Reasignan a oficiales de policía como estrategia para combatir el crimen

45 oficiales asignados a puestos administrativos en la sede de la Policía de Chicago serán enviados de regreso a asignaciones de distrito y otras unidades.

SHARE Reasignan a oficiales de policía como estrategia para combatir el crimen
Chicago police Superintendent David Brown (C) poses for pictures with other officers at a Chicago Police Department promotion and graduation ceremony on October 20, 2021 in Chicago, Illinois. The city of Chicago has started to place police officers on unpaid leave for refusing to comply with the city’s requirements that they report their COVID-19 vaccination status. Only about 65 percent of the city’s police have complied with the order. (Photo by Scott Olson/Getty Images) ORG XMIT: 775726853

El Superintendente de Policía David Brown con otros oficiales en la ceremonia de graduación.

Scott Olson/Getty file

El mejor lugar para cobertura de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

Más de 300 policías de Chicago están siendo reasignados a medida que el departamento se esfuerza por aumentar los arrestos y abordar el aumento de los delitos violentos en medio de contrataciones disminuyentes y una avalancha de jubilaciones.

Esta semana, 211 oficiales tácticos y 64 miembros del Equipo de Seguridad Comunitaria se trasladarán a asignaciones de distrito para patrullar las calles y responder a llamadas del 911, según dos supervisores.

Los oficiales con el menor número de arrestos desde el año pasado están siendo reasignados, dijeron fuentes.

Además, 45 oficiales asignados a puestos administrativos en la sede de la Policía de Chicago serán enviados de regreso a asignaciones de distrito y otras unidades el jueves “para fortalecer la seguridad pública en toda la ciudad”, según un comunicado del departamento.

La última reorganización de oficiales ha llevado a algunos supervisores de policía a sonar la alarma una vez más sobre el liderazgo del Superintendente David Brown, una crisis de confianza que ya lleva meses.

“No hay un plan establecido”, se quejó el martes una fuente policial de alto nivel. “Todo sigue cambiando”.

Las fuentes advirtieron que cortar a los oficiales tácticos, que responden a los disparos y los disturbios de pandillas, podría tener un efecto adverso en la seguridad pública.

Algunos supervisores plantearon esas mismas preocupaciones con los últimos movimientos de personal.

“Forzar la actividad policial a través de los números no es la respuesta para motivar a una fuerza laboral desmoralizada —el liderazgo lo es”, dijo un supervisor el martes. “Y el superintendente ha demostrado ser incapaz de liderar. Menosprecia a su personal de mando, se niega a asistir a los pases de lista de asistencia, no sale a la comunidad. Y algo tiene que cambiar”.

El portavoz de la policía, Don Terry, se negó a comentar.

Alex Murphy, un portavoz de la alcaldesa, confirmó en un comunicado que los oficiales tácticos de varias unidades fueron reasignados porque tenían un “desempeño muy bajo”.

“A pesar de muchas oportunidades para revertir su bajo rendimiento, no mejoró”, dijo. “Han sido reasignados para superar las asignaciones para ayudar a responder a las llamadas al 911 en su distrito y aumentar nuestra capacidad de respuesta a los residentes de toda la ciudad.

“... Aquellos que no están contribuyendo a la lucha contra el crimen enfrentarán consecuencias”, dijo. “Nos responsabilizamos a nosotros mismos y a todos los involucrados en la lucha contra el crimen. Nuestros residentes no merecen menos”.

The Latest
Harold Bradley’s firm is the court-appointed receiver collecting rent for the Surf Apartment company. Five thousand dollars of the money Bradley got before he disappeared came from the apartment company, through a mistake at a bank. The other $5,000 came from a friend of Bradley who had offered to make good on the mistake.
Pregnant woman is so mad about this imagined affair that she’s barring her mate from the delivery room.
The Cook County medical examiner’s office will perform an autopsy on Ahmad Abed, who was pronounced dead at Mount Sinai Hospital less than two hours after an apparent medical emergency at the jail.
Eduardo Rivera Jr., 45, and Salvador Lopez, 32, both lived in Elk Grove Village and went missing July 5 while their boat was off the northwest Indiana shore.