clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Kenosha pone fin al estado de emergencia y toque de queda

Las protestas estallaron horas después del tiroteo contra Blake, de 29 años, quien quedó inmóvil de la cintura para abajo.

Ashlee Rezin Garcia/Sun-Times

Read in English

La Municipalidad de Kenosha puso fin al toque de queda y estado de emergencia, una semana y media después de que estallaran los disturbios civiles en respuesta a que la policía le disparó a un hombre negro por la espalda en siete ocasiones.

El fin del toque de queda, vigente desde el 23 de agosto, cuando le dispararon a Jacob Blake, fue anunciado por el alcalde de Kenosha, John Antaramian. El anuncio se hizo un día después de que el presidente Donald Trump visitara esa ciudad del sur de Wisconsin y un día antes de la visita de Joe Biden, candidato presidencial demócrata.

“Después de consultar con las agencias de seguridad locales, he decidido que el toque de queda ya no es necesario”, dijo Antaramian en un comunicado enviado por correo electrónico. “Las últimas noches han sido relativamente pacíficas en la comunidad y, a juicio de las fuerzas del orden, es acertado eliminar el toque de queda.

“Sin embargo, la actividad delictiva no será tolerada y se realizarán arrestos si es necesario”, dijo Antaramian. “Tengo la esperanza de que no será necesario restablecer el toque de queda en un futuro cercano”.

Las protestas estallaron horas después del tiroteo contra Blake, de 29 años, quien quedó inmóvil de la cintura para abajo. Las protestas pacíficas de ese día fueron seguidas por daños masivos a la propiedad que dejaron automóviles y edificios quemados.

Las manifestaciones culminaron con el disparo letal de dos hombres el 25 de agosto, presuntamente a manos de Kyle Rittenhouse, un joven de 17 años, originario de Antioch, Illinois, que está formalmente acusado por esos asesinatos.