Guardia de seguridad es acusado de asesinato en el tiroteo en el que murió una abuela

Bobbye Johnson, de 55 años, caminaba por la acera de la calle 35th Este en torno a las 4 p.m. del martes cuando fue impactada en el pecho por uno de la docena de disparos que salieron, según la policía.

SHARE Guardia de seguridad es acusado de asesinato en el tiroteo en el que murió una abuela
35THSHOOTING_020222_1.jpg

La Policía de Chicago trabaja en la escena donde una mujer de 59 años fue asesinada y un hombre de 34 años que trabajaba en seguridad resultó herido en el lado sur.

Tyler LaRiviere/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Un guardia de seguridad disparó 20 veces durante un enfrentamiento a principios de esta semana cerca de la sede de la Policía de Chicago.

Victor Brown, de 34 años, se enfrenta a un cargo de asesinato en primer grado por el tiroteo, después de que uno de esos disparos alcanzara a una abuela cuando caminaba a un banco a unas cuadras de distancia, matándola.

El juez del Condado de Cook, Kelly McCarthy, ordenó que Brown quedara detenido bajo fianza de $1 millón en efectivo, lo que significa que tendría que pagar la cantidad completa para ser puesto en libertad mientras el caso continúa.

Los fiscales pidieron que Brown fuera retenido sin fianza, pero debido a que fue hospitalizado por una herida de bala que sufrió durante el incidente y no estuvo presente en la audiencia, McCarthy dijo que no podía negarle la fianza directamente.

El juez fijó otra audiencia para Brown el lunes, en la que se podría eliminar su fianza.

Un defensor público asistente de Brown dijo que su cliente parecía estar defendiéndose cuando abrió fuego alrededor de las 4 p.m. el martes en la cuadra 200 de la calle 35 Este.

Brown había tenido una discusión con un hombre que supuestamente era una “molestia conocida” y a quien previamente se le había prohibido la entrada a la tienda donde Brown trabajaba como guardia de seguridad, dijo el abogado defensor. El otro hombre había iniciado la discusión y le había disparado a Brown en la pierna antes de que éste abriera fuego, añadió el abogado.

Brown trabajaba como guardia de seguridad en una licorería y en un restaurante de pollo jerk jamaicano cuando vio salir del restaurante al hombre con el que tuvo el altercado, dijo Murphy.

Un vídeo de seguridad grabó a Brown discutiendo con el hombre, dijo Murphy. El hombre entonces puso las manos en su chaqueta y disparó una vez a través del bolsillo, impactando a Brown en la pierna.

Ese hombre corrió después de dispararle a Brown y estaba a una cuadra de distancia cuando Brown le devolvió los disparos con una pistola, dijo el fiscal estatal adjunto James Murphy.

Otro guardia de seguridad con permiso para llevar un arma oculta, sacó su propia pistola pero no disparó, “porque había demasiados espectadores alrededor” y el hombre que le disparó a Brown estaba demasiado lejos, dijo Murphy.

Brown tomó entonces el arma de ese guardia y empezó a disparar, a pesar de que el hombre que le disparó estaba ya a muchas cuadras de distancia, dijo Murphy.

Dadas las circunstancias, “no se puede argumentar que fue en defensa propia”, dijo Murphy.

Una enfermera que esperaba en una parada de autobús de la CTA cercana también vio el enfrentamiento y los disparos, y le gritó a Brown que dejara de disparar porque el hombre al que apuntaba “no estaba a la vista”, dijo Murphy.

Bobbye Johnson, de 55 años, se dirigía a un banco situado a unos metros de distancia al cruzar la calle cuando uno de los disparos la alcanzó en el pecho, dijo Murphy.

Brown, un delincuente convicto, no tenía permiso para poseer un arma y además se enfrenta a un cargo de uso ilegal de un arma, dijo Murphy.

El hombre que dio el primer disparo no estaba bajo custodia en la tarde del viernes, según la policía, que dijo que los detectives seguían investigando.

Las fuentes dijeron que era improbable que se presentarán cargos contra el portador del arma oculta a quien Brown se la quitó.

“No se trata de un arma de fuego ilegal que mi cliente llevaba en ese momento”, argumentó el abogado de Brown. “Era un arma de fuego obtenida de otra persona y utilizada dadas las condiciones.”

En declaraciones a los periodistas el martes, el superintendente David Brown dijo que esperaba que los cargos trajeran algo de alivio a su familia.

“Está en nuestras oraciones”, dijo el Superintendente de Johnson el viernes. “La señora Johnson debería estar aquí si no fuera por la conducta imprudente de la persona acusada... Seguiremos apoyando a esta familia de todas las formas posibles”.

El superintendente dijo que no estaba claro si Brown estaba trabajando para una empresa de seguridad en ese momento.

“Por lo que sabemos, parece ser una relación muy flexible, que él estaba proporcionando seguridad para este negocio y no necesariamente trabajando para una empresa”, dijo Brown.

Brown dijo que el departamento podría hacer público el vídeo de vigilancia del tiroteo en el futuro si puede ayudar a identificar al hombre que disparó primero.

The Latest
Lane starting pitcher Josh Katz retired Brooks outfielder Kendall Larry on his 114th pitch of the game, securing a 2-1 win in the Chicago Public League title game.
The singer-actress brings along her talented husband, her baby son and songs from her relatable new album ‘In Real Life.’
White Sox showing signs of life after so-so start.
Tony Ragucci also agreed Monday to cooperate with federal investigators. A prosecutor told the judge he did not expect Ragucci’s cooperation to end “any time soon.”
For nearly a month, Planned Parenthood of Illinois has offered Mifepristone to patients both in and out of state through telehealth counseling and mail services.