clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Debuta exhibición de Frida Kahlo en el área de Chicago

Todas las obras son prestadas por el Museo Dolores Olmedo en la Ciudad de México, que tiene la mayor colección de Frida en el mundo.

“Thoughtful Frida” Foto de Hulton Archive/Getty Images

Read in English

Cuando llega una gran exposición de arte al área de Chicago, se espera que se muestre en una de las instituciones más grandes y reconocidas como el Art Institute of Chicago o el Chicago Cultural Center.

Pero cuando una importante exposición de Frida Kahlo abrió el 5 de junio, fue más de 25 millas al oeste del centro de Chicago en un lugar suburbano: el recientemente renombrado Museo de Arte Cleve Carney del College of DuPage en Glen Ellyn.

“Una exposición como esta suele ir a Milán, Budapest, Moscú o al Instituto de Arte”, dijo Diana Martínez, directora del Centro de Arte McAninch donde se encuentra el museo. “Esta es una oportunidad única en la vida que llegará a Glen Ellyn. Esto es tan inusual”.

“Frida Kahlo: Timeless” contará con 26 de los dibujos y pinturas de la superestrella pintora mexicana, un poco más del 10 por ciento de su producción total de algunas 200 obras. Todos son prestados por el Museo Dolores Olmedo en la Ciudad de México, que tiene la mayor colección de su obra en el mundo.

Será la presentación más sustancial de las obras de Kahlo en Chicago desde 1978, cuando se presentó su trabajo en el Museo de Arte Contemporáneo de Chicago, y los funcionarios de Cleve Carney dicen que podría pasar otro medio siglo o más antes de que vuelva a presentarse otra exhibición de este tipo.

“Es realmente parte de nuestra misión promover el trabajo de Frida Kahlo y Diego Rivera en México y el mundo, así que estamos muy emocionados de ser parte de exposiciones internacionales”, dijo Adriana Jaramillo, directora de comunicaciones del museo Olmedo, desde la Ciudad de México.

Frida Kahlo, “The Bus,” 1929, oil on canvas, collection Museo Dolores Olmedo, Xochimilco, Mexico. © 2020 Banco de México Diego Rivera Frida Kahlo Museums Trust, Mexico, D.F. Artists Rights Society (ARS), New York

Los funcionarios de Olmedo están especialmente complacidos de que las obras lleguen al área de Chicago, dijo, debido a su gran población de inmigrantes y descendientes latinoamericanos, y que se puedan ver mientras el museo mexicano permanece cerrado debido al COVID-19.

En 1962, Olmedo, una empresaria y filántropa mexicana, compró una hacienda en el sur de la Ciudad de México y la restauró. Tres décadas después, convirtió la propiedad en un museo para albergar su extensa colección de arte, que incluía arte popular precolombino y mexicano.

Poco después de la muerte de Kahlo en 1954, también murió un coleccionista de su obra, Eduardo Morillo Safa, quien es representado en una pintura de 1944 en la exhibición. Su viuda ofreció sus posesiones de Kahlo al famoso pintor, Diego Rivera.

Rivera no tenía los fondos necesarios en ese momento, por lo que le aconsejó a Olmedo, amigo e importante coleccionista de su obra, que adquiriera las 25 obras aunque, según Jaramillo, no le gustaba Kahlo. Olmedo compró otra obra de Kahlo más adelante, y esas son las 26 pinturas y dibujos que llegarán al Cleve Carney.

“Frida on White Bench,” photo by Nickolas Muray © Nickolas Muray Photo Archive © Nickolas Muray Photo Archives

Que el programa se vea en el College of DuPage y no en el centro de Chicago es producto de un arduo trabajo y algo de buena suerte. Alan Peterson de Glen Ellyn, partidario de la universidad y del Museo Cleve Carney, sugirió que en lugar de simplemente dar más dinero al lugar, podría promover el espacio de otra manera.

Resulta que Peterson, quien murió en 2020, era un viejo amigo de Carlos Phillips Olmedo, director del Museo Olmedo e hijo de su fundador. “En mi cabeza, dije, ‘¡¿Qué?!’”, dijo Martínez, cuando se enteró de esta conexión.

Peterson organizó una reunión para los funcionarios de Cleve Carney y propusieron la idea de hacer el show de Kahlo en Glen Ellyn. “La oportunidad de tener esto fue demasiado grande para dejarla pasar”, dijo Martínez, “y realmente muy importante para todo el estado”.

Se suponía que el espacio renovado, rebautizado como el Museo de Arte Cleve Carney, abriría en el verano de 2020 con el espectáculo de Kahlo, pero la crisis del coronavirus obligó a posponer la exposición y el debut hasta ahora.

Frida Kahlo, “Portrait of Alicia Galant,” 1927, oil on canvas. Collection Museo Dolores Olmedo, Xochimilco, Mexico. © 2020 Banco de México Diego Rivera Frida Kahlo Museums Trust, Mexico, D.F. / Artists Rights Society (ARS), New York

La exposición de las pinturas y los dibujos en sí estará acompañada de una variedad de presentaciones complementarias dentro y fuera del McAninch Arts Center, incluida una cronología histórica detallada, un jardín creado por Ball Horticultural Co. con las plantas favoritas de Kahlo y una exhibición de más de 100 fotografías de la vida de la artista.

Debido a que Kahlo se ha convertido en un ícono feminista y una sensación popular tan ampliamente conocida que a veces solo la conocen por su primer nombre, los funcionarios del museo esperan que más de 100,000 personas asistan a la exhibición de verano.

Parte de su atractivo es que su arte abordó cuestiones de identidad personal y nacional que siguen siendo relevantes para muchas personas en la actualidad. Además, usó su pintura para enfrentar el dolor que sufrió toda su vida después de las lesiones graves de un accidente de autobús cuando tenía 18 años.