preso Farmer parecía estar golpeando al preso R. Kelly repetidamente en la cabeza y el torso”, escribió el empleado de la prisión.

R. Kelly ha estado encerrado durante más de un año mientras esperaba un juicio para responder por cargos de pornografía infantil y obstrucción de la justicia en Chicago, así como una acusación por crimen organizado en Brooklyn. Sus abogados han intentado durante meses sacarlo de la cárcel y Greenberg escribió en un expediente judicial a principios de esta semana que Kelly había sido atacado por otro detenido que tiene tatuada en la cara la frase “Fu** The Feds”.

Una fotografía de Farmer muestra muchos tatuajes en su rostro, incluidos los tatuajes de lágrimas. Se alega que Farmer dijo una vez que dos tatuajes de lágrimas de colores representaban a las personas que había matado, según consta en registros judiciales.

El empleado de la prisión usó gas pimienta para poner fin al asalto, según el informe. Farmer escribió en su expediente judicial que terminó en la unidad de vivienda solitaria del MCC después del ataque.

Farmer también afirmó que un profesional de salud mental en el MCC le dijo: “No quieres lastimar a R. Kelly, si lo hubieras querido ya lo habrías hecho”. Farmer escribió: “dijo que yo le faltaba el respeto” y le dijeron “hazlo entonces”. Fue entonces cuando dijo que “salió furioso” y atacó a R. Kelly, a pesar de que le dijeron que se detuviera.

Los registros muestran que Farmer fue condenado el año pasado por una conspiración de crimen organizado que involucró los asesinatos del 25 de junio de 1999 de Marion Lowry, de 74 años, y Harvey Siegers, de 67, en su negocio Calumet Auto Rebuilders, en Hammond. Los federales dicen que ambos hombres fueron asesinados a golpes de martillo.

La Policía de Hammond acusó y arrestó a Farmer por los asesinatos, según muestran los registros. Los fiscales han dicho que Farmer en esa época le preguntó a los detectives: “¿Crees que lo hice?” y preguntó si se trataba de un caso de pena de muerte.

“Quiero la inyección letal”, supuestamente habría dicho Farmer. “También puedo decir que soy culpable y terminar de una vez con esto”.