clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Tercera ronda de asistencia para la renta cierra el 8 de junio

Pueden calificar para hasta 15 meses de ayuda para pagar la renta y las facturas.

A “For Rent” sign.
El gobernador J.B. Pritzker anunció la semana pasada que la prohibición estatal de desalojos se eliminaría gradualmente en agosto.
Archivos Sun-Times

Read in English

La alcaldesa Lori Lightfoot destinó el lunes $80 millones en fondos de ayuda federal para una tercera ronda de asistencia para la renta.

Para calificar para hasta 15 meses de ayuda para pagar la renta y las facturas, los inquilinos deben: vivir en Chicago; haber sufrido “dificultades debido a COVID-19, como pérdida de trabajo, reducción de horas o enfermedad dentro del hogar”; estar en riesgo de inestabilidad de vivienda; haber ganado menos del límite del ingreso familiar durante 2020.

Las solicitudes se pueden llenar en chicago.gov/renthelp y deben presentarse antes de las 11:59 p.m. el 8 de junio. Los inquilinos pueden obtener ayuda para presentar sus solicitudes en varios idiomas llamando al 312-698-0202.

Los dueños de casa pueden solicitar asistencia en nombre de un inquilino.

A lo largo de la pandemia, los habitantes de Chicago de bajos ingresos que han superado la peor parte del coronavirus, los despidos y la reducción de horas provocada por el cierre han sido protegidos por prohibiciones estatales y federales a los desalojos.

Pero, el gobernador J.B. Pritzker anunció la semana pasada que la prohibición estatal de desalojos se eliminaría gradualmente en agosto.

Eso hace que la tercera ronda de asistencia de renta a nivel ciudad sea aún más importante y oportuna.

“Ya sea a través de los propietarios o por medio de pagos directos a los inquilinos... todos tememos un desalojo y una crisis de vivienda”, dijo Lightfoot en una conferencia de prensa en el Proyecto Resurrección en el 1815 S. Paulina.

La comisionada de vivienda, Marisa Novara, señaló que la primera vez que Chicago ofreció asistencia para la renta durante la pandemia, hubo 83,000 solicitudes. Los $2 millones solo fueron suficientes para proporcionar subvenciones de $1,000 a 2,000 personas. Los otros $81,000 no consiguieron nada.

“Eso nos mostró cuán profunda era la necesidad en nuestras comunidades”, dijo Novara. “Los cierres de COVID, al tiempo que reducen la propagación del virus, han impactado a muchos financieramente, amenazando con causar una crisis de desalojo similar en alcance a la que experimentamos en 2008”.

La abrumadora demanda dio paso a una segunda ronda de asistencia para la renta que proporcionó más de $24 millones a 10,000 hogares.

Ahora, con otros $1.9 mil millones en ayuda federal llegando a Chicago, habrá una tercera ronda de ayuda que permitirá a la Municipalidad cuadriplicar la ayuda anterior, dijo Novara.

“Los inquilinos y propietarios pueden recibir hasta 15 meses de asistencia (12 meses de renta atrasada y hasta tres meses en renta futura) y algunos residentes también pueden ser elegibles para recibir asistencia para el pago de las facturas. No puedo decirles lo encantados que estamos... de poder realmente, finalmente, un año después, satisfacer la necesidad que ha creado esta pandemia”.

El Departamento de Vivienda se ha asociado una vez más con El Proyecto Resurrección para administrar el 75% de los nuevos $80 millones en asistencia.

Una docena de otras agencias delegadas ayudarán a brindar “servicios en persona para ayudar a los residentes con acceso limitado a la tecnología”.