clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Para resolver demanda, Hilco y contratistas pagarán $370,000 a red de clínicas

La compañía pagará el dinero a Access Community Health Network como parte de su acuerdo con el Fiscal General de Illinois, Kwame Raoul.

Dust cloud from a smokestack implosion blankets Little Village on April 11, 2020. Tyler LaRiviere/Sun-Times file

Read in English

Hilco Redevelopment Partners y dos contratistas pagarán $370,000 para resolver una demanda presentada por el estado por violaciones de contaminación del aire después de una demolición mal hecha en La Villita que cubrió a la comunidad con una espesa nube de tierra y polvo.

Hilco, que está remodelando el sitio de la antigua planta de energía Crawford en la calle Pulaski en un almacén y centro de distribución para Target, usó explosivos para llevar acabo la implosión de una chimenea de casi 400 pies durante el fin de semana de Pascua, la cual cayó y creó una enorme nube de polvo, captado en video, que cubrió casas, autos y patios cercanos y provocó indignación entre los residentes.

Más allá de la demolición, el desarrollo del almacén también es controversial porque se espera que traiga cientos de camiones diesel dentro y fuera del área todos los días, creando más contaminación en un área industrial que ya sufre de mala calidad del aire. Los activistas comunitarios lucharon durante años para cerrar la central eléctrica de carbón Crawford y están enojados porque el reemplazo del sitio será otra gran fuente de contaminación del aire.

La compañía y un par de contratistas, MCM Management Corp y Controlled Demolition, pagarán el dinero a Access Community Health Network como parte de su acuerdo con el Fiscal General de Illinois, Kwame Raoul. Access opera centros de salud y atiende a La Villita.

“Proporcionarán fondos para mejorar los resultados de salud en una comunidad que ha experimentado décadas de contaminación”, dijo Raoul en un comunicado.

En mayo, Raoul dijo en su denuncia que el “material particulado” en el polvo de la demolición representaba potencialmente graves amenazas para la salud de la comunidad y que los residentes “informaron haber experimentado respuestas asmáticas y otras dificultades respiratorias, como dolor al respirar”.

La cantidad del acuerdo es “cambio en el bolsillo” para las empresas, dijo Kim Wasserman, directora ejecutiva de la Organización de Justicia Ambiental de La Villita (LVEJO), que ayudó a cerrar la planta de Crawford y también se opone al proyecto del almacén.

“Es decepcionante”, dijo. “Y sigue demostrando que la industria es la prioridad cuando se trata de a quién se protege”.

Hilco, que no admitió irregularidades, pagará $250,000 de la cantidad y los contratistas pagarán $60,000 cada uno, según el documento del acuerdo. Access utilizará el dinero para crear el Programa de Salud y Bienestar de La Villita.

Hilco Redevelopment, una unidad de Hilco Global de Northbrook, también debe cumplir con sus propios planes de mitigación de polvo.

El vicepresidente ejecutivo de Hilco Global, Gary Epstein, se negó a hacer comentarios.

Los reportajes de Brett Chase sobre el medio ambiente y la salud pública son posibles gracias a una subvención de The Chicago Community Trust.