Fallece Manuel Sánchez, el primer director mexicano de CPS, a los 94

Enseñó en las escuelas primarias Lawson y Bryant y fue subdirector en la escuela Hammond antes de ser nombrado director en Komensky cerca de La Villita.

SHARE Fallece Manuel Sánchez, el primer director mexicano de CPS, a los 94
Manuel Sanchez surrounded by students after he was named principal of Komensky grade school at 2001 S. Throop St.

El director Sánchez rodeado de estudiantes de Komensky. | Archivos Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Manuel Sánchez, hijo de un trabajador inmigrante en las empacadoras de carne, se convirtió en el primer director mexicoamericano de una escuela cuando fue nombrado director de Komensky, 2001 S. Throop St., en 1971.

“Su promoción es un símbolo del surgimiento de la comunidad de habla hispana a nivel administrativo del sistema escolar de la ciudad”, dijo en ese momento un consejo asesor de Komensky.

Sánchez, quien trabajó en las Escuelas Públicas de Chicago (CPS, por sus siglas en inglés) durante casi 40 años, murió en su casa el 17 de agosto a los 94 años, según su familia.

“Nos sentimos muy orgullosos cuando lo nombraron director de Komensky, que era predominantemente mexicana”, dijo Carmen Mora, originaria de México y ex empleada escolar en Komensky. “Yo tenía 20 años cuando comencé a trabajar ahí. Él fue mi inspiración. Los padres pudieron sentirse más cómodos acercándose a él porque era mexicano y hablaba español”.

“Él siempre estaba en la cafetería”, dijo Barbara Smith, quien fue consejera en la Escuela Bateman, donde el Sr. Sánchez fue director después de Komensky. “Él siempre estaba en el patio de recreo. No era un administrador que se sentaba en su oficina”.

“Era un director ‘caballeroso’”, dijo Bob Donald, ex director de la Escuela Cleveland. “Fue muy amable y respetuoso”.

Young Manuel Sanchez.

Sánchez de joven. | Cortesía

El joven Manuel, uno de cuatro hijos, se crió en Back of the Yards, asistiendo a la escuela primaria Seward y a la escuela secundaria Gage Park. Su madre Lupe era de Tampico, Tamaulipas. Su padre, Jesús, de Guadalajara, trabajaba para la empacadora de carne Wilson.

En su adolescencia, el futuro maestro tenía un trabajo vendiendo zapatos y también trabajó para Spiegel, el gigante de las ventas por catálogo de antaño.

Mientras estudiaba en Chicago Teachers College, le regaló un anillo a Ophelia “Fally” Venegas y le dijo: “Algún día, será un anillo de compromiso”.

Se conocían desde que eran niños que jugaban en Mary McDowell Settlement House, llamada así por el activista a veces llamado el “Ángel de las empacadoras”.

“Era un hombre muy tranquilo y muy honesto”, dijo su esposa. “Si no podíamos salir, él me decía directamente: ‘No puedo pagar’. Un hombre muy tranquilo. Nos llevamos muy bien.

Cuando el Sr. Sánchez salió de su casa en mayo de 1952 hacia el ejército, en dirección a Fort Lee, Virginia, “él se puso el anillo de compromiso”, dijo.

Manuel and Ophelia “Fally” Sanchez were married in 1952.

Sánchez con su esposa Ophelia “Fally” en 1952. | Cortesía

Mientras estaban en casa ese diciembre, se casaron en la iglesia Immaculate Heart of Mary.

Este año, dijo su esposa: “Íbamos a celebrar nuestro 70 aniversario”.

Compraron una casa cerca del Aeropuerto Midway y él trabajó en su maestría en la Universidad de Loyola.

Enseñó en las escuelas primarias Lawson y Bryant y fue subdirector en la escuela Hammond antes de ser nombrado director en Komensky, donde su familia dijo que trabajó para mejorar la educación bilingüe y mejorar las condiciones en la escuela.

En 1977, fue nombrado director de Bateman, donde permaneció hasta su jubilación en 1990.

“Era amable con todos: amable con nosotros, amable con las mascotas, amable con los bebés”, dijo su hijo Mario. “Era maravilloso cargándolos y poniéndolos a dormir”.

Ahora, dijo: “Hay un perro al lado que es el más triste del vecindario”.

El Sr. Sánchez siempre se detenía a jugar con el perro, llamado Snow. Cuando Snow traía su pelota a la cerca y la dejaba caer, “mi papá tenía una escoba y un recogedor, levantaba y arrojaba la pelota”, dijo su hijo, y luego le daba una golosina al perro.

Cargaba a Sam, el perro cockapoo de su hija María, afuera cuando nevaba para que sus patas no se enfriaran. “Él lo ponía debajo de su abrigo”, dijo.

Sánchez hacia crucigramas todos los días, disfrutaba las novelas de suspenso de Robert Ludlum, le gustaba el boliche, correr, andar en bicicleta y escuchar jazz, dijo su hijo Alan.

A él y a su esposa les encantaba viajar y visitar lugares como Australia, Colombia, Costa Rica, Inglaterra, Francia, Alemania, Grecia, Italia, Martinica, los Países Bajos, Nicaragua, España, Turquía y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos.

Cuando cumplió 90, “Fuimos al Canal de Panamá”, dijo su hija.

Al Sr. Sánchez también le sobreviven su hijo Jesse, un nieto y cuatro bisnietos.

El velorio para el Sr. Sánchez se llevó a cabo de 4 a 8 p.m. el lunes en Foran Funeral Home en Summit y a las 9:30 a. m. el martes, con una celebración de su vida a las 11 a. m. el martes.

Manuel and Fally Sanchez (center) with their family.

La familia Sánchez. | Cortesía

The Latest
The high-stakes showdown — roughly a month ahead of the election — covered abortion, guns and crime; Pritzker’s handling of the pandemic, and the state’s financial ledgers. But the fast — and at times scattershot — pacing often left viewers without answers about where the candidates stood on those key issues.
Here’s how you can watch in person or from your couch, track a runner, plus tips on how to successfully maneuver around the city during the marathon Sunday.
The man, 18, was walking in the 4700 block of South Ashland Avenue about 9 p.m. Thursday when someone in a passing vehicle shot him, police said.
Tino Roane, 37, was shot about 12:40 a.m. Thursday during an argument in the 38100 block of North Loyola Avenue, the Lake County sheriff’s office said.