Residentes dicen que los grandes festivales en Douglass Park son un peligro para los pacientes de los hospitales cercanos

Los activistas comunitarios y los trabajadores de la salud dicen que los conciertos en el parque molestan a los pacientes de los hospitales cercanos e interrumpen un recurso comunitario vital.

SHARE Residentes dicen que los grandes festivales en Douglass Park son un peligro para los pacientes de los hospitales cercanos
merlin_114023668.jpg

La residente Princess Shaw acusa a los organizadores de Riot Fest de actuar por encima de la ley al violar las regulaciones de la Municipalidad sin consecuencias.

Tyler Pasciak LaRiviere/Sun-Times

El mejor lugar para cobertura de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

Activistas de la comunidad, residentes y dueños de negocio exigieron el lunes que la Municipalidad deje de permitir que “mega” festivales de música como Riot Fest ocupen Douglass Park, diciendo que los eventos no benefician a la comunidad y representan un peligro para los pacientes de los hospitales cercanos.

En una conferencia de prensa en el parque, situado en la esquina de las avenidas Ogden y California frente al hospital Mount Sinai, llamaron la atención sobre los posibles trastornos que los grandes festivales de música pueden causar a las personas que acuden a recibir atención médica al hospital y al Hospital St. Anthony cercano.

“El Mount Sinai es un centro de traumatología de nivel uno, lo que significa que los pacientes que han sufrido un traumatismo agudo y pueden necesitar una intervención quirúrgica urgente suelen ser trasladados a este hospital por los equipos de auxilio”, explica Marcus Paulson, técnico de emergencias médicas. “Para estos pacientes, la diferencia de sólo unos minutos puede determinar su resultado. La obstrucción del tráfico alrededor del parque y el flujo de pacientes no graves procedentes de grandes festivales ha afectado y afectará claramente a la capacidad de los hospitales de los alrededores.”

Douglas Park megafest protest news conference

Casi dos docenas de miembros de la comunidad, activistas y profesionales de la salud exigen que los megafestivales como el Riot Fest se trasladen a otros lugares.

Tyler Pasciak LaRiviere/Sun-Times

Paulson dijo que los dos hospitales ven menos pacientes y menos personas sin cita durante los grandes festivales en el parque, lo que significa menores ingresos.

“Teniendo esto en cuenta, tengo que preguntar a los responsables municipales que aprueban estos festivales, ¿qué van a hacer estos pacientes cuando su acceso a la atención médica se vea limitado por los megafestivales? ¿Por qué la Municipalidad aprueba continuamente estos megafestivales a pesar de que repercuten negativamente en la atención médica de los miembros de la comunidad?”

Los activistas de la comunidad y los residentes han luchado durante años contra las grandes reuniones como Riot Fest, que se ha celebrado en Douglass desde 2015, de usar el parque.

El Riot Fest de este año se celebra del 15 al 17 de septiembre. Los organizadores del festival han dicho que están trabajando estrechamente con la comunidad y las agencias de la Municipalidad para abordar cuestiones como el tráfico y la logística. El evento de música alt-rock atrae a unas 40,000 personas por día.

Otros dos festivales de música que se celebraron en Douglass en años pasados se han trasladado a otros lugares en medio de protestas. Summer Smash, que se celebraba del 23 al 25 de junio, se trasladó al suburbio de Bridgeview. El Heatwave Music Festival se celebró en Northerly Island este fin de semana.

Los activistas quieren que la Municipalidad invierta más en la salud, infraestructura y acceso, y que Douglass Park y todos los parques se conviertan en espacios controlados por la comunidad.

Joanna Tess, de Collaborative for Health and Equity Cook County, dijo que la Municipalidad está priorizando sus ganancias sobre las personas al permitir que Riot Fest se apodere del parque y limite el acceso a los residentes.

“Los parques ofrecen espacios importantes para que los residentes se recuperen del estrés físico y psicológico de la vida en la ciudad”, dijo Tess. “Les permiten a los niños jugar y crecer y a la comunidad de estar en comunidad unos con otros. No se debe abusar de Douglass Park simplemente para permitir que un pequeño número de personas se beneficie económicamente de su uso comercial”.

Los organizadores dijeron que ya no había ligas de fútbol juvenil en el parque, y que los horarios de las ligas de fútbol de adultos se ven alterados cuando se cierran los campos para el festival. Dijeron que se añaden horas al transporte debido al festival, y que los niveles de ruido son “extremos”.

Princess Shaw, residente de toda la vida en North Lawndale y representante del West Side Executive Park Advisory Council, acusó a los organizadores del festival de actuar por encima de la ley al incumplir las regulaciones sin afrontar las consecuencias.

“Estos festivales siguen dejando a nuestra comunidad insalubre e insegura al sobrepasar su nivel permitido de capacidad de participantes sin ser sancionados”, dijo Shaw. “Esto pone a nuestra comunidad en peligro al tener un recuento inexacto del número de asistentes en nuestra comunidad”.

Douglass Park Riot Fest

Asistentes al festival pasan junto a un grafiti en el que se lee “NO RIOT FEST EN NUESTRO PARQUE” (en inglés) a lo largo de una cerca que rodea Douglass Park durante el Riot Fest del año pasado.

Tyler Pasciak LaRiviere/Sun-Times file

Shaw dijo que estos “extraños” que asisten a los festivales inundan North Lawndale y La Villita y abruman a la policía.

“Cuando vienen a nuestra comunidad, lo que acaba ocurriendo es que hacen lo que quieren y dicen lo que les da la gana”, dijo Shaw. “Eso perjudica a nuestra comunidad al no poder contar con los recursos adecuados”.

Shaw afirmó que la zona no se ha beneficiado de los ingresos millonarios que han obtenido los festivales a lo largo de los años. Cree que a North Lawndale y La Villita se les debe una “reparación”.

El festival afirma en su página web que sus esfuerzos de involucración comunitaria han resultado en cientos de miles de dólares de impacto económico para la zona que rodea el parque.

Denis Ferguson, otro antiguo residente de Lawndale, dijo que ningún otro vecindario ha tenido que lidiar con este tipo de problemas. Añadió que la única forma de solucionarlos sería que el festival se celebrara en otro lugar.

“No hay nada que Riot Fest pueda hacer excepto marcharse”, dijo Ferguson. “Esto es depredador, discriminatorio y francamente racista. No se debe pedir a nadie que deje a un lado a su hijo enfermo o a su padre o madre que necesita algún tipo de diálisis porque una empresa quiera celebrar una fiesta en el parque.”

The Latest
To say that the sports-video gaming world has been in a decade of darkness is an understatement. Eleven years to be exact.
The divisions among Illinois Democrats mirror national divides among delegates and Democratic leaders as the bombshell announcement, while not unexpected at this point, is still sending political shockwaves weeks before the Democratic convention kicks off in Chicago on Aug. 19.
Thorpe lowers ERA to 3.03 in fifth straight start with 2 or fewer runs allowed
In Vance’s book, “Hillbilly Elegy,” he famously describes the misery of the white working class in Appalachia and goes on to blame and sneer at those people for their plight.