clock menu more-arrow no yes

Filed under:

El Condado de Cook presenta un plan de acción para la equidad racial

El plan incluye la garantía de que todos los servicios del condado sean accesibles en diversos idiomas para los residentes del Condado de Cook que no son hablantes nativos de inglés.

Cook County will unveil a new Racial Equity Action Plan Monday, as County Board President Toni Preckwinkle (r) kicks off the county’s 3rd Annual Racial Equity Week, taking place Sept. 13-17. She and Director of Equity and Inclusion Denise Barreto sat down with the Chicago Sun-Times to talk race, equity and racial reckoning in a post-George Floyd America.
La presidenta de la Junta del Condado, Toni Preckwinkle (a la derecha), y Denise Barreto, directora de equidad e inclusión del condado, se sentaron con el Chicago Sun-Times para hablar de la raza, la equidad y el ajuste de cuentas racial en una América post-George Floyd. | Cortesía/Nick Shields

Read in English

El gobierno del Condado de Cook presentó el lunes un nuevo plan de acción de equidad racial que, entre otras medidas, implementará una agenda Latinx para representar de manera más equitativa al mayor grupo racial o étnico del condado en la contratación y promoción del mismo.

Otras medidas importantes incluyen asegurar que todos los servicios del condado sean accesibles en diversos idiomas para el 20% de los residentes del Condado de Cook para quienes el no es su primer idioma.

Y todos los empleados bajo el poder del presidente de la junta del Condado tendrán que someterse a una formación obligatoria sobre equidad racial y competencia cultural para el próximo año.

Aprovechando el trabajo de equidad racial iniciado en noviembre de 2018 con la guía de cinco años de la presidenta de la Junta del Condado de Cook, Toni Preckwinkle, para “combatir la desigualdad histórica, el racismo institucional y la indiferencia”, el plan lanza la tercera Semana anual de Equidad Racial del Condado.

“Desde el principio, en términos de prioridades establecidas, me he centrado en la justicia racial”, dijo Preckwinkle, sentada con el Chicago Sun-Times para hablar del racismo, la equidad y el ajuste de cuentas en una América post-George Floyd. La acompañó Denise Barreto, directora de equidad e inclusión del Condado de Cook, que se incorporó en mayo de 2020 como parte de ese plan.

“Es una de las razones por las que hice que la reforma de la justicia penal fuera crítica desde el principio y traté de que todos los actores en el ámbito de la justicia penal trabajaran juntos. Sabemos que ese sistema afecta de forma desproporcionada a las personas negras y morenas de manera profundamente negativa”, dijo.

“La guía y los esfuerzos de equidad surgen no solo de mi convicción personal, sino del trabajo que mi personal junto con nuestros socios externos han hecho, para enfocarnos en la equidad racial”.

El presupuesto del año fiscal 2021 del Condado de Cook, de $6.94 mil millones, incluye $100 millones reservados en un Fondo de Equidad del Condado de Cook, dirigido a abordar las disparidades históricas y la desinversión en las comunidades negras y latinas—principalmente a través de la Oficina de Desarrollo Económico y el Consejo Asesor de Justicia.

La serie de eventos centrados en la equidad del condado, de una semana de duración, incluye conversaciones entre Preckwinkle y personas que van desde el Asesor del Condado de Cook, Fritz Kaegi, hasta LaSaia Wade, fundadora de la organización comunitaria Brave Space Alliance.

Otros eventos incluyen un evento con el Defensor Público del Condado de Cook Sharone Mitchell Jr. y defensores de la inmigración celebrando la legislación que el Gobernador J.B. Pritzker firmó el mes pasado, permitiendo a los defensores públicos representar a inmigrantes, refugiados y otros no ciudadanos en la corte de inmigración del Condado de Cook.

Para la conversación del miércoles, Barreto se une a sus colegas de Chicago y del Estado de Illinois para discutir sus papeles como arquitectos de los esfuerzos de equidad del gobierno.

Cook County Board President Toni Preckwinkle (r) and County Director of Equity and Inclusion Denise Barreto discuss the county’s 3rd Annual Racial Equity Week, featuring a conversation between equity officers for county, city and state. In a historic moment, all three government units have now hired personnel dedicated to advancing racial equity.
La presidenta de la Junta del Condado de Cook, Toni Preckwinkle (derecha), y Denise Barreto, directora de equidad e inclusión del condado, hablan de la tercera Semana de la Equidad Racial del Condado. | Cortesía/NickShields

El nombramiento en julio por parte de Pritzker de la jefa de equidad Sekile Nzinga significó que, por primera vez, las tres unidades de gobierno tienen personal dedicado a promover la equidad racial, un papel inaugural creado por los jefes de la ciudad, el condado y el estado.

La directora de equidad de la ciudad, Candace Moore, fue nombrada por la alcaldesa Lori Lightfoot en julio de 2019.

“Nuestro plan de acción de equidad racial realmente está reuniendo algunas estrategias que ya han estado sucediendo, y algunas que son completamente nuevas bajo una política cohesiva”, dijo Barreto.

Barreto se incorporó al Condado procedente del sector privado, donde pasó 10 años como consultora de equidad para entidades gubernamentales, filantrópicas y corporativas. Antes de eso, sirvió seis años como fideicomisaria elegida para los suburbios de Lake in the Hills, siendo la primera funcionaria negra elegida de la ciudad.

El Condado de Cook, dijo Barreto, ha puesto en marcha una “herramienta de evaluación de la equidad racial” para garantizar la conformidad con la política de equidad racial del Condado, que abarca el cumplimiento de los contratos. Eso significa mirar qué cantidad de ese trabajo del Condado va a las empresas propiedad de minorías o mujeres. En el año fiscal 2019, las cifras muestran que el Condado gastó unos $74 millones con contratistas propiedad de minorías o mujeres: $25 millones con empresas propiedad de negros, $18 millones con empresas propiedad de latinos, $15 millones con empresas propiedad de asiáticos y $14 millones con empresas propiedad de mujeres.

Entre 2016 y 2019, el gasto del condado con empresas propiedad de mujeres negras aumentó un 75%; con empresas propiedad de mujeres asiáticas, aumentó un 150%.

En ese mismo periodo, el gasto con empresas de propiedad latina y servicios profesionales aumentó un 95%.

“El dinero que estaríamos gastando, lo estamos gastando en las personas que más lo necesitan, conectándolas a nuestros sistemas. La idea es que eso les dé la oportunidad de ser vistos por otras entidades. Porque esa es la mitad de la batalla con las empresas minoritarias: que la gente te dé una oportunidad. No puedes hacer equidad racial sin apostar por alguien que no conoces”, dijo Barreto.

La Agenda Latinx del Condado quizás habla del Censo de Estados Unidos de 2020, donde los latinos se convirtieron en el grupo racial o étnico más grande de Chicago, el Condado de Cook e Illinois.

En Chicago, la composición racial ahora es 7% asiática, 29% negra, 30% blanca y 31% latina.

Los eventos de la Semana de la Equidad Racial también ayudarán a iniciar el Mes de la Herencia Hispana—que se celebra del 15 de septiembre al 15 de octubre—con otra conversación, esta vez entre jóvenes líderes latinos en el gobierno y el sector cívico, sobre estrategias para hacer crecer el liderazgo latino en esos espacios.

“Queremos asegurarnos de que retenemos y construimos vías de carrera para la gente latina en nuestro entorno. Luego queremos subir la apuesta, asegurarnos de que tenemos una sólida estrategia de reclutamiento”, dijo Barreto.

“Esto refleja las políticas del Condado que siempre han sido amigables con los latinos y los inmigrantes”.

Este momento histórico, con las tres mayores unidades de gobierno de Illinois unificadas en la lucha contra la desigualdad racial, está relacionado con el asesinato de Floyd, un hombre negro, el 25 de mayo del 2020, bajo las rodillas de un policía blanco.

La tragedia repercutió en todo el mundo y provocó que los Estados Unidos tuviera que enfrentarse al racismo sistémico en todos los sectores.

Preckwinkle se apresuró a señalar que su plan de cinco años, que por primera vez reconocía el papel del gobierno del Condado en la creación de desigualdades, significaba que el Condado de Cook—el segundo más poblado de Estados Unidos, sólo por detrás del Condado de Los Ángeles—había comenzado su ajuste de cuentas racial un año y medio antes.

Sin embargo, ni ella ni Barreto creen que la aguja se haya movido mucho desde el asesinato de Floyd.

“Tenemos mucho teatro sobre la equidad en nuestro país”, dijo Barreto, de 49 años.

“El año pasado, creo que se dedicaron unos $50,000 millones supuestamente en muchos sectores diferentes para rectificar la equidad racial. Y los resultados son los mismos o peores. Sin embargo, no se pueden desconocer las cosas. Así que sí, como país estamos dando un paso, y estoy orgullosa de estar donde estoy en este momento. Estoy sobre la tierra, y estamos haciendo este trabajo”.

Preckwinkle señala las leyes de supresión de votantes en todo el país como la prueba más clara de la oposición a ese ajuste de cuentas, y los intentos de retroceder en materia de equidad racial.

“Los afroamericanos fueron traídos a este país en 1619. Son 400 años: 250 años de esclavitud, 150 años de servidumbre y ciudadanía de cuarta clase. Es una gran cisterna a la que hay que darle la vuelta”, dijo Preckwinkle, de 74 años, antigua profesora de historia.

“Los negros y los morenos fueron decisivos en la elección del Presidente Joseph Biden. La reacción de los opositores políticos ha sido hacer todo lo posible para que los negros y los morenos no voten, sobre todo en lo que fue la antigua Confederación, que nunca se ha alegrado de que los negros sean iguales”, dijo.

“Siempre soy prudente a la hora de decir que un momento es transformador. Veo a mucha gente hablando del tema. No estoy segura de que estén haciendo algo. Es un trabajo duro que requiere un compromiso a largo plazo. Lograr la equidad racial en nuestro país será el trabajo de nuestra vida”.