clock menu more-arrow no yes

Filed under:

La primera dama visita el Museo Nacional de Arte Mexicano en su primer viaje a Chicago

Carlos Tortolero, fundador y presidente del museo, dijo que la visita de la primera dama es un “gran honor” para la comunidad.

First lady Jill Biden views a Day of the Dead Exhibit during a tour of the National Museum of Mexican Art in Pilsen with chief curator Cesareo Moreno on Tuesday.
La primera dama Jill Biden observa una exhibición del Día de Muertos durante un recorrido el martes por el Museo Nacional de Arte Mexicano en Pilsen con el curador en jefe Cesareo Moreno.
Tyler LaRiviere/Chicago Sun-Times

Read in English

La primera dama, Jill Biden, se pasó el primer día de su visita de dos días a Chicago honrando a los que murieron por COVID-19 y reconociendo el impacto desgarrador que el virus ha tenido en la comunidad latina.

Pero sobre todo, escuchó de los demás.

La primera visita de Biden a la ciudad como primera dama fue diseñada para conmemorar el Mes Nacional de la Herencia Hispana/Latina, un período de reconocimiento de 30 días que concluye el 15 de octubre.

La visita de la primera dama tenía la intención de tener algunas de sus charlas planificadas, una serie de discusiones y sesiones de escucha que está llevando a cabo en todo el país.

El martes, la primera dama escuchó principalmente, sin hacer comentarios públicos mientras recorría el Museo Nacional de Arte Mexicano, que alberga una de las colecciones de arte mexicano más grandes de la nación. En su mayoría, hacía preguntas o comentaba sobre las exhibiciones en el museo en el vecindario de Pilsen.

La senadora estadounidense Tammy Duckworth, el representante estadounidense Jesús “Chuy” García, el gobernador J.B. Pritzker, la presidenta de la Junta del Condado de Cook Toni Preckwinkle y la alcaldesa Lori Lightfoot se encontraban entre los funcionarios electos que recorrieron el museo con la primera dama el martes por la tarde, poco después de su llegada al aeropuerto Midway.

García, cuyo distrito incluye el museo, dijo que la visita de la primera dama es “un tributo a todas las contribuciones de la comunidad latina en el área de Chicago, especialmente de las comunidades mexicanas e inmigrantes”.

Biden recibió una serenata de tres músicos de 17 años del Chicago Mariachi Project en una sala azul del museo. Esa sala presentaba el arte y la fotografía de los estudiantes de Yollocalli Arts Reach, la iniciativa juvenil del museo ubicado en La Villita.

First lady Jill Biden, right, talks with musicians, from left, Luis Marquez, 17, Suesan Jarquin, 17, and Edwin Perez, 17, all with Chicago Mariachi Project during a visit and tour of the National Museum of Mexican Art in Pilsen on Tuesday.
La primera dama Jill Biden, derecha, habla con los músicos, de izquierda a derecha, Luis Márquez, de 17, Suesan Jarquin, de 17, y Edwin Pérez, de 17, todos del Chicago Mariachi Project el martes durante una visita y recorrido por el Museo Nacional de Arte Mexicano en Pilsen.
Tyler LaRiviere/Chicago Sun-Times

Después de que el mariachi terminó su primera canción, la primera dama les pidió que tocaran otra. Luego les hizo preguntas.

Biden también visitó tres salas del museo, viendo dos ofrendas que forman parte de su celebración del Día de Muertos.

Las ofrendas son altares construidos para honrar a los seres queridos fallecidos. El más grande del museo se centró en “la tragedia en la que todos vivimos”, dijo el curador en jefe del museo, Cesareo Moreno.

Fotos de personas que murieron a causa del virus llenaron la “Ofrenda conmemorativa de COVID”, que ocupaba toda una pared en una de las salas del museo. El altar también estaba cubierto de velas, platos, corazones y banderitas de todo el mundo, incluidos Estados Unidos, México y Chicago.

Moreno dijo que el museo recibió más de 200 fotos después de pedirle a la gente que las enviara para la exhibición.

“El monumento, creo, es un testimonio del hecho de que no todos los recordatorios tienen que ser para personas o celebridades... en la historia, sino gente común”, dijo Moreno a Biden y los funcionarios electos que la acompañan.

“Es más que una simple obra de arte. El Día de Muertos todos los años se trata de contar historias, y creo que contando historias es la forma en que las mantenemos vivas”.

Chief Curator Cesareo Moreno shows first lady Jill Biden and local elected officials a Day of the Dead Exhibit during a visit and tour of the National Museum of Mexican Art in Pilsen on Tuesday.
El curador en jefe Cesareo Moreno muestra a la primera dama Jill Biden y a los funcionarios electos locales una exhibición del Día de Muertos durante una visita y recorrido por el Museo Nacional de Arte Mexicano en Pilsen el martes.
Tyler LaRiviere/Chicago Sun-Times

Carlos Tortolero, fundador y presidente del museo, dijo que la visita de la primera dama es un “gran honor” para la comunidad.

Tortolero, quien fue maestro, dijo que Biden, una profesora de inglés en el Northern Virginia Community College, es “alguien de nuestra pandilla; entiende las cosas, así que es como un doble honor para nosotros”.

El miércoles, la primera dama estaba programada a reunirse con García y el secretario de Educación de Estados Unidos, Miguel Cardona, para una charla en el Instituto Arturo Velásquez, el campus satélite de Richard J. Daley College.