Robert Gómez: propietario de los clubes Beat Kitchen y Subterranean habla de sus restaurantes en Navy Pier

Con dos restaurantes en Navy Pier, Gómez espera atraer a más gente local durante todo el año e inspirar a otros latinos para que persigan sus sueños empresariales.

SHARE Robert Gómez: propietario de los clubes Beat Kitchen y Subterranean habla de sus restaurantes en Navy Pier
Among several Chicago businesses Robert Gomez owns and operates are Beat Kitchen Cantina and Bar Sol on Navy Pier.

Entre los varios negocios de Chicago que posee y gestiona Robert Gómez, se encuentran Beat Kitchen Cantina y Bar Sol, ambos en Navy Pier.

Owen Ziliak/Sun-Times

El mejor lugar para cobertura de noticias y cultura latina en Chicago. | The place for coverage of Latino news and culture in Chicago.

Read in English

Robert Gómez es propietario de los conocidos clubes de música Subterranean y Beat Kitchen desde la década de 1990, pero puede que sea el propietario más discreto de Chicago.

Gómez, de 56 años, quien también es propietario de Beat Kitchen on the Riverwalk y de Underbar en Roscoe Village, está dejando de estar detrás de las cámaras para animar a más residentes de Chicago a visitar dos restaurantes que abrió en Navy Pier durante la pandemia, Beat Kitchen Cantina y Bar Sol.

Para Gómez, que a pesar de tener seis negocios, sigue siendo entrenador de béisbol de uno de sus hijos e intenta estar en casa para cenar con su esposa y sus tres hijos todas las tardes, la tarea de conseguir que más clientes vayan a Navy Pier es un gran obstáculo.

“Puede que sea el mayor reto al que me he enfrentado. Es muy arduo, ya que todos los habitantes de Chicago con los que he hablado me cuentan cuántos años hace que no van al Navy Pier. En algunos casos, son décadas”, dijo Gómez durante una entrevista en el Bar Sol, que abrió en 2022 tras la salida del restaurante Riva del propietario Phil Stefani.

Gómez, quien agregó platillos del menú de Beat Kitchen a Bar Sol, como el Huachinango al Mojo de Ajo, las Tostadas de Ceviche de Atún, tacos y platillos más americanos como hamburguesas, está sentando a los clientes del restaurante en la planta baja, tanto en el interior como en el patio, abarcando 6,000 pies cuadrados de espacio. En el piso de arriba, que mide otros 8,000 pies cuadrados de espacio y una vez fue el comedor principal de Riva, se está utilizando para fiestas privadas —que Gómez ha estado tratando de atraer al convertirse en la cara del restaurante— algo que no es del todo cómodo.

The interior of Robert Gomez’s Bar Sol restaurant on Navy Pier. 

El interior del restaurante Bar Sol de Robert Gómez en Navy Pier.

Owen Ziliak/Sun-Times

“La gente viene a Subterranean y me ve detrás de la barra y piensa que soy el asistente del cantinero”, dijo Gómez, riendo. “Incluso esta entrevista me hace sentir incómodo”.

Aunque Subterranean y Beat Kitchen existen desde hace casi 40 años, Gómez bastante desconocido en Chicago, incluso entre las bandas que han tocado allí.

“Mi grupo ha tocado varias veces en Beat Kitchen y no sé quién es”, dice Fred Popolo, bajista del grupo punk de Chicago Haymarket Riot.

“No creo que sea algo malo; probablemente tiene una personalidad diferente a la de alguien como Joe Shanahan”.

Gómez concedió que su personalidad sí es diferente a la de Shanahan, el conocido propietario de Metro, al que considera un amigo y con el que trabajó la Chicago Independent Venue League (CIVL, por sus siglas en inglés), que se formó en 2017 para luchar contra el desarrollo de Lincoln Yards.

“Joe es genial y más figura pública que yo, y todo el mundo conoce a Tim Tuten”, dijo Gómez, refiriéndose al copropietario de The Hideout, de quien también dijo que es amigo y colega de CIVL. “Yo no entro en la sala verde ni presento a las bandas con un micrófono como lo hace él. Básicamente se convierte en parte del espectáculo, pero yo no soy así”, dijo Gómez, riendo.

Gómez dijo que, como mexicanoamericano, ha empezado a hacer campaña para atraer a los residentes de Chicago al Navy Pier poniéndose en contacto con organizaciones latinas para reservar el espacio para eventos del Bar Sol, que ofrece una amplia vista del Lago Michigan y del centro de Chicago.

Aunque la portavoz del Navy Pier, Amanda Willard, dijo que el 70% de los 7.2 millones de visitantes del Navy Pier en 2022 eran de Chicago, Gómez dijo que eso no coincidía con lo que él ve a diario, especialmente cuando lo compara con los clientes de Beat Kitchen on the Riverwalk, situado en el Riverwalk y la avenida Michigan.

“Hay una gran mezcla de personas locales y turistas, a diferencia del Bar Sol”, dijo Gómez de su restaurante en el Riverwalk.

Gómez también dijo que el hecho de que de más de una docena de vendedores de comida y restaurantes en Navy Pier, que él sea el único propietario latino es significativo.

“Les demuestra a los chicos [latinos] que hay muchas opciones que pueden hacer”, dijo Gómez, añadiendo que sus restaurantes en Navy Pier son más representativos de los verdaderos residentes de Chicago.

“Nunca he reflexionado sobre eso, pero todos mis gerentes generales son mujeres, personas de color y/o queer”, dijo Gómez. “No fue intencional, simplemente fue así. Pero para mí, eso tiene algún significado, la lealtad de unos a otros”.

A la pregunta de cuál cree que es el principal problema para que los habitantes de Chicago visiten Navy Pier, Gómez respondió que es una combinación de la percepción del lugar y los altos precios del estacionamiento.

“El precio del estacionamiento [entre $18 y $55] es enorme, pero también lo es la imagen de que Navy Pier es sólo para turistas”, dijo Gómez.

Gómez también dijo que el clima es un desafío para los negocios en Navy Pier, ya que los visitantes generalmente acuden en multitudes durante los meses de verano, pero se alejan en el invierno, lo que hace que sea aún más vital reservar eventos como bodas, aniversarios y fiestas corporativas durante todo el año.

En 2019, el último año en que se dispuso de cifras mensuales de visitantes, solo 223,000 personas visitaron Navy Pier en febrero, frente a 1.6 millones en agosto, dijo Willard. Otros propietarios de restaurantes de Navy Pier no quisieron comentar para esta nota, pero coincidieron con Gómez en que operar un negocio en Navy Pier presenta desafíos que son diferentes que operar en cualquier otro lugar de la ciudad.

Ahora enfocado en conseguir que más residentes locales acudan a Navy Pier, Gómez dijo que actualmente no tiene planes de abrir otro negocio, bromeando de que “eso podría provocar un divorcio”, y añadió que, a pesar de que tiene tres hijos, se imagina a su personal haciéndose cargo algún día de los negocios que le ayudaron a construir.

“Mi deseo es ayudarles a convertirse en copropietarios y que luego puedan seguir adelante”, dijo Gómez. “Eso es lo que importa, eso es en lo que se invierte”.

The Latest
U.S. District Judge Aileen Cannon on Monday sided with defense lawyers who said the special counsel who filed the charges against Trump was illegally appointed by the Justice Department.
That brings the total payments to the cosmetics artist to more than $36,000 this year and in 2023. The mayor’s campaign still won’t identify the other “individuals” who’ve had their hair or cosmetics paid for.
A man was standing at a bus turnaround in the 7900 block of South Halsted Street when an armed male approached and demanded his belongings, Chicago police said. As he ran away the male opened fire.
While there’s tons of excitement for Black Pumas, Grandmaster Flash, Carly Rae Jepsen and Alanis Morissette, you oughta know these up-and-comers, too.
Flavio Tovar, 26, was wounded in a shooting about 11:30 p.m. on July 3 in 6500 block of South Western Avenue. He is the 22nd person killed in shootings over the Fourth of July extended holiday weekend.