Pérdida ante Arabia Saudita en la Copa Mundial decepciona a los argentinos

Liderada por Lionel Messi, Argentina entró en el torneo como una de las favoritas, pero en cambio sufrió una de las mayores sorpresas de la Copa Mundial después de que Arabia Saudí remontara con dos goles en la segunda parte.

SHARE Pérdida ante Arabia Saudita en la Copa Mundial decepciona a los argentinos
Argentina soccer fans in Buenos Aires watch their team lose to Saudi Arabia at a World Cup Group C match.

Los fanáticos del fútbol argentino en Buenos Aires ven a su equipo perder ante Arabia Saudita en un partido del Grupo C de la Copa Mundial.

Gustavo Garello/AP

El mejor lugar para cobertura de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

BUENOS AIRES, Argentina — Era un partido que los argentinos no dudaban que sería victorioso y alegre. En cambio, la conmoción y la tristeza invadieron las calles de la capital el martes por la mañana, cuando el tan esperado debut de la selección nacional en la Copa Mundial terminó con una derrota de 2-1 ante Arabia Saudita.

“La verdad es que esto es una decepción, una gran decepción”, dijo Alejandro Pintos, un cerrajero de 36 años que abría su tienda un poco más tarde de lo habitual porque primero quería ver el partido. “Este era el partido que no teníamos más remedio que ganar”.

Pintos describió a la selección como “muy desorganizada”, algo que le pareció especialmente frustrante teniendo en cuenta su racha de 36 partidos sin perder antes del torneo.

Liderada por Lionel Messi, Argentina llegó al torneo como una de las favoritas, pero sufrió una de las mayores sorpresas de la Copa Mundial después de que Arabia Saudita metiera dos goles en la segunda parte en el Estadio Lusail.

“Estoy muy amargada”, dijo Josefina Licera, una trabajadora social de 27 años, mientras esperaba el autobús para ir a trabajar. “Estaba muy segura de que íbamos a ganar y fue una gran sorpresa”.

Susana Leguizamón, de 55 años, se despertó media hora antes de que empezara el partido, a las 7 a.m. hora local, y se puso su camiseta de rayas azules y blancas de Argentina, dispuesta a celebrar lo que creía que iba a ser un fabuloso debut de la selección en Qatar.

“Me quedé muy, muy, muy sorprendida”, dijo Leguizamón. “La verdad es que subestimamos al rival”.

Los argentinos contaban con una victoria en la Copa Mundial para llevar un rayo de esperanza a un país que lleva años estancado económicamente, que sufre una tasa de inflación de casi el 100% y en el que cerca de 4 de cada 10 personas viven en la pobreza.

Oscar López, de 67 años, estaba visiblemente disgustado mientras reflexionaba sobre la inesperada derrota del equipo cuando limpiaba las ventanas del edificio en el que es superintendente.

“Si están en la Copa Mundial, ningún equipo es fácil”, dijo López, con los ojos llorosos. “Siempre hay que tener cuidado”.

Pero Santiago Babarro, de 40 años, dijo que no estaba tan sorprendido por el resultado.

“A Argentina siempre le pasa lo mismo”, dijo el trabajador del pequeño negocio. “Decimos: ‘Este es un partido fácil, podemos ganarlo fácilmente’, y luego, ¡pum! nos ponen en nuestro lugar. Siempre nos creemos más de lo que somos”.

Sebastián Fabre, de 48 años, se levantó con una sensación de malestar el martes, preocupado por lo que, según él, fue un exceso de confianza por parte de los fanáticos de Argentina.

“Había demasiado optimismo sin fundamento. No quería decir nada, pero creo que todos estábamos demasiado confiados”, dijo Fabre.

Leguizamón, que se dirigió a su trabajo en un restaurante todavía con su camiseta de Argentina, dijo que podía sentir que los que la rodeaban también sufrían la pérdida.

“Todo el mundo está muy triste, muy triste”, dijo. “Todos nos levantamos con mucha esperanza”.

Aun así, los fanáticos dijeron que podían ver un lado positivo.

“Realmente, es mejor que esto haya ocurrido en el primer partido y no en los cuartos de final”, dijo Fabre. “Ese es el lado positivo de esto”.

Leuizamón estuvo de acuerdo.

“Un tropiezo no es una caída, como decimos aquí”, dijo, utilizando una expresión común en Argentina. “Soy una gran fan de la selección y me pongo de muy mal humor cuando pierden, pero mi esperanza está intacta”.

Argentina juega el sábado contra México en su segundo partido del Grupo C.

The Latest
Cubs starter Jameson Taillon was charged with one run through 7 ⅓ innings
The boy was inside a car about 5:30 p.m. in the 8300 block of South Cottage Grove Avenue when someone approached him and fired shots, police said.
Lisa Kudrow leads the bumbling marauders in Apple’s funny follow-up to 1981 film.
Two men, a 46-year-old man from Washington state and a 55-year-old man from Franklin Park, were hospitalized in serious condition following a fire about 3 p.m. Tuesday. Their boat burned.