Renuncia jefa de las Escuelas Públicas de Chicago

Luego de un año complicado, Jackson se une a otros dos altos funcionarios que abandonan el distrito escolar.

SHARE Renuncia jefa de las Escuelas Públicas de Chicago
Image_from_iOS__26_.jpg

Jackson, de 43 años, es una ex maestra de estudios sociales y graduada de CPS que, cuando fue nombrada para el cargo en 2018 por el ex alcalde Rahm Emanuel, se convirtió en la primera ex alumna que también enseñó en el distrito y se convirtió en su directora ejecutiva.

Anthony Vazquez/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Janice Jackson dejará su puesto como directora ejecutiva (CEO) de las Escuelas Públicas de Chicago cuando su contrato expire a fines de junio, anunció el lunes.

La partida de Jackson se produce en un momento crítico para el tercer sistema escolar más grande de la nación, no solo cuando comienza su recuperación de una interrupción sin precedentes en la educación con la mayoría de los estudiantes todavía aprendiendo de forma remota, sino también cuando otros dos líderes del distrito escolar están listos para irse.

“Es con esa adoración que he liderado este gran distrito escolar como CEO durante los últimos cuatro años”, escribió Jackson en una carta a las familias de CPS anunciando su partida el lunes. “Aunque siento que todavía hay más trabajo por hacer en CPS, también creo que es hora de pasar la antorcha a un nuevo liderazgo para el próximo capítulo.

“Cuando comencé esta trayectoria, me comprometí a liderar con integridad, coraje y excelencia mientras brindaba la estabilidad que tanto necesitaba el distrito. He cumplido esa promesa y seguiré abogando por los niños de Chicago”.

Otro alto funcionario, el director de operaciones Arnie Rivera, también dejará el distrito, y se espera un anuncio esta semana, dijeron las fuentes. LaTanya McDade, la jefa de educación del distrito, ya había anunciado en marzo que se marcharía para dirigir el segundo distrito escolar más grande de Virginia.

Rivera y McDade fueron efectivamente el segundo y tercer funcionario principal del distrito.

Jackson, de 43 años, es una ex maestra de estudios sociales y graduada de CPS que, cuando fue nombrada para el cargo en 2018 por el ex alcalde Rahm Emanuel, se convirtió en la primera ex alumna que también enseñó en el distrito y se convirtió en su directora ejecutiva.

Fue precedida por años de ejecutivos que en gran medida no habían sido educadores y los funcionarios de la ciudad la vieron como una esperanza que entendía íntimamente el sistema y podía lograr la estabilidad necesaria.

Jackson es madre de dos estudiantes de CPS y ha supervisado mejoras en los puntajes de matemáticas y lectura y las tasas de graduación en el distrito, pero también ha visto problemas en su tiempo en la oficina central de CPS, incluido el abuso sexual masivo y escándalos de educación especial que provocaron escándalos federales y supervisión estatal del distrito.

Jackson también estuvo al mando durante la huelga de maestros más larga en tres décadas en 2019 y por poco veía otra cuando intentó reabrir las escuelas durante la pandemia sin la aprobación del Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés). En febrero, la Cámara de Delegados del sindicato emitió votos en contra de la alcaldesa Lori Lightfoot y el liderazgo de CPS.

El nombre de Jackson fue considerado como una posible elección para secretaria de educación de Estados Unidos en la administración de Biden.

Cuando se le preguntó en marzo cuánto tiempo se quedaría en CPS, Jackson dijo que no “tenía una fecha para nada”.

“Estoy aquí por el distrito, y mientras esté aquí, continuaré haciendo lo que creo que es un trabajo excepcional para los niños en CPS”, dijo Jackson al Sun-Times en una entrevista. “Estoy agotada como todos los demás. Es una pandemia, no soy una supermujer. No me voy a sentar aquí y actuar como si no he sido impactada. Quiero que mis hijos vayan a la escuela, estoy tratando de hacer tres trabajos diferentes como todos los demás. Pero sé para lo que me apunté”.

Varios factores importantes contribuyeron a la decisión de Jackson de dejar el puesto, según cuatro fuentes cercanas a ella.

El principal de ellos fue la relación cada vez más polémica entre la Municipalidad y el CTU, y la intervención de Lightfoot en las negociaciones sobre el contrato de 2019 y la reapertura, lo que resultó en que el sindicato obtuviera casi todo lo que pedía a pesar de las duras palabras de la alcaldesa.

Los factores que contribuyeron fueron las recientes pérdidas de educación sufridas por la alcaldesa en Springfield, lo que le dio al CTU más poder de negociación, y la posibilidad de más de eso a través de una junta escolar electa y la partida de McDade, la mano derecha de Jackson. Bien consciente de que el mandato de Jackson se estaba acabando, McDade pudo haberse quedado porque habría sido la elección natural para convertirse en la próxima directora ejecutiva.

Pero las fuentes dijeron que McDade eligió irse para un trabajo superior en Virginia porque no quería permanecer en esas mismas circunstancias.

Jim Franczek, el negociador jefe de la Municipalidad desde hace mucho tiempo, dijo que será difícil reemplazar a Jackson.

“Janice Jackson ha sido una de las mejores, si no la mejor, directora ejecutiva en la historia de las Escuelas Públicas de Chicago y ha sido una contribuyente espectacular para mejorar el sistema escolar. Nadie ha trabajado más duro o se ha comprometido más profundamente que Janice Jackson”, dijo Franczek.

La alcaldesa programó una conferencia de prensa a la 1:00 p.m. para dar su reacción.

The Latest
Both players — two of the Bears’ best — were listed as questionable on the injury report.
Khaira still “remembers it all” from the Blackhawks-Rangers game on Dec. 7 last year, when Trouba’s high but somehow unpenalized hit knocked him unconscious on United Center ice.
A former Chicagoan conducted hundreds of interviews to document the sometimes shadowy establishments.
They were found inside a residence in the 1300 block of South Harding Avenue, police said.