clock menu more-arrow no yes

Filed under:

El padre Pfleger volverá a su parroquia al concluir la investigación por denuncias de abuso sexual

El cardenal Blase Cupich anunció el lunes que la junta de revisión independiente de la Archidiócesis “concluyó que no hay razones suficientes para sospechar que el padre Pfleger es culpable de estas acusaciones.”

Rev. Michael Pfleger
El reverendo Michael Pfleger habla el lunes en el frente de la iglesia de Santa Sabina después de que se anunciara que volverá a su papel de pastor principal tras ser absuelto de las acusaciones de abuso sexual.
Ashlee Rezin García/Sun-Times

Read in English

El reverendo Michael Pfleger disfrutó el lunes de una victoria después de que la Archidiócesis de Chicago anunció que le había autorizado a volver a su parroquia en el lado sur tras la conclusión de una investigación interna sobre las acusaciones de abuso sexual de menores de edad, que se remontan a décadas atrás.

“He estado en pausa durante cinco meses, y hoy pulso el botón de ‘play’”, dijo Pfleger el lunes durante una conferencia de prensa celebrada en la entrada de la iglesia de Santa Sabina en el barrio de Auburn Gresham.

El emblemático sacerdote del lado sur, conocido por decir lo que piensa y por provocar problemas, dejó claro que no ha cambiado a pesar del silencio que guardó durante toda la investigación.

“No quiero que la gente piense, bueno ‘voy a regresar y le han dicho que se calme’. No se puede calmar a Mike Pfleger”, dijo ante más de 100 feligreses.

“Tenemos mucho que hacer. La violencia en esta ciudad está fuera de control... Volvamos al trabajo. Y démosle una patada en el trasero del diablo”, dijo.

Father Michael Pfleger during a prayer before a news conference outside St. Sabina Church, after the Archdiocese of Chicago announced that Pfleger will return to his role at senior pastor at the Auburn Gresham church, Monday afternoon, May 24, 2021. The archdiocese cleared him to return after an internal probe into decades-old allegations of sexual abuse against minors.
Rodeado de abogados y apoyadores, el padre Michael Pfleger habla en una conferencia de prensa fuera de la Iglesia de Santa Sabina, después de que la Arquidiócesis de Chicago anunciara que Pfleger volverá a su puesto.
Ashlee Rezin García/Sun-Times

Pfleger, que había estado viviendo en el centro de la ciudad en un apartamento de una habitación durante la investigación, regresó el lunes a su vivienda en la rectoría de Santa Sabina. Y volverá a su puesto de párroco principal el 5 de junio. Tenía planeado celebrar una misa al día siguiente y hablar largo y tendido sobre la experiencia con los feligreses.

El cardenal Blase Cupich anunció el lunes en una carta a la congregación de Santa Sabina que la junta de revisión independiente de la Archidiócesis “concluyó que no hay razones suficientes para sospechar que el padre Pfleger es culpable de estas acusaciones.”

El anuncio de la iglesia fue “la declaración de inocencia más fuerte que la Arquidiócesis puede hacer bajo sus reglas y regulaciones”, dijo el abogado de Pfleger, Jim Figliulo. “Esencialmente están diciendo que no hay ninguna razón, ninguna razón suficiente para sospechar que el padre Pfleger haya cometido abusos sexuales”.

Pfleger fue removido del ministerio activo en la parroquia de Auburn Gresham en enero después de ser acusado de abusar sexualmente de un menor hace más de 40 años. Ese mismo mes, el hermano del primer acusador de Pfleger presentó sus propias acusaciones.

Los hombres, que tienen más de 60 años y ahora viven en Texas, dijeron en una conferencia de prensa que Pfleger abusó de ellos docenas de veces, a partir de la década de 1970. Los abusos comenzaron cuando estaban en el coro de la Iglesia de la Preciosa Sangre, en el lado oeste, y continuaron durante años en el Seminario de Mundelein, así como en otras dos iglesias, incluida la de Santa Sabina, donde Pfleger ha sido párroco desde 1981.

El lunes, Pfleger mantuvo su inocencia, calificó las acusaciones como falsas y dijo que está rezando por sus acusadores.

Luego, en marzo, un hombre de 59 años se presentó para reforzar las afirmaciones de los hermanos, alegando que Pfleger lo abusó de en la rectoría de Santa Sabina cuando tenía 18 años.

Paula Waters, portavoz de la Archidiócesis, dijo que la investigación se centró en las denuncias de abuso sexual de menores que implican a los hermanos. Waters no respondió inmediatamente cuando se le preguntó si la Archidiócesis también investigó la tercera acusación.

Eugene Hollander, el abogado de los hermanos, emitió un comunicado el lunes diciendo que él y sus clientes están “sorprendidos y profundamente decepcionados” por la conclusión de la junta de revisión, en particular que las acusaciones eran “en sus palabras ‘insuficientes’ para sospechar que el padre Pfleger es culpable.”

“Proporcionaron relatos detallados de los abusos sexuales, así como información que sólo estas víctimas podrían conocer”, dijo Hollander sobre los hermanos. “Los de mis clientes no sólo se corroboraron mutuamente, sino que ambos se sometieron a la prueba del polígrafo y la pasaron. Además, el abuso sexual fue corroborado por una tercera víctima que no tenía ninguna relación con los hermanos.”

Mientras tanto, un portavoz del Departamento de Policía de Chicago dijo que la investigación criminal seguía “abierta y activa”. Sin embargo, a la Oficina de la Fiscal del Estado del Condado de Cook “no se le ha presentado ninguna información con respecto a las acusaciones relacionadas con este asunto por parte de la policía para revisar o determinar si los cargos criminales son apropiados”, según un portavoz.

Contribuyendo: Fran Spielman, Elvia Malagón