Familia de niño desarmado de 13 años que fue baleado por la policía presenta demanda

Según una demanda federal, el estudiante de séptimo grado que huyó de un coche supuestamente robado y al que le dispararon por la espalda no era ninguna amenaza.

SHARE Familia de niño desarmado de 13 años que fue baleado por la policía presenta demanda
Cierra Corbitt speaks during a press conference outside John H. Stroger Jr. Hospital in the Illinois Medical District, Thursday afternoon, May 26, 2022, where attorneys representing Corbitt announced that they are filing a lawsuit against the city of Chicago and a Chicago police officer who allegedly shot A.G., Corbitt’s 13-year-old son.

Cierra Corbitt habla el jueves sobre el tiroteo de la policía de su hijo de 13 años, quien podría quedar paralizado permanentemente.

Pat Nabong/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Los abogados de un niño de 13 años que fue baleado por un agente de la Policía de Chicago la semana pasada dicen que el estudiante de séptimo grado no tenía ningún arma y había levantado las manos cuando le dispararon por la espalda mientras huía de un coche supuestamente robado.

El adolescente ha estado en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Stroger durante los ocho días transcurridos desde el tiroteo y podría quedar paralizado de forma permanente, dijo el abogado Andrew Stroth en una conferencia de prensa frente al hospital el jueves.

La familia del niño ha presentado una demanda federal contra el agente de policía aún no identificado y el Departamento de Policía de Chicago (CPD, por sus siglas en inglés), argumentando que el tiroteo fue injustificado y culpando a CPD por su lentitud a la hora de adoptar reformas para abordar su “largo y sórdido historial de uso excesivo de la fuerza”.

“Puede que no vuelva a caminar, está acostado, llorando todo el tiempo”, dijo a los periodistas la madre del niño, Cierra Corbitt. “Sólo desea haberse quedado en la casa ese día, y es triste, le gustaba jugar beisbol, le gustaba montar en bicicleta, le gustaba jugar fútbol americano...

“No tenían ninguna razón para dispararle a mi hijo. Él cumplió con [sus órdenes] y lo único que tuvieron que hacer fue agarrarlo”.

El niño, identificado en la demanda con las iniciales “A.G.”, está hospitalizado desde que recibió un disparo el 18 de mayo tras bajarse de un coche que la policía perseguía con varias patrullas y un helicóptero luego de un supuesto robo de coche en Oak Park.

Un agente persiguió a A.G. a pie después de que el adolescente huyera del Honda Accord supuestamente robado y le disparó por la espalda, causándole lesiones en la médula espinal y heridas internas que han dejado al chico “permanente y catastróficamente” lesionado, afirma la demanda.

“El disparo de CPD fue totalmente injustificado, ya que A.G. estaba huyendo del pistolero, estaba desarmado y no suponía ninguna amenaza de daño para el agente que le disparó ni para nadie en las inmediaciones”, afirma la demanda. “Múltiples testigos en el lugar de los hechos reportaron que A.G. estaba cumpliendo la directiva de los agentes de que pusiera las manos en alto —y de hecho, las tenía— cuando el agente John Doe le disparó”.

En una conferencia de prensa la semana pasada, el jefe de policía David Brown dijo que el chico volteó hacia la policía cuando le dispararon, pero no quiso comentar si tenía las manos levantadas. No se encontró ningún arma en el lugar de los hechos. A pesar de que los comentarios de radio entre los agentes durante la persecución decían que les habían disparado a los agentes que lo perseguían, Brown dijo que nadie les disparó.

Brown dijo que el Accord fue robado el 16 de mayo después de que se dejó prendido en el bloque 100 al oeste de la calle Randolph. El coche fue utilizado en otro robo de coche la noche siguiente en Oak Park, cuando alguien con una máscara negra robó un Honda CRV dejado prendido con un niño de 3 años dentro cerca de Lake Street y Oak Park Avenue. La madre del niño resultó herida al ser arrastrada por el coche mientras huía, pero el niño fue encontrado ileso 15 minutos más tarde cuando el CRV fue descubierto abandonado en el bloque 200 de la calle Madison, dijo la Policía de Oak Park.

El ladrón fue visto subiéndose al Accord, que, según Brown, había sido localizado por los detectores de placas por todo Chicago durante el día del tiroteo, y quedó bajo la vigilancia de un helicóptero de la policía.

Según el tráfico de radio, los agentes que perseguían el coche hicieron una llamada “10-1”; es decir, un agente en apuros, y un despachador dice primero “disparos contra la policía”, pero luego dice “disparos de la policía” mientras los agentes perseguían al sospechoso del coche.

La Oficina Civil de Responsabilidad Policial (COPA, por sus siglas en inglés), que investiga los disparos de la policía y las acusaciones de mala conducta, se ha negado hasta ahora a publicar el vídeo de la cámara corporal del incidente. COPA se negó inicialmente a publicar un vídeo similar de la cámara que llevaba el agente que disparó y mató a Adam Toledo, de 13 años, durante una persecución a pie el año pasado.

Stroth dijo que Corbitt quiere que el vídeo se publique inmediatamente.

“Quiere que el mundo vea lo que le hicieron a su bebé”, dijo.

La demanda señala que CPD no tenía una política de persecución a pie antes del pasado mes de junio, lo que significa que los agentes han recibido poco entrenamiento sobre la persecución de sospechosos. La demanda dice que el oficial que le disparó a A.G. había estado corriendo con su arma en la mano, una violación de la política temporal actual.

El oficial, que no ha sido nombrado por el departamento, ha sido asignado a tareas de oficina mientras se investiga el tiroteo. La fiscal del Condado de Cook, Kim Foxx, anunció en marzo que no presentaría cargos penales contra él ni contra el agente que le disparó a Álvarez. COPA ha enviado los resultados de sus investigaciones al Superintendente Brown, pero la Junta de Policía no ha recibido todavía ningún cargo disciplinario formal de CPD relacionado con ninguno de los dos tiroteos, dijo el jueves el portavoz Max Caproni.

The Latest
All three victims were transported to area hospitals in serious to critical condition.
The pedestrian was struck by a train at the Glen of North Glenview Train Station, 2301 Lehigh Avenue,
The shooting happened about 9:15 p.m. in the 3800 block of West Monroe Street.
As gas prices soar, Illinois residents can apply for up to $4,000 in rebates for electric vehicles as part of a new climate-fighting clean energy law.