clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Los manifestantes exigen que CPS instituya una opción de aprendizaje remoto

Intentaron marchar hasta la casa de la alcaldesa Lori Lightfoot el lunes por la noche, pero fueron bloqueados por la policía.

Around 40 parents, teachers and students march on Monday toward Mayor Lori Lightfoot’s home in Logan Square Park, demanding that Chicago Public Schools have remote learning options. The protesters were blocked by police before they reached Lightfoot’s home.
Alrededor de 40 padres, maestros y estudiantes marchan el lunes hacia la casa de la alcaldesa Lori Lightfoot en Logan Square Park, exigiendo que las Escuelas Públicas de Chicago tengan opciones de aprendizaje a distancia.
Tyler LaRiviere/Sun-Times

Read in English

Un grupo de maestros y padres realizó el lunes una protesta para pedir que las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés) pongan en marcha una opción de aprendizaje a distancia para las familias que quieran mantener a sus hijos lejos de las aulas durante la pandemia.

Jim Santoyo dijo que, si pudiera, elegiría mantener a su hija en casa en lugar de enviarla a la escuela primaria John B. Murphy, en el barrio de Irving Park.

“Los niños comen en clase sin máscaras, hacen la siesta sin máscaras—hay muchos puntos de transmisión que pueden ocurrir”, dijo, señalando que su esposa descubrió recientemente que estaba embarazada y no quiere correr ningún riesgo innecesario.

“No tengo ninguna duda de que una opción a distancia sería lo más seguro para nosotros en este momento”, dijo Santoyo.

Él fue una de las cerca de 40 personas que se reunieron en un parque de Logan Square para una protesta organizada por el Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por siglas en inglés)antes de intentar marchar varias cuadras para expresar su descontento frente a la casa de la alcaldesa Lori Lightfoot.

Más de dos docenas de policías les bloquearon el paso cuando se acercaron a la casa de Lightfoot.

Los manifestantes también pidieron que se aumenten las precauciones de seguridad de COVID-19.

Nora Flanagan, una maestra de North Side College Prep que tiene dos hijos en las escuelas de CPS, dijo que los administradores escolares y los miembros del personal están haciendo lo mejor que pueden, pero no se les da los recursos que necesitan.

“Quiero que la escuela funcione, pero ahora mismo es un caos”, dijo. Ella dijo que el equipo de rastreadores de contacto que trabaja para CPS está muy falto de personal, dejando a los administradores de la escuela que actúan como “rastreadores de contacto ilegítimos’’.

La portavoz de CPS, Emily Bolton, dijo que se están contratando más rastreadores de contactos y que se está desviando otro personal para apoyar el esfuerzo.

“La operación de rastreo de contratos del distrito está trabajando todo el día para apoyar a las escuelas y ayudar a las familias a navegar por los casos de exposición a COVID-19”, dijo Bolton. “Como parte de nuestros procesos, hemos dado a los directores la autoridad para cambiar ciertas clases a la enseñanza a distancia, mientras que una investigación complete el caso está siendo investigado por el equipo de rastreo de contactos de CPS como una medida para prevenir la propagación de COVID-19 de manera oportuna.”

Flanagan también dijo que el plan de CPS para hacer frente al tipo de susto de COVID que tuvo durante el fin de semana es deficiente. El domingo se enteró de que podría haber estado expuesta a un estudiante que dio positivo en la prueba de COVID-19.

“El domingo por la tarde me vi obligada a buscar una prueba rápida de antígenos, que es muy cara”, dijo, y señaló que si hubiera existido un plan, no habría tenido que perder el tiempo buscando una prueba.

Los estudiantes volvieron a las aulas el 30 de agosto por primera vez en más de 17 meses.

Apenas ocho días después de iniciado el nuevo año escolar, los funcionarios de CPS identificaron a casi 3,000 estudiantes que habían estado expuestos al COVID-19 en sus escuelas.

Sólo los estudiantes que no están vacunados deben permanecer en casa durante el período habitual de 14 días este año.