Arrestan a grupo de manifestantes, incluyendo a la abuela de Laquan McDonald, por exigir cargos federales contra Van Dyke

La manifestación del jueves parecía ser un acto planeado de desobediencia civil en medio de la protesta pública por la liberación de Van Dyke y su sentencia.

SHARE Arrestan a grupo de manifestantes, incluyendo a la abuela de Laquan McDonald, por exigir cargos federales contra Van Dyke
U.S. Marshals confront protesters inside the Federal Building on Thursday in the Loop. The protesters were seeking federal charges for Jason Van Dyke, the Chicago police officer who killed Laquan McDonald.

Los alguaciles estadounidenses confrontan a los manifestantes dentro del Edificio Federal el jueves en el centro. Exigen cargos federales para Jason Van Dyke, el oficial de policía de Chicago que mató a Laquan McDonald.

Tyler LaRiviere/Sun-Times

El mejor lugar para cobertura de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

Un grupo de manifestantes fue arrestado mientras se manifestaba el jueves en el Edificio Federal en el centro mientras exigían cargos federales contra el ex policía de Chicago Jason Van Dyke, quien fue liberado de una prisión estatal horas antes después de cumplir poco más de tres años por el asesinato de Laquan McDonald.

Los nueve manifestantes que fueron detenidos alrededor de las 5 p.m. se encontraban entre varias docenas de personas que se reunieron en la Federal Plaza más temprano, junto con el ex candidato a alcalde Ja’mal Green, el reverendo Michael Pfleger y el reverendo Jesse Jackson. Le entregaron una carta al fiscal federal John Lausch exigiendo cargos de derechos civiles contra Van Dyke.

Después de que una docena de manifestantes se enlazaran los brazos dentro del Edificio Federal, algunos fueron vistos esposados por alguaciles estadounidenses. El grupo incluía a Green, el organizador comunitario William Calloway y Justin Blake, cuyo sobrino, Jacob, recibió un disparo y resultó gravemente herido en agosto de 2020 por un oficial de policía de Kenosha, Wisconsin, lo que provocó protestas tras el asesinato policial de George Floyd a principios de ese año en Minneapolis.

La manifestación del jueves parecía ser un acto planeado de desobediencia civil en medio de la protesta pública por la liberación de Van Dyke y su sentencia.

Elorm Blake, vocera de la Oficina del Alguacil, confirmó que algunos manifestantes fueron detenidos. Dijo que comparecieron ante un juez el jueves por la noche, pero que no pudo proporcionar información adicional de inmediato.

Los manifestantes arrestados se autodenominaron “Laquan Nine” y enfrentan cargos federales, dijo Calloway. Fueron liberados antes de las 8 p.m. el jueves y deben regresar a la corte el martes.

La abuela de McDonald, Tracey Hunter, una de las que apoya los nuevos cargos contra Van Dyke, fue liberada después de haber sido detenida inicialmente con el grupo.

“Arrestaron y encerraron a algunos de nuestros camaradas porque estamos luchando por nuestros derechos humanos”, le dijo Hunter a los periodistas, insistiendo en que la sentencia de Van Dyke fue inadecuada. “Deberíamos poder ser tratados como humanos porque somos humanos.

“Y como no lo hacen, tomaremos las calles y cerraremos toda la ciudad de Chicago hasta que obtengamos la justicia que merecemos”, dijo mientras el grupo continuaba manifestándose en el centro.

Van Dyke fue condenado en 2018 por asesinato en segundo grado y 16 cargos de agresión con agravantes, uno por cada bala que disparó a McDonald, de 17 años, en un tiroteo en 2014 en Archer Heights. El tiroteo, y la aparente supresión del video de la cámara de la patrulla del encuentro fatal, conmocionó a Chicago y llevó al exalcalde Rahm Emanuel a renunciar a buscar un tercer mandato en el cargo.

Antes de que las tensiones aumentaran el jueves, el reverendo Jackson insistió en que “el crimen y el tiempo no corresponden”, refiriéndose a la sentencia de 81 meses que el juez del Condado de Cook, Vincent Gaughan, le impuso a Van Dyke. Van Dyke cumplió aproximadamente la mitad debido al tiempo acreditado por buen comportamiento.

En los últimos días se han producido llamadas similares, con los senadores estadounidenses Dick Durbin y Tammy Duckworth presionando al fiscal general Merrick Garland para obtener una actualización sobre la investigación y la NAACP pidiéndole que presente cargos.

Pfleger hizo un llamado similar, pidiendo una “investigación completa” y que Van Dyke sea acusado federalmente.

The Latest
The automaker had announced last year that it would reopen the plant and invest nearly $5 billion, as part of its contract negotiations with the United Auto Workers.
People who can’t afford higher rates may have their water turned off. Water systems are a monopoly, so there is no competitor people can turn to for lower rates.
Some short-sighted, bigoted people across the country continue to cite Blackness itself as the primary cause of violent crime.
Pregnant woman is so mad about this imagined affair that she’s barring her mate from the delivery room.
Harold Bradley’s firm is the court-appointed receiver collecting rent for the Surf Apartment company. Five thousand dollars of the money Bradley got before he disappeared came from the apartment company, through a mistake at a bank. The other $5,000 came from a friend of Bradley who had offered to make good on the mistake.