clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Guerra entre Pritzker y restauranteros suburbanos: el gobernador promete aplicar sanciones

Pritzker dijo que los bares y restaurantes suburbanos que no sigan su orden de dejar de sentar a los clientes en su interior enfrentarán duras sanciones.

Pat Nabong/Sun-Times

Read in English

Mientras Illinois anotaba otro récord diario, con 4,942 nuevos casos de coronavirus, el gobernador J.B. Pritzker lanzó una dura advertencia a los propietarios de bares y restaurantes suburbanos que amenazan con desobedecer sus últimas restricciones.

El gobernador demócrata emitió su advertencia más dura antes de que la prohibición de comer en interiores entre en vigencia este viernes en los condados de Will, Kankakee, Kane y DuPage, donde las tasas de infección por COVID-19 se disparó a nuevos máximos.

Pero algunos propietarios dicen que seguirán sentando a los clientes adentro de sus restaurante, argumentando que la última marcha atrás significará una “sentencia de muerte” para sus negocios, después de meses de luchar para mantenerse a flote mientras seguían las pautas para evitar los brotes.

“Si la gente nos va a obligar, porque no van a seguir las nuevas disposiciones para mitigar el coronavirus en el estado, y van a dejar que la gente se enferme en sus negocios, entonces nos tomaremos esto muy en serio”, dijo Pritzker. “Si tenemos que evitar que se hagan negocios porque eso ayuda a propagar esta enfermedad y enfermar a la gente, eso es lo que haremos”.

“Ahora vemos que todo el estado está avanzando en términos de hospitalizaciones, en ocupación de camas de terapia intensiva, en el uso de ventiladores y en muertes”, dijo Pritzker, señalando “docenas de estudios” que muestran que los bares y restaurantes han demostrado ser un terreno fértil para el contagio del COVID 19.

El Departamento de Salud Pública de Illinois atribuyó 44 muertes más al virus, mientras que la tasa promedio de casos positivos a siete días del estado se disparó este mes más de dos puntos porcentuales completos, alcanzando el 5.7%. Y como el estado ha visto sus cinco mayores cifras diarias de casos de toda la pandemia durante la última semana, los hospitales de todo el estado están tratando a la mayor cantidad de pacientes con COVID-19 desde principios de junio.

Mientras Pritzker intenta frenar el resurgimiento de los contagios, las restricciones para comer estarán vigentes en cuatro de las 11 regiones del estado a partir de este viernes. Con las demás regiones informando tasas de casos positivos de al menos 7% y aumentando hacia el umbral del 8%, incluidos Chicago y los suburbios del Condado de Cook, pronto habría más prohibiciones.

“Estamos siendo muy serios y muy enfocados en que la policía estatal no solo haga advertencias sino que también emita multas, si es necesario”, dijo Pritzker.

El gobernador instó a los abogados estatales locales a “simplemente seguir adelante” en el procesamiento de esas multas, al tiempo que insistió en que su administración buscará eliminar las licencias comerciales de licor y máquinas electrónicas a quienes desafíen su orden. “Y esto no es algo que haya querido hacer antes”, dijo Pritzker.

Pero es una posibilidad que algunos dueños de restaurantes dicen que están dispuestos a tomar.

Spiro Roumpas dijo que planea mantener a los clientes sentados en el interior de su restaurante Ki’s Steak and Seafood en Glendale Heights. La noticia de las restricciones del gobernador en el condado de DuPage significó “un gran golpe en el estómago, casi como una sentencia de muerte” a Ki, después de cerrar durante tres meses completos y tratar de sobrevivir el resto del tiempo con menos de la mitad de su negocio, dijo Roumpas.

Entonces, si no hay ningún caso de coronavirus rastreado hasta su restaurante, dijo Roumpas, seguirá siguiendo las otras pautas de Pritzker para la industria, que requieren el uso de cubrebocas y distanciamiento social mientras continúa invitando a sus clientes a entrar y sentarse en una mesa

“No estoy tratando de que esto sea una discusión entre el gobernador y yo. Solo trato de luchar para que mi negocio sobreviva”, dijo Roumpas. “Seamos realistas: vivimos en Chicago. Anoche estuvo lluvioso y a 40 grados. Comer al aire libre no es una opción viable”.

“El COVID es una tragedia. Una vida perdida es una tragedia”, dijo Roumpas. “Mientras tanto, hemos seguido todas las pautas que nos marcó el gobernador. Y las pautas que tenemos que cumplir nos hacen más higiénicos que la mayoría de los lugares, mucho más que las gasolinerías o las grandes tiendas “.

En cuanto a la posible represión de Pritzker contra el restaurante que su familia ha dirigido durante 40 años, Roumpas dijo: “cruzaremos ese puente cuando lleguemos allí”.

Ki está preparado para unirse a “cientos” de otros restaurantes que han permanecido abiertos en otras regiones castigadas con la prohibición de Pritzker de comer en interiores, según el abogado Tom DeVore, quien ha estado litigando contra las medidas de contención al COVID-19 del gobernador.

Ahora insta a todas las empresas a desobedecer las restricciones de Pritzker.

“Una orden ejecutiva en sí misma no es una ley. Es una guía”, dijo DeVore. “La ley dice que puede mantener sus puertas abiertas a menos que una corte le ordene cerrar... La corte solo le ordenará que cierre si el Departamento de Salud [Pública] del estado demuestra que su ubicación ha contribuido a la propagación desenfrenada del virus. ¿Sabes a cuántos dueños de negocios en el estado les ha sucedido eso? A ninguno.”

La Asociación de Restaurantes de Illinois también criticó las prohibiciones de Pritzker a ofrecer servicio en el interior de sus negocios y señaló que los funcionarios de salud del Condado de DuPage informaron que solo el 6% de sus brotes se han rastreado hasta los restaurantes durante los últimos siete meses.

“A medida que la ciencia que rodea al COVID-19 ha evolucionado, también deben hacerlo las métricas de mitigación”, dijo el presidente de la Asociación de Restaurantes Sam Toia, y pidió al gobernador que implemente medidas más “pragmáticas” como toques de queda más tempranos y límites de capacidad más bajos.

Pritzker enfrentó el desafío de restaurantes como Ki’s, que anunciaron su desafío a la prohibición.

“Bueno, bueno, entonces lo que le digo al público que vive en esa zona es que ahora puede ver la lista de los lugares que no están siguiendo las reglas. No quieres ir ahí. Ahí es donde es más probable que obtenga COVID-19. No vayas ahí”.