clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Las facturas de gas seguirán subiendo en Chicago

Lo que comenzó como un proyecto necesario para reemplazar las viejas tuberías de gas por razones de seguridad se ha convertido en un programa mucho más grande y costoso.

Peoples Gas workers installing a new natural gas pipe in Albany Park in 2019. The utility is replacing deteriorating gas pipes under a program that’s scheduled to take until 2040 to complete.
Trabajadores de Peoples Gas instalan una nueva tubería de gas natural en Albany Park en 2019. La empresa de servicios públicos está sustituyendo las tuberías de gas deterioradas en el marco de un programa cuya finalización está prevista hasta 2040.
Victor Hilitski / Sun-Times file

Read in English

Los clientes de Peoples Gas en Chicago pagaron un promedio de 131 dólares el año pasado por el masivo trabajo de reemplazo de tuberías, según un informe que presentó el martes.

Y esa cifra podría llegar a $174 para fines de este año si sigue aumentando al ritmo actual, dice un grupo de consumidores.

El costo adicional ascendió a aproximadamente el 11% de la factura de un cliente típico.

El Grupo de Investigación de Interés Público de Illinois, un grupo de defensa sin fines de lucro, dice que los consumidores ahora están pagando alrededor de 10 veces la estimación original de $1.14 por mes dada a la Legislatura de Illinois cuando aprobó una ley en 2013 que permite a la compañía de gas facturar a los clientes.

Y el trabajo está retrasado. Aproximadamente 51 millas de tuberías de gas deterioradas fueron reemplazadas el año pasado, menos de las 70 millas planeadas, según el informe trimestral que Peoples Gas presentó ante la Comisión de Comercio de Illinois.

El programa ha estado avanzando con dificultad durante más de una década. Originalmente fijado en $ 1.4 mil millones en 2007, podría terminar costando entre $8 mil millones y $11 mil millones para cuando el trabajo esté terminado en 2040.

Peoples Gas dijo que, aunque su estimación de costos original era demasiado baja, un programa más completo que está llevando a cabo ahora dará como resultado un servicio mejor y más seguro.

Illinois PIRG dice que lo que comenzó como un proyecto necesario para reemplazar las viejas tuberías de gas por razones de seguridad se ha convertido en un programa mucho más grande y costoso que también está moviendo el sistema de gas natural de baja presión a media presión.

El grupo dice que algunos de los vecindarios con mayor riesgo de tuberías viejas y con fugas tienen que esperar años mientras la empresa se concentra en la modernización general del sistema.

Y a medida que avanzan las décadas, dice, la tecnología mejorada podría significar que los consumidores no serán tan dependientes del gas natural cuando terminen el trabajo.

Peoples Gas, que sirve a Chicago, dice que el cambio a presión media hará que el sistema sea mucho más seguro e incluye válvulas de cierre automático para cada edificio que pueden detectar y prevenir problemas como las explosiones e incendios que afectaron a unas 40 casas en tres ciudades cerca de Boston en 2018. Un sistema de baja presión falló durante el trabajo de las tuberías ahí, y una persona murió y muchas otras resultaron heridas.

La compañía dice que intenta planificar su trabajo de reemplazo de tuberías para que coincida con los proyectos de otras compañías de gas, para que no sea necesario excavar las calles dos veces.

“Todavía creemos que la forma que lo estamos haciendo es un mejor trato para los consumidores”, dijo una portavoz, y agregó que la empresa también ha aumentado sus programas de asistencia financiera durante el año pasado.

El gobernador J.B. Pritzker ha pedido que se ponga fin a los cargos de facturación como el que permite a Peoples Gas cobrarle al cliente por las tuberías. Y la alcaldesa Lori Lightfoot y el Ayuntamiento de Chicago han pedido una supervisión estatal más estricta de los reemplazos de tuberías.