Empleados de la CTA exigen una unidad policial propia para combatir el aumento de la delincuencia

Durante un “largo periodo de tiempo” durante la pandemia, el presidente de la CTA Dorval Carter Jr. reconoció que “algunas personas” empeñadas en cometer fechorías se han sentido “un poco más animadas a tener un comportamiento inaceptable”.

SHARE Empleados de la CTA exigen una unidad policial propia para combatir el aumento de la delincuencia
Two Chicago police officers patrol the Jackson Red Line platform.

Dos policías de Chicago patrullan la plataforma de la Línea Roja de Jackson.

Tyler LaRiviere/Sun-Times

El mejor lugar para cobertura de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

El presidente de un sindicato de la CTA exigió el miércoles que la agencia de transporte público vuelva a contratar conductores que recorran los pasillos y restablezca su propia unidad de policía para detener el aumento de los delitos violentos y el comportamiento indisciplinado que está reduciendo el número de pasajeros y poniendo en peligro a los empleados de la CTA.

Horas antes de que los funcionarios de la ciudad y de tránsito anunciaran la última de una serie de medidas enérgicas contra la delincuencia en la CTA, Eric Dixon, presidente del sindicato de los trabajadores de tránsito Amalgamado Local 308, dijo que “tomaría lo que nos den”, incluyendo más oficiales y guardias de seguridad desarmados. Pero sólo eso—lo que él llamó “humo y espejos”—no sería suficiente.

La alcaldesa Lori Lightfoot, el superintendente de la policía de Chicago David Brown y el presidente de la CTA Dorval Carter Jr. anunciaron las últimas medidas en la parada de la Línea Roja de Chicago/State, y efectivamente incluyen más guardias de seguridad desarmados.

El Departamento de Policía de Chicago también “ajustará estratégicamente los recursos de la Oficina contra el Terrorismo para abordar mejor los cambios en los patrones de delincuencia” en el transporte público, según un comunicado de prensa. Esos agentes se dividirán en equipos que se centrarán en las pandillas y los delitos de drogas, y también patrullarán las líneas de ferrocarril.

“La palabra es visibilidad. Lo que tenemos que hacer es asegurarnos de que, en todas las plataformas de nuestro sistema, ustedes, los viajeros, vean la visibilidad de los agentes de policía, así como de estos guardias de seguridad desarmados”, dijo Lightfoot.

Chicago Transit Authority President Dorval Carter Jr. discusses public safety and improving commuters’ experience during a news conference at the Red Line’s Chicago station, 800 N. State St., Wednesday afternoon, March 9, 2022.

El presidente de la CTA, Dorval Carter Jr., habla sobre la seguridad pública y la mejora en la experiencia de los viajeros durante una conferencia de prensa el miércoles por la tarde.

Ashlee Rezin/Sun-Times

“Y lo que también diré a los viajeros es que si ven algo en un tren o en un autobús que saben que es inaceptable, no duden en llamar al 911 o al 311 para denunciarlo. Todos tenemos que trabajar juntos para asegurarnos de que nuestro sistema es seguro”.

Brown dijo que el enfoque en las actividades de pandillas y narcóticos se debió a las quejas de “los clientes de la CTA que ven el tráfico de drogas” y “los conflictos asociados con las pandillas.”

Con menos pasajeros en la CTA durante un “largo periodo de tiempo” durante la pandemia, Carter reconoció que “algunas personas” empeñadas en cometer fechorías se han sentido “un poco más animadas a tener un comportamiento inaceptable” en los autobuses, trenes y plataformas.

“Eso es algo que no aceptaremos”, dijo Carter, señalando que los dos nuevos contratos aprobados por la junta de la CTA duplicarán los recursos dedicados a los agentes de seguridad privada no armados.

Carter también señaló la necesidad de encontrar ayuda para las personas que buscan refugio en la CTA porque no tienen hogar. Para ello, los responsables de la CTA podrían ampliar las asociaciones con organizaciones de servicios sociales.

“He descrito el problema de los sin hogar como uno de los más complejos y desafiantes que he tenido que afrontar en mi carrera”, dijo Carter.

“Creo que el dinero que estamos gastando en CTA para los servicios de seguridad es un dinero bien invertido, tanto en términos de la mayor visibilidad que proporcionará a nuestros clientes y también por la capacidad... para interactuar con la población sin hogar y otros para proporcionarles asistencia.”

Dixon argumentó que la delincuencia en la CTA seguirá estando “fuera de control” hasta que los conductores vuelvan a ser los “ojos y oídos”, al menos en los trenes del metro, lo que significaría las Líneas Roja y Azul, que también son las únicas líneas de la CTA que funcionan las 24 horas del día. Dixon también quiere que la CTA restablezca la unidad policial interna disuelta hace más de 40 años.

“Para mí no tiene sentido. Boston, Nueva York, D.C., Atlanta, Toronto... todas estas ciudades tienen su propia policía de tránsito y nosotros no podemos volver a tener la nuestra. Cuando la alcaldesa [Jane] Byrne disolvió ese programa, la delincuencia no era tan grave como ahora”, dijo Dixon.

“Llevo 35 años en esto. Había tipos encubiertos en el metro. Como conductor, los veía subir a los trenes. Si ocurría algo, decía: ‘En el cuarto vagón, tenemos una situación’. Iban a ese vagón. Impedían que ocurrieran cosas”.

Dixon rechazó la decisión de la CTA de añadir más guardias de seguridad desarmados, y la calificó como un adorno.

“Muchos de ellos son jóvenes que andan con mochilas. Van con sus teléfonos móviles. No están ahí para impedir que se produzca ningún delito”, dijo Dixon.

Turnstiles at the Lake station on the CTA’s Red Line in the Loop.

Un funcionario del sindicato de transporte cree que añadir conductores a los trenes, especialmente en las rutas del metro, es crucial para luchar contra la delincuencia en la CTA. | Archivos Sun-Times

Dixon, que fue invitado a la conferencia de prensa del miércoles, pero no asistió, hizo un argumento similar sobre la Unidad de Tránsito Masivo del CPD. Dijo que carece de personal y que está dominada por agentes “que trabajan en sus días libres”.

“Eran como 100 agentes. Tenemos tres turnos: en la mañana, tarde y noche. ¿33 agentes por turno para el autobús y el ferrocarril? No es suficiente. Es una broma”, dijo Dixon.

Horas después de otro tiroteo en la CTA—este martes por la noche en la Línea Roja en la calle 63 y el Dan Ryan—Dixon dijo: “¿Quién quiere subir a un tren o a un autobús hoy en día si no sabe si va a estar seguro o no?”.

En un mensaje de texto enviado al Sun-Times, Keith Hill, presidente del sindicato de los trabajadores del transporte público Amalgamated Transit Workers Union Local 241, que representa a los conductores de autobús, coincidió con Dixon en que la respuesta al aumento de la delincuencia en la CTA es “la policía de transporte masivo que vengo impulsando desde hace unos cuatro años.”

The Latest
Baseball has been hit hard this year by gambling scandals, but all professional athletes — and the integrity of sports — face risks.
A former longtime Chicago reporter looks back at narratives that shaped the candidacies of Richard M. Daley, Barack Obama, Rod Blagojevich and Joe Biden.
Politicians often point to mental illness as a source of gun violence. That’s rarely the case. Rage, hate and access to guns are usually the cause.
In addition to losing 120 pounds, the grateful participant found clarity and sanity in working the program’s 12 steps.
Eligible employees are guaranteed up to five days of paid vacation time and five days of paid sick time, with some rollover days. Some business owners, even those who support the new rules, fear they could be hurt by them.