Abre el estadio Wrigley para el juego inaugural de los Cubs

Los funcionarios de la ciudad advirtieron que los estadios de béisbol podrían cerrarse nuevamente para los fanáticos si los casos siguen aumentando.

SHARE Abre el estadio Wrigley para el juego inaugural de los Cubs
Richie Garcia (center, in white jersey), 47, of Bridgeport, poses for a photo with friends outside Wrigley Field before the Chicago Cubs home-opener against the Pittsburgh Pirates.

Richie García (en el centro, con camiseta blanca), de 47 años, de Bridgeport, posa para una foto con sus amigos fuera del Wrigley Field antes del partido inaugural de los Chicago Cubs contra los Pittsburgh Pirates.

Ashlee Rezin Garcia/Sun-Times

El mejor lugar para cobertura bilingüe de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for bilingual coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

Miles de fanáticos gustosos de los Cubs regresaron al Wrigley Field el jueves por primera vez en más de un año para un enfrentamiento sin precedentes en el Día Inaugural con los Piratas de Pittsburgh.

Antes del primer lanzamiento, una multitud de fanáticos echaron porras y posaron para fotografías bajo el icónico marcador de Wrigley en la intersección de las calles Clark y Addison.

Tim Gerster, de Portage Park, dijo que la medida de la Municipalidad de permitir que un número limitado de fanáticos regrese a los estadios marca un cambio “de regreso a la normalidad”.

“Un año es demasiado para estar lejos de los Cubs”, dijo Gerster, quien durante una década ha llevado a su hijo adolescente a todos los partidos de apertura en casa.

Kelli Serviss, una trabajadora de atención médica domiciliaria del lado noroeste, dijo que estaba “preocupada” por el aumento de los casos de coronavirus mientras posaba para selfies fuera del estadio con su hija, sobrina y otra trabajadora de la salud. 

Esta semana, los funcionarios de la ciudad advirtieron que los estadios de béisbol podrían cerrarse nuevamente para los fanáticos si los casos siguen aumentando.

“Este no se siente como un Día Inaugural normal, en absoluto”, dijo Serviss, quien ha asistido a todos los partidos inaugurales en casa durante aproximadamente dos décadas. “Está muy vacío. Es muy diferente.”

En la quinta entrada, los fanáticos salían por la entrada principal de Wrigley. Aunque algunos se quejaron de que hacía demasiado frío en ciertas partes del estadio, otros dijeron que estaban frustrados porque la aplicación móvil necesaria para pedir cervezas y hot dogs no funcionaba.

El flujo de cerveza que generalmente se extiende a las tabernas del vecindario en los días de juego pareció verse obstaculizado por restricciones relacionadas con el coronavirus. Aunque los bares podían sentar a un número limitado de clientes dentro y en sus patios, el ambiente era dócil en comparación con los abridores anteriores.

Ivan Aroyo, 25, of Cicero, poses for a photo outside Wrigley Field before the Chicago Cubs Opening Day game against the Pittsburgh Pirates.

Ivan Aroyo, de 25 años, de Cicero, posa para una foto en el exterior del Wrigley Field antes del partido de los Chicago Cubs contra los Pittsburgh Pirates.

Ashlee Rezin Garcia/Sun-Times

Los ujieres dijeron que se vendieron 10,000 boletos para el juego del jueves, que fue más de lo anunciado inicialmente, pero aún menos de una cuarta parte de la capacidad del estadio.

“Nos asustamos porque los asientos eran muy limitados [y] pagamos demasiado. Pero ya estamos aquí. Todo lo que importa es que estamos aquí”, dijo Richie García, un residente de Bridgeport que dijo que él y sus amigos tienen una “tradición” de asistir al Día Inaugural que se remonta a dos décadas.

García dijo que por lo general asiste a entre 50 y 60 juegos en casa de los Cubs cada año y ser excluido de Wrigley el año pasado fue “realmente difícil” para él.

Uno de los primeros grandes aplausos fue para el viejo amigo Jake Arrieta, nuevamente con el uniforme de los Cachorros, mientras los jugadores se formaban en la línea de la tercera base para el tipo de presentaciones ceremoniales que ocurren solo en ocasiones especiales como el Día Inaugural.

Se puso aún más ruidoso cuando el jardinero derecho Jason Heyward, con una bandera de Chicago, lideró a los Cubs desde el dugout en el primer inning.

The Latest
The murder of a man near the encampment is the latest example of surging crime in the area. The Johnson administration can’t engage in any quid pro quo with public safety at stake.
Friday’s naturalization ceremony was the first held at the museum.
Campuses across the U.S. have been embroiled in conflict since the war began. Students at Northwestern University and University of Chicago share their thoughts on the conflict abroad and on campus.
On the first day of the electric hot tub boat rides, cruisers enjoy a leisurely float down the Chicago River under the gaze of curious passersby.
Unless something changes, they’ll likely have to promote at least one receiver from the practice squad Saturday.