clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Lightfoot pide a los residentes que sean conscientes con las celebraciones de Año Nuevo mientras aumentan los casos de COVID-19

Con el aumento de las infecciones a niveles históricos, los habitantes de Chicago ‘tienen que hacer todo lo posible para asegurarse de que se protegen’, dijo la alcaldesa Lori Lightfoot.

People wait in line for a COVID-19 test at 1425 S Ashland Ave in University Village, Wednesday, Dec. 29, 2021.
La gente espera en la fila el miércoles para una prueba de COVID-19 en University Village.
Anthony Vázquez/Sun-Times

Read in English

La alcaldesa Lori Lightfoot está pidiendo a los habitantes de Chicago a ser “inteligentes” con sus celebraciones de Año Nuevo, ya que un aumento sin precedentes de los casos de COVID-19 agita la ciudad y el resto de Illinois.

Enfrentándose a las preguntas sobre su decisión de organizar un espectáculo de fuegos artificiales en el centro de la ciudad a lo largo del Río Chicago cuando el reloj marque la medianoche en 2022, Lightfoot dijo el miércoles que la última oleada de casos de coronavirus, que ha batido un récord, sólo llegará a su fin si los residentes siguen las precauciones básicas que ella ha estado impulsando durante casi dos años: enmascaramiento, distanciamiento, desinfectar, hacerse pruebas y, en particular, vacunarse.

“Este [aumento de casos] se duplica y duplica y duplica semana tras semana”, dijo la alcaldesa en una conferencia de prensa en el centro sobre los planes de seguridad para las vacaciones. “La gente tiene que ser inteligente, reconocer que la pandemia sigue con nosotros, que la variante Omicron es real y que tienen que hacer todo lo que puedan para garantizar que se protejan”.

“No voy a ser la madre y decirle a la gente lo que debe y no debe hacer”, continuó Lightfoot. “Pero sé lo que voy a hacer, que es casi lo mismo, asegurarme de que... si me reúno, sólo me reúno con gente que sé que está vacunada, particularmente reforzada. Y en las reuniones en las que estoy, en entornos sociales, estamos haciendo que la gente se haga una prueba para asegurarse de que no es positiva.”

Mayor Lori Lightfoot speaks at a Wednesday news conference.
La alcaldesa Lori Light habla durante una conferencia de prensa el miércoles.
Pat Nabong/Sun-Times

La alcaldesa animó a la gente a ver el espectáculo de fuegos artificiales desde casa en lugar de congregarse en el centro, pero dijo que el hecho de que sea un evento al aire libre debería aliviar las preocupaciones sobre la promoción de un evento de posible superdifusión.

El espectáculo continuará mientras más habitantes de Illinois dan positivo en las pruebas del virus. El Departamento de Salud Pública de Illinois informó de 21,098 nuevos casos en todo el estado, el segundo total más alto de la historia, sólo por detrás de las 21,131 pruebas positivas realizadas en Nochebuena.

El estado ha registrado un promedio de casi 16,700 casos nuevos cada día durante la última semana, lo que supera los más de 15,000 casos que se registraron en el punto más alto de la oleada del otoño pasado. La tasa promedia de positividad de siete días es del 9.1%, más alta que nunca desde que se introdujeron las vacunas.

Unos 3,825 habitantes de Chicago están dando positivo cada día. “Nuestros casos de COVID ahora mismo son más altos que nunca”, dijo Arwady.

Los hospitales se están llenando rápidamente como resultado. Un total de 5,471 camas estaban ocupadas por pacientes de COVID-19 en todo el estado hasta el martes por la noche, un aumento neto de 271 en un día y la mayor carga que los trabajadores de la salud han enfrentado desde el 2 de diciembre del 2020.

Ese número se acerca rápidamente a las peores noches de la oleada de otoño de 2020, cuando más de 6,100 pacientes con coronavirus fueron hospitalizados.

Y en un patrón que ya se ha reproducido cinco veces en Illinois desde que el COVID arrasó por primera vez el estado, las muertes están aumentando gradualmente. Aproximadamente 54 residentes con el virus han muerto cada día durante la última semana, en comparación con unos 17 por día la semana de Acción de Gracias.

Aunque los casos, las hospitalizaciones y las muertes también han aumentado entre las personas vacunadas, sólo representan una pequeña parte. La “gran mayoría” de los casos graves han afectado a personas no vacunadas, dicen las autoridades estatales.

Menos de una décima parte de los residentes que completaron su serie de vacunas iniciales han terminado en un hospital con COVID-19, y muchos menos han muerto. Las personas que han recibido un refuerzo son incluso menos propensas a tener síntomas graves.

“Nuestra oleada hospitalaria—no lo dude—está siendo impulsada por los habitantes de Chicago que no están vacunados”, dijo la Dra. Allison Arwady, Comisionada de Salud Pública de Chicago. “Tenemos que hacer todo lo posible para proteger nuestra capacidad hospitalaria”.

Casi una cuarta parte de los habitantes de Illinois que reúnen los requisitos necesarios siguen sin vacunarse.

Las dosis que salvan vidas son gratuitas en las farmacias de todo el país. La Municipalidad también ofrece citas gratuitas de vacunación a domicilio. Para más información, visite chicago.gov/city/es/sites/covid19-vaccine/home.html o llame al (312) 746-4835.