clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Relajan las restricciones de viaje a varios estados

Los funcionarios de salud aún aconsejan evitar cualquier viaje innecesario.

A passenger arrives for a United Airlines flight at O’Hare International Airport earlier this month.
Una pasajera llega para un vuelo de United Airlines al Aeropuerto Internacional O’Hare a principios de este mes.
Scott Olson/Getty Images file

Read in English

Los funcionarios de salud pública en Chicago han relajado las pautas para viajar hacia y desde 18 estados, ya que la tasa de positividad de COVID-19 de la ciudad se encuentra en su punto más bajo desde el inicio de la pandemia.

Esos estados también han visto disminuir las infecciones por coronavirus, moviéndolos del “nivel naranja” al amarillo en la orden de viaje codificada por colores que fue actualizada el martes por el Departamento de Salud Pública de Chicago.

La Municipalidad todavía quiere que las personas que viajen desde los 31 estados restantes con concentraciones en nivel naranja, incluidos Iowa y Kentucky, se pongan en cuarentena durante 10 días o tengan comprobante de una prueba COVID-19 negativa dentro de los tres días antes de su llegada a Chicago.

Eso ya no se aplicará a las personas que han sido completamente vacunadas contra el virus. La orden actualizada entra en vigor el viernes.

Los otros estados del nivel amarillo ahora incluyen Hawái, Dakota del Norte, Minnesota, Mississippi, Texas, Idaho, Louisiana, Nebraska, Maryland, Nevada, Arkansas, Washington, Michigan, Maine, Missouri y Oregon, además de Puerto Rico y Washington, D.C.

Los estados pasan del naranja al amarillo cuando sus tasas de casos promedio caen por debajo de 15 nuevas infecciones al día por cada 100,000 residentes. Solo unos pocos estados estaban en el nivel amarillo a principios de este mes.

Las personas que violen la orden de viaje de la Municipalidad pueden enfrentar multas, aunque eso no ha sucedido desde que se implementó en julio. Los funcionarios aún aconsejan evitar cualquier viaje innecesario.

“Aunque el número de casos de Chicago ha disminuido últimamente, este no es el momento para bajar la guardia”, dijo un portavoz del departamento de salud de la ciudad en un comunicado. “Para mantener la trayectoria actual, debemos redoblar lo que sabemos que previene la propagación del COVID. Esto incluye usar una máscara, mantener el distanciamiento social, lavarse las manos y quedarse en casa todo lo que pueda ”.

La tasa de positividad promedio de siete días de Chicago se ha reducido al 3.1%, la más baja desde que el virus se apoderó del estado a principios del año pasado. En todo el estado, ese indicador clave de transmisión está en 2.8%, lo más bajo que ha estado desde principios de julio.

A medida que continúan las vacunas, el virus aún se ha cobrado un promedio de 48 vidas por día este mes. Las autoridades informaron de 27 muertes el martes, incluida una mujer del Condado de Cook de unos 40 años.