Comunicaciones internas muestran que funcionario municipal fue advertido del riesgo de la implosión de la chimenea Crawford

Desde la debacle de abril de 2020, Lightfoot ha culpado de la implosión fallida al desarrollador Hilco y sus contratistas.

SHARE Comunicaciones internas muestran que funcionario municipal fue advertido del riesgo de la implosión de la chimenea Crawford
The collapse of a nearly 400-feet-tall smokestack at the former Crawford coal plant in Little Village spewed a massive dust cloud that covered homes, yards and cars.

El colapso de una chimenea de casi 400 pies de altura en la antigua planta de carbón Crawford en La Villita arrojó una enorme nube de polvo que cubrió casas, patios y automóviles.

Alejandro Reyes

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Siete meses antes de que la implosión fallida de la chimenea de una antigua planta de carbón dejara a La Villita cubierta de polvo durante el fin de semana de Pascua en 2020, un empleado de la Ciudad de Chicago le advirtió a su jefe que los planes para hacer implosionar la torre podrían causar un daño “casi catastrófico”.

“Asegúrese de tener suficiente agua disponible”, escribió el entonces director de inspecciones ambientales John Kryl, diciendo que era imperativo “saturar” el suelo antes de la implosión. “No importa cuánta agua creas que necesites, probablemente no sea suficiente. El polvo de un evento como este es casi catastrófico. Esté preparado.”

Kryl, quien desde entonces se retiró, envió la advertencia a Dave Graham, comisionado adjunto de salud pública del Ayuntamiento, en un correo electrónico en septiembre de 2019, según muestran los registros obtenidos por el Chicago Sun-Times.

No está claro si Graham, quien, a través de un portavoz, se negó a comentar, le respondió a Kryl.

Kryl no pudo ser contactado.

“Documente los datos meteorológicos, incluyendo la dirección y la velocidad del viento, y prepárese para posponer la caída si el evento dirige una gran cantidad de polvo hacia el río o cualquier área densamente poblada”, escribió Kryl. “Avise a los residentes del área con suficiente anticipación para que no los tomen desprevenidos. Es posible que quieran estar en otro lugar cuando ocurra la caída”.

Otro empleado del departamento de salud, John Singler, un inspector ambiental, envió el mensaje de Kryl a un consultor de la empresa que supervisa la demolición de la planta, Hilco Development Partners.

“Sigue siendo desgarrador”, dijo Kim Wasserman, directora ejecutiva de la Organización de Justicia Ambiental de La Villita (LVEJO, por sus siglas en inglés), después de que le informaran sobre la advertencia del inspector de la Ciudad sobre las posibles consecuencias nefastas de la implosión. “No puedo evitar llorar. ¿Cuánto no les importa la gente de nuestro vecindario?

De los pasos que Kryl tomó, Wasserman dijo: “No se hizo ni una sola de estas cosas”.

El correo electrónico de Kryl es uno de las cientas de comunicaciones internas del Ayuntamiento obtenidas por el Sun-Times en virtud de la Ley de Libertad de Información (FOIA, por sus siglas en inglés) de Illinois. Proporcionan relatos detallados de la planificación antes de la implosión de la fábrica de carbón de Crawford, que ha sido criticada por haber sido lamentablemente inadecuada.

En enero, la Oficina del Inspector General del Ayuntamiento publicó un breve resumen de una investigación sobre los problemas con la planificación de los funcionarios municipales que condujo a la gigantesca tormenta de polvo que se creó cuando una chimenea de casi 400 pies de altura de la planta de Crawford se derrumbó el 11 de abril de 2020, para dar paso a un almacén de un millón de pies cuadrados que ahora está alquilando a Target en 3501 S. Pulaski Rd.

La agencia de vigilancia interna del Ayuntamiento recomendó que se sancione a tres trabajadores municipales, incluido el posible despido del funcionario de salud pública que estaba a cargo de proteger la seguridad de los residentes cercanos.

El Ayuntamiento de Chicago y los grupos comunitarios han pedido a la alcaldesa Lori Lightfoot que publique el reporte aún secreto, pero Lightfoot se ha negado a hacerlo.

Antes de la demolición, Wasserman ayudó a liderar una campaña (con LVEJO) para cerrar Crawford, que, junto con la planta cercana de Fisk en Pilsen, fue una de las dos fuentes de energía a carbón que operaron en Chicago hasta 2012.

Los funcionarios municipales habían prometido que los residentes de la comunidad tendrían voz en lo que reemplazaría a la planta contaminante.

La decisión de la administración del entonces alcalde Rahm Emanuel de permitir que Hilco desarrollara un gran almacén en la propiedad de la antigua planta que ahora ve entrar y salir cientos de camiones diésel todos los días provocó una indignación en La Villita.

Otros grupos que han instado a Lightfoot a publicar el reporte secreto incluyen Unete La Villita y Vecinos Mi Villita.

Los funcionarios de la administración de Lightfoot dicen que no pueden publicar legalmente el reporte de investigación, un reclamo del concejal Michael Rodríguez (22°), quien representa a La Villita, y los miembros de la comunidad.

Ningún trabajador de la ciudad terminó siendo despedido. Uno, identificado en el resumen del inspector general solo como comisionado adjunto del departamento de salud, recibió una reprimenda por escrito.

Desde la debacle de abril de 2020, Lightfoot ha culpado de la implosión fallida al desarrollador Hilco y sus contratistas. Hilco pagó $19,500 en multas municipales y resolvió una demanda con el estado por $250,000. Una entidad relacionada propietaria del terreno y dos contratistas también fueron multados.

Los funcionarios de Hilco no respondieron a los esfuerzos por comunicarse con ellos para hacer comentarios.

Marlene Hopkins, entonces subcomisionada gerente del departamento de edificios, era una persona clave para el Ayuntamiento en la implosión, y Jorge Herrera era el inspector jefe de edificios en ese momento, según muestran los correos electrónicos recién publicados.

Ferguson no nombró a Graham, Hopkins o Herrera en su resumen.

Todos se negaron a comentar.

El reporte de Ferguson estuvo de acuerdo con la afirmación de los funcionarios municipales de que Hilco y sus contratistas de demolición tenían la culpa de la nube de polvo que se arrojó, pero también el reporte señaló lo que describió como fallas del funcionario de salud.

“La nube de polvo de partículas resultante ocurrió a pesar de las advertencias, 213 días antes que el ‘polvo de un evento como este es casi catastrófico’”, escribió Ferguson.

Rodríguez, quien patrocinó una resolución del Concejo Municipal de Chicago, que pedía a Lightfoot que publicara el reporte de Crawford, dijo que era “moralmente reprensible” que se hayan levantado “banderas rojas” sobre el plan y, sin embargo, los funcionarios de la ciudad no requerían pasos adicionales.

Y todavía quiere que la alcaldesa haga públicos los hallazgos completos del inspector general.

“Necesitan publicar el reporte”, dijo Rodríguez.

Los reportajes de Brett Chase sobre el medio ambiente y la salud pública son posibles gracias a una subvención del Chicago Community Trust.

Traducido por La Voz Chicago

The Latest
Triston McKenzie strikes out 14, Guardians score 4 in seventh in 5-2 win
The shooting happened about 6 p.m. in the 3300 block of West Flournoy Street.
In Game 1 of the best-of-three first-round series, Dolson hurt the Sky the way she used to help them win. She finished with 13 points and went 3-for-4 from behind the arc.
The Sky are the No. 2 seed and have the deepest roster in the league. They shouldn’t be in this situation, given the sacrifices and upgrades they made last offseason. Yet here they are, a game away from it all ending.
Danny Golden was released a month after the Beverly shooting that left him paralyzed. He was greeted by cheers from dozens of supporters and loved ones.