Sentencian a 6 años a mujer guatemalteca que albergaba inmigrantes

La mujer obligaba a los inmigrantes a trabajar en una fábrica local y a que le entregaran la mayor parte de sus cheques.

SHARE Sentencian a 6 años a mujer guatemalteca que albergaba inmigrantes
CiceroHouse.jpg

Las autoridades dijeron que encontraron 19 adultos y 14 niños en una casa en Cicero durante una redada, tras las denuncias de que ciudadanos guatemaltecos estaban siendo retenidos en el sótano de la misma y obligados a trabajar.

Manny Ramos / Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Dos años después de que las autoridades descubrieron a 19 adultos y a 14 niños viviendo en malas condiciones en una casa de Cicero, Concepción Malinek le explicó a un juez federal en una declaración larga y llena de lágrimas el lunes cómo fue que llegó a cometer su “gran error”.

Habiendo crecido en la pobreza en Guatemala solo para unirse a un convento y luego mudarse a los Estados Unidos, Malinek dijo que perdió su camino al “aceptar a las personas que me pidieron un favor” y al ayudar a demasiados inmigrantes a tratar de buscar una mejor la vida en los Estados Unidos.

Pero los fiscales dicen que Malinek realmente puso a los inmigrantes que vivían en su casa de Cicero bajo su control, donde trabajaron sin cesar para pagar deudas insuperables mientras estaban viviendo apretados en su sótano. Y el lunes, el juez federal de distrito Edmond Chang rechazó la explicación de Malinek y le impuso una sentencia de prisión de seis años y medio por trabajo forzado.

MalinekMug.jpg

Concepción Malinek

Foto de la ficha policial

“Es imposible decir que el motivo fue simplemente ayudar a otros a establecer una vida aquí”, dijo Chang.

La decisión del juez puso fin a una audiencia de sentencia que comenzó el mes pasado pero fue interrumpida cuando Malinek comenzó a sufrir dolores en el pecho en medio de la audiencia. Su abogado defensor, Robert Rascia, explicó el lunes que se sintió “abrumada” ese día mientras escuchaba a sus víctimas explicar el daño que les había causado.

Su equipo de defensa había argumentado que los inmigrantes buscaron a Malinek y que ella organizó su viaje y también les proporcionó ropa, cobijas, artículos de aseo personal y teléfonos celulares, todo por su propia cuenta. Malinek se declaró culpable por tráfico laboral en julio pasado, admitiendo que ayudó a varias personas a ingresar a los Estados Unidos por una tarifa entre 2009 y 2019.

Pero el fiscal federal adjunto Christopher Parente acusó a Malinek en documentos judiciales de un “plan criminal, cruel y a largo plazo para atrapar y explotar a seres humanos”. Escribió que Malinek se ofrecería a ayudar a los guatemaltecos a viajar a los Estados Unidos por alrededor de $5,000, solo para afirmar que le debían una deuda mucho más alta cuando llegaran.

Para pagar la deuda, Parente dijo que Malinek obligaba a los inmigrantes a trabajar en una fábrica local y a que le entregaran la mayor parte de sus cheques.

Escribió que la mayoría de las víctimas de Malinek estaban metidas en el sótano. Ahí es donde las autoridades dijeron que vivían 22 de las 33 personas que encontraron en la casa en marzo de 2019. También dijeron que las condiciones eran “deplorables” e incluían moho, cucarachas y agua del drenaje.

Chang señaló el lunes que las víctimas de Malinek dijeron que ella “gobernaba la casa como un tirano”. Y dijo que, cuando un hombre no pudo pagar la renta que le debía, Malinek “le prohibió usar el baño a menos que pagara”. El hombre finalmente tuvo que pedir dinero prestado.

Finalmente, el juez señaló un incidente en el que un niño de 2 años se quemó gravemente la cabeza con una taza de agua caliente en la casa de Malinek. El mes pasado, la madre del niño dijo que Malinek le había advertido que el niño “se lo llevarían” y que ella sería deportada si lo llevaba a una clínica para recibir atención médica.

“Esa es una amenaza cruel contra cualquier madre”, dijo Chang.

The Latest
Two armed males entered the bus in the 300 block of South Pulaski Road, walked to the back and began shooting at two people on board, Chicago police said.
State Sen. Darren Bailey had been seeking Trump’s endorsement for months. The former president finally delivered it Saturday, telling a crowd in western Illinois, “Darren is a fearless supporter of the Second Amendment and a tireless champion of religious liberty.”
So-called neonics add a much smaller amount of pesticides to the environment than widespread spraying, but they are absorbed by plants, which makes the entire plant deadly to some species.
Heat-related injuries and deaths have been top of mind for many Chicagoans as the city reached 100-degree temperatures for the second consecutive week.
The owners were bombarded with calls once news of the Bridgeport institution’s closure spread. “We know we are always busy, but the way they think about the food, and about everything is amazing,” co-owner Josie Rodriguez said.