clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Aumenta la capacidad en Wrigley Field aunque no todos los jugadores de los Cubs están vacunados

La mayoría de los equipos cruzaron o pronto cruzarán el objetivo del 85% de jugadores y personal que están vacunados.

Cincinnati Reds v Chicago Cubs
El mánager David Ross de los Chicago Cubs discute una llamada con el árbitro de home Dan Bellino durante la sexta entrada de un partido contra los Cincinnati Reds en el Wrigley Field el 29 de mayo del 2021.
Nuccio DiNuzzo/Getty Images

Read in English

El viernes, la capacidad en Wrigley Field aumentó del 25% al ​​60% para los fanáticos, lo que refleja el regreso gradual a la normalidad en la sociedad.

Ver a más personas en las gradas ha animado a los jugadores.

“Fue muy divertido jugar en ese ambiente cuando miras hacia afuera y ves a mucha gente divirtiéndose”, dijo Ian Happ sobre la reciente serie de los Cubs en St. Louis, donde la capacidad de los fanáticos es del 64%. “Solo esperamos como comunidad de béisbol que podamos continuar trabajando juntos de manera segura y esperamos que algunos de estos protocolos reflejen lo que el resto del público también está viendo”.

La mayoría de los equipos cruzaron o pronto cruzarán el objetivo del 85% de jugadores y personal que están vacunados. Pero los Cachorros se encuentran entre aproximadamente un tercio de los equipos que aún no llegan ahí.

El mánager de los Cubs, David Ross, y el gerente general Jed Hoyer, han dicho que no están muy optimistas de que el equipo llegue al 85%, y Happ no ​​planea presionar a nadie.

“Respeto mucho a mis compañeros de equipo y, obviamente, no presionaría a nadie para que haga algo con lo que no se sienta cómodo”, dijo.

Happ fue uno de los primeros del equipo en vacunarse; fue durante los entrenamientos de primavera en Arizona.

No ha habido conversaciones entre la liga y el sindicato de jugadores sobre la relajación de las restricciones para los jugadores que están vacunados, pero al igual que otros jugadores de la liga, Happ espera que eso suceda.

Por ejemplo, si un jugador completamente vacunado diera positivo, aún tendría que descansar según los protocolos actuales. A Happ y a otros les gustaría ver ese cambio. Si están completamente vacunados y son asintomáticos, les gustaría que se les permitiera seguir jugando.

“Como alguien que está vacunado, si diera un resultado positivo, estaría contento de poder seguir jugando... entonces sería difícil”, dijo Happ.