clock menu more-arrow no yes

Filed under:

La alcaldesa Lightfoot afirma que tiene COVID-19: ‘Estoy teniendo síntomas similares a los de un resfriado’

Su diagnóstico de COVID es el último giro en la saga de COVID-19 en Chicago.

Mayor Lori Lightfoot attends a news conference at the Office of Emergency Management and Communications on the Near West Side in December.
La alcaldesa Lori Lightfoot asiste a una conferencia de prensa en la Oficina de Gestión de Emergencias y Comunicaciones en el lado oeste en diciembre. | Pat Nabong/Archivos Sun-Times

Read in English

Mientras Chicago se enfrenta a un aumento de casos de COVID-19 sin precedentes, la alcaldesa Lori Lightfoot anunció el martes que ha dado positivo del virus, y calificó su infección como “un recordatorio urgente para que la gente se vacune y se refuerce”.

Lightfoot, cuyo tumultuoso primer término ha sido definido por su respuesta a la pandemia, hizo el anuncio por un comunicado el martes.

“Estoy teniendo síntomas similares a los de un resfriado, pero me siento bien, lo cual atribuyo al hecho de que me he vacunado y reforzado”, dijo en una declaración escrita.

“Seguiré trabajando desde casa mientras sigo las directrices de los CDC sobre el aislamiento. Este es un recordatorio urgente para que la gente se vacune y se refuerce, ya que es la única manera de vencer esta pandemia”, dijo.

Mayor Lori Lightfoot listens during a news conference in 2020.
La alcaldesa Lori Lightfoot escucha durante una conferencia de prensa en 2020. | Tyler LaRiviere/Archivos Sun-Times

Lightfoot, de 59 años, apareció recientemente en público en una rueda de prensa el lunes por la noche para anunciar un acuerdo para que los estudiantes de las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés) vuelvan al aprendizaje en persona.

La alcaldesa sonaba un poco ronca mientras hablaba sin máscara durante esa conferencia de 18 minutos en el Ayuntamiento, a la que también asistieron el director general de CPS, Pedro Martínez, y la comisionada de salud pública de Chicago, la Dra. Allison Arwady.

Arwady dio otra conferencia de prensa el martes por la tarde, que terminó menos de una hora antes de que Lightfoot anunciara que había dado positivo. Un portavoz dijo el martes por la noche que Arwady “se siente bien y sigue tomando precauciones como el enmascaramiento y el distanciamiento social.”

“Ella continuará vigilando cualquier síntoma y seguirá las orientaciones de salud pública. Las vacunas COVID-19 proporcionan una gran protección contra los resultados graves, y ella espera que la gente utilice esta noticia para vacunarse y reforzarse”, dijo el portavoz Andy Buchanan.

El distrito dice que Martínez “ha dado negativo a través de una prueba rápida y también se ha sometido a una prueba PCR cuyos resultados se esperan en 24 a 48 horas. Está agradecido de estar completamente vacunado y reforzado”.

La oficina de la alcaldesa se negó a decir exactamente cuándo empezó Lightfoot a sentir los síntomas, con cuántas personas había estado en contacto o si otros empleados tomarán más precauciones.

El director de comunicaciones de Lightfoot señaló que la oficina está siguiendo las directrices de los CDC para las personas totalmente vacunadas y reforzadas, que no están obligadas a permanecer en casa después de un contacto cercano a menos que desarrollen síntomas. Sin embargo, se les insta a que se hagan la prueba en cinco días, a que estén atentos a los síntomas durante al menos 10 días y a que lleven una mascarilla bien ajustada cuando estén cerca de otras personas.

Lightfoot trabajará desde casa durante al menos cinco días tras un impasse con el Sindicato de Maestros de Chicago (CTU, por sus siglas en inglés) en el que se negó a ceder en el cambio a la enseñanza a distancia mientras los casos de COVID-19 y las hospitalizaciones se sitúan en máximos históricos en toda la ciudad.

Mientras que el sindicato había presionado para que se suspendiera el aprendizaje en persona en medio de la última oleada de coronavirus hasta el 18 de enero, la administración de Lightfoot ha mantenido que el aprendizaje en persona es fundamental para los estudiantes que ya han perdido meses de clase a lo largo de la pandemia.

“Tengo la esperanza de que tengamos un resto del año escolar estable y sin incidentes”, dijo Lightfoot el lunes por la noche.

Su diagnóstico de COVID es el último giro en la saga de COVID-19 de la ciudad, que llegó a Chicago unos 10 meses después de que Lightfoot asumiera el cargo. En los últimos 20 meses se ha enfrentado a reacciones públicas de ambos extremos del espectro político mientras buscaba un equilibrio entre la salud pública y el bienestar económico.