Trabajadores de El Milagro celebran aumentos de sueldo

Pero los sueldos siguen siendo inconsistentes según los deberes laborales y la antigüedad de los trabajadores.

SHARE Trabajadores de El Milagro celebran aumentos de sueldo
El Milagro worker Luis Olivo addresses fellow picketers last September at a company location at 3050 W. 26th St.

Un trabajador de El Milagro, Luis Olivo, se dirige a sus compañeros piqueteros en septiembre pasado en una ubicación de la empresa en 3050 W. 26th St.

Tyler LaRiviere/Sun-Times file

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Los trabajadores de la tortillería El Milagro que llamaron la atención a sus quejas con un breve paro laboral el año pasado acusaron el lunes a la empresa de no cumplir varias promesas mientras mantiene la velocidad de producción peligrosamente alta.

Los empleados, que están trabajando con el grupo de derechos laborales Arise Chicago, dijeron que su activismo el año pasado condujo a aumentos de sueldo, el fin a los horarios de siete días a la semana y mejoras en las condiciones laborales. Pero dijeron que la compañía no ha cumplido con su compromiso de cerrar los domingos para darle a todos los trabajadores tiempo con sus familias.

Dijeron en declaraciones proporcionadas por Arise Chicago que son “trabajados como máquinas” en El Milagro. Los trabajadores no estaban disponibles para dar comentario el lunes porque estaban en el trabajo, dijo Shelly Ruzicka, directora de comunicaciones de Arise.

“Todavía están acelerando las máquinas, causándonos dolor en la espalda y en las manos. Pero a la empresa no le importa. Ponemos toda nuestra fuerza para trabajar duro y seguir el ritmo hasta que simplemente no podemos más”, dijo una trabajadora de Arise identificada solo como Olga.

La empresa no respondió a acusaciones específicas y dijo que los aumentos del año pasado fueron el resultado de discusiones con todos los empleados.

“Como parte de las mejoras operativas continuas, nuestros gerentes continúan recibiendo entrenamiento y estamos adoptando nuevas metodologías y prácticas, además de realizar inversiones de capital para asegurar el éxito de la empresa”, dijo El Milagro. Dijo que no respondería a las “mentiras” de Arise, a quienes describe como “agitadores externos”.

Ruzicka dijo que los aumentos del año pasado fueron de entre $1 y $3 por hora para la mayoría de los trabajadores durante el otoño y que todos obtuvieron un aumento de 36 centavos por hora en diciembre. Ella dijo que los sueldos siguen siendo inconsistentes según los deberes laborales y la antigüedad de los trabajadores.

Los trabajadores han presionado sus demandas de forma independiente y no se han organizado con un sindicato. Se cree que la empresa tiene unos 500 trabajadores. Ruzicka dijo que más de 100 han firmado peticiones en mítines, pero se desconoce cuántos respaldan activamente la campaña. “Algunas personas parecen asustadas, o están contentas con los aumentos y tienen miedo de mover el barco”, dijo.

Ruzicka dijo que no se planean acciones laborales. El Milagro tiene cuatro plantas en producción Chicago.

Arise está respaldado por grupos laborales y organizaciones religiosas.

“Estos aumentos son históricos para El Milagro. Habría tomado cinco años ganar los aumentos que ganamos en unos pocos meses debido a nuestra organización. Nunca podríamos haber ganado sin estar organizados y unidos”, dijo Pedro Manzanares, trabajador de 18 años de El Milagro.

Pero Manzanares dijo que la compañía ofreció los domingos libres para todos el otoño pasado y aún no ha cumplido. “He trabajado para El Milagro durante casi 20 años y nunca tuve los domingos libres. Nunca tuve tiempo para estar con mis hijos que ahora son adultos. Quiero que cumplan su promesa para que mis compañeros de trabajo con niños pequeños puedan tener con sus hijos el tiempo que perdí”, dijo en un comunicado de Arise.

El Milagro, dijeron los trabajadores, ha introducido mejoras tales como aire acondicionado en el área de descanso y proporcionar las herramientas para los empleados en lugar de exigirles que las compren.

Sin embargo, dijeron que la compañía con frecuencia envía temprano a casa a los trabajadores del tercer turno, lo que les hace perder horas en una posible violación municipal de la Ordenanza de Semana Laboral Justa, y se niega a reunirse con los trabajadores para discutir sus quejas.

The Latest
The entertaining ‘Facing Nolan’ gets the taciturn pitcher to discuss his life and his competitive side.
NFL
The team has a waiting list of 140,000 for 81,441-seat Lambeau Field, which means a long time on the list.
Lesly Morales has been missing since late April, family said.
The Committee on Public Safety approved the mayor’s ordinance by a comfortable vote of 14 to 3 that did not reflect the barrage of concerns raised about a crackdown roundly condemned as a toothless and desperate headline-grabber that will have no impact on youth violence.