Niños en Chicago son víctimas de bala a un nivel más alto que en años pasados

Diez niños de 15 años o menos han sido asesinados a tiros en lo que va del año, en comparación con tres niños durante el mismo período en 2020.

SHARE Niños en Chicago son víctimas de bala a un nivel más alto que en años pasados
Dozens of family members and supporters of 7-year-old Jaslyn Adams gather for a vigil outside the girl’s grandmother’s West Side home, Wednesday evening, April 21, 2021. Jaslyn was fatally shot Sunday, April 18, while in line at a McDonald’s drive-thru with her father, who suffered one gunshot wound to the back and survived.

Familiares y simpatizantes se reunieron en abril para una vigilia por Jaslyn Adams, de 7 años, quien recibió un disparo mortal mientras hacía fila en un McDonald’s drive-thru con su padre.

Ashlee Rezin García/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Los niños en Chicago están muriendo a causa de la violencia armada a un nivel tres veces mayor que el año pasado, según un análisis de Sun-Times.

Diez niños de 15 años o menos han sido asesinados a tiros en lo que va del año, en comparación con tres niños durante el mismo período en 2020, según los registros del Sun-Times. Y eso es más que el número de muertos en todo 2019, muestran los datos.

De las casi 1,500 víctimas de bala en lo que va de año, al menos 52 víctimas tenían 15 años o menos, en comparación con 43 el año pasado, un aumento del 21%. El aumento de víctimas de tiroteos de niños sigue el aumento general de tiroteos en Chicago, incluidos entre los adultos, del 20.3%.

Sin embargo, al observar el número total de tiroteos, la tasa de niños baleados es similar a la del año pasado. En lo que va del año, el 3.4% de todas las víctimas de disparos tenían 15 años o menos, el mismo porcentaje de víctimas infantiles en 2020.

“No entiendo cómo no estamos absolutamente indignados como ciudad”, dijo el reverendo Michael Pfleger, un activista contra la violencia armada que dirige la iglesia de Santa Sabina en el vecindario Auburn Gresham. “Nuestros hijos se están extinguiendo”.

La tendencia continuó durante el violento fin de semana, cuando dos adolescentes que recientemente recibieron un disparo en la cabeza sucumbieron a sus heridas.

Incluso las víctimas jóvenes que sobreviven están traumatizadas, dijo Taal Hasak-Lowy, director ejecutivo de Friends of the Children Chicago. Su grupo, que proporciona mentores a estudiantes desde preescolar hasta la secundaria en Austin y North Lawndale, dijo que una estudiante de segundo grado en su programa escapó recientemente de disparos a su casa.

“Estos niños han sido testigos de más violencia en sus cortos años que lo que la mayoría de nosotros hemos visto incluso en las películas violentas”, dijo. “Estos son tiempos aterradores y no hay palabras que hagan que alguien se sienta mejor. Lo que hará que alguien se sienta mejor es invertir en programas y servicios que realmente puedan marcar la diferencia”.

Tamar Manasseh, directora de Madres y hombres contra las muertes sin sentido, se entristeció pero no se sorprendió por el aumento en las muertes infantiles en lo que va de año.

“Esto no es una sorpresa”, dijo, y señaló las llamadas que su grupo anti-violencia recibe desde hace mucho tiempo de los reporteros regularmente después de la violencia anual durante el fin de semana de Memorial Day. “Como están las cosas, casi parece algo que se espera que suceda”.

Este año tiene el estrés adicional de la reapertura de la ciudad y la gente que finalmente se mueve libremente después de meses encerrados. Además de eso, advirtió que hay demasiadas armas en la calle que terminan en las manos equivocadas.

“La gente sigue siendo pobre, y hasta que encuentre una manera de traer más oportunidades educativas y laborales a estos vecindarios, esto es lo que obtendrá todos los años”, dijo.

Pfleger dijo que los funcionarios del gobierno deberían abordar el problema de la misma manera que manejaron la pandemia de COVID-19, con un gasto masivo y un enfoque de manos a la obra.

Jaslyn Adams

Jaslyn Adams

Cortesía

The Latest
The man, believed to be between 40 and 50 years old, was found unresponsive in the middle of police by responding officers.
The man, 39, was shot about 1:50 a.m. in the 400 block of East Erie Street, police said.
Voting, supporting election workers and fighting back against the Big Lie are part of saving our “grand experiment.”
Officials responded to a call of multiple people shot about 12:20 a.m. in the 6500 block of South Martin Luther King Drive.
We cannot live together as a community unless we accord others the same respect we ask for ourselves.