Nueva política limita los casos en los que la policía puede perseguir a un sospechoso, pero no es suficiente, activistas

Una nueva política entra en efecto después de los fatales encuentros policiales de Adam Toledo, de 13 años, y Anthony Alvarez, de 22, quienes fueron baleados mientras corrían de los oficiales.

SHARE Nueva política limita los casos en los que la policía puede perseguir a un sospechoso, pero no es suficiente, activistas
Flanked by supporters, Crista Noel, with Women’s All Points Bulletin, discusses the Chicago Police Department’s new foot pursuit policy during a news conference outside CPD headquarters on the South Side, Wednesday morning, June 9, 2021.

Rodeada por simpatizantes, Crista Noel analiza la nueva política de persecución a pie del Departamento de Policía de Chicago durante una conferencia de prensa frente a la sede del CPD el miércoles por la mañana.

Ashlee Rezin García / Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Una nueva política del Departamento de Policía de Chicago que intenta limitar cuándo los policías persiguen a un sospechoso a pie entra en vigencia esta semana, y los activistas dicen que las nuevas reglas todavía les dan a los policías demasiada libertad para escalar incidentes menores y convertirlos en interacciones fatales.

Los activistas se reunieron el miércoles frente a la sede de CPD en Bronzeville para protestar las deficiencias de una política “provisional” que fue anunciada el mes pasado por el departamento, pocas semanas después de los fatales tiroteos policiales de Adam Toledo, de 13 años, y Anthony Alvarez, de 22, quienes fueron baleados mientras corrían de los oficiales.

Al alejarse de la conferencia de prensa, Cynthia Lane, con lágrimas en los ojos, habló con un periodista con su nieto de 9 años, Roshad McIntosh Jr., a un lado.

El hijo de Lane, Roshad McIntosh Sr., murió en 2014 después de una persecución policial que comenzó cuando la policía se acercó a un grupo de personas reunidas en la cuadra 2800 al oeste de Polk Street y McIntosh huyó. El oficial Robert Slechter lo persiguió y le disparó porque supuestamente McIntosh le había apuntado con un arma. Tanto el departamento como la Oficina Civil de Responsabilidad Policial (COPA) dictaminaron que el tiroteo estaba justificado.

“No creo que (la policía) tenga una política que estén siguiendo, y no están siendo monitoreados bien, para que esto siga sucediendo”, dijo Lane el jueves. “No es necesario que siga sucediendo”.

Arewa Karen Winters, great aunt of Pierre Loury, who was killed by Chicago police in April 2016, puts her arm around Cynthia Lane and her 9-year-old grandson as speakers discuss the Chicago Police Department’s new foot pursuit policy during a news conference outside CPD headquarters on the South Side Wednesday morning. Lane’s son, Roshad McIntosh, was killed by Chicago police in August 2014.

Arewa Karen Winters, tía abuela de Pierre Loury, quien fue asesinado por la Policía de Chicago en abril del 2016, pone su brazo sobre Cynthia Lane y su nieto de 9 años mientras se discute la nueva política de persecución a pie del Departamento de Policía de Chicago durante una conferencia fuera de la sede de CPD en el lado sur, el miércoles por la mañana, 9 de junio del 2021.

Ashlee Rezin García/Sun-Times

La política anunciada en mayo no incorpora sugerencias de un panel de la alcaldía encargado de hacer recomendaciones sobre cómo CPD maneja el uso de la fuerza de parte de los oficiales, dijo Nusrat Choudhury, directora legal de ACLU Illinois y miembro del Grupo de trabajo sobre el uso de la fuerza.

Los agentes todavía pueden perseguir a sospechosos por delitos menores, sin una declaración clara en la política de que tales actividades son “intrínsecamente peligrosas”, dijo Choudhury. El departamento tampoco requiere que los oficiales documenten cada persecución a pie, ni proporcionen razones para perseguir a alguien.

Los miembros del público tienen hasta el 15 de julio para comentar sobre la política de persecución a pie, información que el departamento puede incorporar a una política permanente.

Los cambios a las órdenes departamentales fueron requeridos por un monitor federal, que encontró que CPD carecía de reglas adecuadas para las persecuciones a pie.

Las estadísticas son incompletas, dijo Sheila Bedi, profesora de derecho de la Universidad de Northwestern y directora de la Clínica de Derechos Civiles y Justicia Comunitaria de la facultad de derecho.

Una revisión de las imágenes de las cámaras corporales mostró unas 600 persecuciones policiales que no fueron identificadas en los datos de CPD, dijo Bedi. El monitor había requerido que el departamento implementara una política final el 1 de julio.

“Esta no fue una respuesta al tiroteo de Adam Toledo, o [el tiroteo de] Anthony Alvarez. Este era un problema que se había identificado mucho antes de eso”, dijo Bedi. “Existe una mitología de que la policía está ahí para perseguir a los malos. Hay otras formas de detener a alguien, si es necesario, que son mucho menos peligrosas para el oficial, la persona y la comunidad”.

The Latest
About 4 p.m., he was riding a bike in the 2100 block of East 71st Street when someone fired shots at him from a dark-colored sedan, Chicago police said.
The man, 45, left his car to exchange information with the driver of the striking vehicle when an argument between the two began, police said.
Overwhelmed by fear and anxiety, man considers running away or killing himself.
Days earlier, a shootout between two people left a woman dead and two others wounded, including one of the alleged gunmen, according to police.
About 3 a.m., the man, 35, was in the passenger seat as a female driver was traveling in the 3800 block of South Kedzie Avenue when he was struck in the neck by gunfire.