clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Familias demandan a compañías de construcción y demolición por la explosión que cobró la vida de 3 hombres de La Villita

La demanda los acusa de dejar atrás dispositivos sin detonar después de demoler un puente.

Attorney Patrick A. Salvi, center, listens to a question Thursday, Sept. 23, 2021, after discussing a lawsuit against construction and demolition companies over the deaths of Immer Rivera Tejada, 39, Rafael Rivera Tejada, 36, and their nephew Guillermo Rivera Tejada, 26.
El abogado Patrick A. Salvi, en el centro, escucha una pregunta el jueves sobre una demanda contra las compañías de construcción y demolición por la muerte de tres miembros de una familia.
Anthony Vázquez/Sun-Times

Read in English

Las familias de tres hombres que murieron en una explosión cerca del Parque Estatal Starved Rock demandaron a las compañías de construcción y al equipo de demolición que aparentemente dejaron un artefacto explosivo sin detonar.

Los abogados de las familias han insinuado durante meses que la explosión estaba relacionada con trabajos de demolición cerca del parque estatal.

Los residentes de La Villita, Immer Rivera Tejada, de 39 años, Rafael Rivera Tejada, de 36, y su sobrino Guillermo Rivera Tejada, de 26, murieron en la explosión el 6 de mayo. Los hombres visitaban regularmente Starved Rock para pescar, y era común que hicieran una fogata en la orilla del río y cocinar la pesca del día.

“Estos tres padres usaron lo que les pareció ser una pipa de cobre, una pipa de cobre común y corriente en la orilla, y la usaron para sostener el asa de su sartén para cocinar el pescado”, dijo Patrick Salvi, abogado de la firma Salvi, Schostok y Pritchard.

“Sin que ellos lo supieran, esto no era una tubería de cobre. Resulta que esta tubería de cobre era una carga de forma lineal sin detonar, un dispositivo explosivo que se usó más recientemente en la demolición del puente de la Ruta 178 menos de dos meses antes ”.

La explosión dejó a siete niños de entre 3 y 15 años sin padre, dijo Salvi.

Maluc Cordoba-Arce, portavoz de la familia y esposa de Immer Rivera Tejada, dijo que siempre supieron que los hombres fueron víctimas inocentes.

Maluc Cordoba-Arce talks about the death of her husband, Immer Rivera Tejada, during a news conference Thursday, Sept. 23, 2021.
Maluc Cordoba-Arce habla sobre la muerte de su esposo, Immer Rivera Tejada, durante una conferencia de prensa el jueves.
Anthony Vázquez/Sun-Times

“Estos hombres eran los tres pilares de nuestra familia. Nuestros hijos ahora crecerán sin sus papás, sin su amor y apoyo”, dijo Cordoba-Arce. “Vivimos en Chicago, tres casas diferentes en la misma cuadra todas juntas, somos una familia muy unida y las palabras no pueden describir completamente la profundidad del dolor que sentimos al perder tantos miembros de la familia a la vez”.

Cordoba-Arce contuvo las lágrimas al describir los últimos meses.

“Nunca volveremos a ser los mismos por una tragedia que nunca debió haber sucedido”, dijo Cordoba-Arce. “Estoy aquí para buscar la justicia y la responsabilidad que nuestra familia merece y, lo que es más importante, para evitar que otras familias pasen por lo que mi familia está pasando todos los días”.

Salvi dijo que las muertes provocaron una investigación de la Policía Estatal de Illinois y el FBI que resultó en un reporte de 600 páginas. A través de ese reporte, y una investigación de los abogados de las familias, afirman que D. Construction, Gillan Construction y Orica USA fueron los responsables de dejar atrás el artefacto explosivo que mató a los tres hombres.

D. Construction y Orica USA se negaron a comentar sobre esta historia. Gillan Construction no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Estas empresas “trajeron estos artefactos explosivos, planearon la demolición, transportaron los artefactos, utilizaron estos artefactos y luego los perdieron”, dijo Salvi. Un dispositivo desaparecido “cayó en manos de tres pescadores desconocidos”, dijo Salvi.

“Una de las partes más inquietantes de la investigación fue que no solo quedó este artefacto explosivo”, dijo Salvi. “La investigación reveló que apenas 11 días después de la demolición inicial, se encontró otro cargo de forma lineal sin detonar y, como era de esperar, no se informó, en contra de la ley de Illinois”.

A photo of the undetonated explosive device found on March 29, less than two months before the May 6 explosion at Starved Rock State Park.
Una foto de un artefacto explosivo sin detonar encontrada el 29 de marzo, menos de dos meses antes de que tres hombres murieran en una explosión el 6 de mayo cerca del Parque Estatal Starved Rock. | Cortesía

“Estos hombres eran los tres pilares de nuestra familia. Nuestros hijos ahora crecerán sin sus papás, sin su amor y apoyo”, dijo Cordoba-Arce. “Vivimos en Chicago, tres casas diferentes en la misma cuadra todas juntas, somos una familia muy unida y las palabras no pueden describir completamente la profundidad del dolor que sentimos al perder tantos miembros de la familia a la vez”.

Cordoba-Arce contuvo las lágrimas al describir los últimos meses.

“Nunca volveremos a ser los mismos por una tragedia que nunca debió haber sucedido”, dijo Cordoba-Arce. “Estoy aquí para buscar la justicia y la responsabilidad que nuestra familia merece y, lo que es más importante, para evitar que otras familias pasen por lo que mi familia está pasando todos los días”.

Salvi dijo que las muertes provocaron una investigación de la Policía Estatal de Illinois y el FBI que resultó en un reporte de 600 páginas. A través de ese reporte, y una investigación de los abogados de las familias, afirman que D. Construction, Gillan Construction y Orica USA fueron los responsables de dejar atrás el artefacto explosivo que mató a los tres hombres.

D. Construction y Orica USA se negaron a comentar sobre esta historia. Gillan Construction no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Estas empresas “trajeron estos artefactos explosivos, planearon la demolición, transportaron los artefactos, utilizaron estos artefactos y luego los perdieron”, dijo Salvi. Un dispositivo desaparecido “cayó en manos de tres pescadores desconocidos”, dijo Salvi.

“Una de las partes más inquietantes de la investigación fue que no solo quedó este artefacto explosivo”, dijo Salvi. “La investigación reveló que apenas 11 días después de la demolición inicial, se encontró otro cargo de forma lineal sin detonar y, como era de esperar, no se informó, en contra de la ley de Illinois”.