clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Pritzker dice que ‘está solo’ en la lucha por aumentar el número de pruebas COVID-19; Illinois no reabrirá si no hay ciertos ‘estándares’

El Gobernador demócrata dijo que los estados continúan “estando solos” en su lucha por aumentar el número de pruebas.

El Gobernador J.B. Pritzker habló en el programa “State of the Union”, de la cadena CNN.

Read in English

El Gobernador de Illinois, JB Pritzker, dijo el domingo por la mañana que no cuenta con que la Casa Blanca le ayude al estado a aumentar su capacidad de hacer pruebas de coronavirus.

Además, insistió en que Illinois no verá una reapertura económica hasta que se cumpla con “todos los estándares” establecidos en su plan, que tiene varias fases.

Hablando en el programa “State of The Union”, de la cadena CNN, con el periodista Jake Tapper, el gobernador demócrata dijo que los estados continúan “estando solos” en su lucha por aumentar el número de pruebas realizadas. Según un análisis de la Universidad de Harvard, Illinois debería hacer 64,000 pruebas al día antes de que las regulaciones para que la gente se quede en casa se flexibilicen aún más. La semana pasada, Pritzker logró el objetivo de hacer más de 20,000 pruebas en un día.

El Gobernador ha insistido que más pruebas son fundamentales para saber si el estado tiene la capacidad de reabrir la economía, mientras trata de controlar la propagación del virus.

“No he contado con la Casa Blanca porque ya hemos visto demasiadas veces que se hicieron promesas que no se cumplieron”, dijo Pritzker cuando se le preguntó si necesitaba que el Presidente Donald Trump ayudara a Illinois a aumentar el número de pruebas que necesitan hacerse a diario.

“Hace poco prometieron que enviarían muchos hisopees (algodones para hacer las pruebas). Se supone que llegaría hoy el primer envío. Estoy esperando que eso ocurra. Pero lo que estamos haciendo es trabajar por nuestra propia cuenta, ya que la Casa Blanca nos ha llevado a que todos los estados tengamos que actuar así”.

Pritzker dijo el viernes que la Casa Blanca planeaba enviar 620,000 hisopos individuales y 465,000 muestras de un líquido especial necesario para hacer las pruebas. El envío debió llegar a principios de mayo, pero hubo un retraso.

A pesar de las quejas del Gobernador, Illinois ha recibido ventiladores, máscaras quirúrgicas, cubrebocas N95, batas y protectores faciales del llamado Inventario Nacional Estratégico (SNS, por sus siglas en inglés). Pero Pritzker insistió en que Illinois tuvo que apresurarse para obtener esos suministros antes de la llegada de cualquier tipo de ayuda federal.

Illinois ha gastado aproximadamente entre siete y 10 días de inventario de sus suministros de equipo de protección del personal de la salud (PPP, por sus siglas en inglés). A pesar de sus primeras súplicas por más ventiladores, hasta este domingo habían 739 pacientes con COVID-19 con ventiladores y habían 4,497 equipos más disponibles.

El gobernador también reiteró que está copiando el programa de rastreo de contactos de infectados implementado en Massachusetts: “creemos que podemos hacer un esfuerzo masivo de rastreo de contactos en las próximas semanas”. Insistió en que el resgistro es esencial para que las empresas puedan volver a abrir.

Respecto a un editorial crítico del periódico Chicago Tribune, en el que se le señaló por haber estado cambiando las metas estatales, primero la de controlar el brote y ahora la de erradicarlo, Pritzker dijo que el equipo editorial “no leyó el plan”.

El Gobernador presentó el martes pasado un extenso plan de reapertura, con el estado actualmente pasando por “la segunda fase”. Inmediatamente recibió críticas de una gran cantidad de pequeñas empresas y de republicanos que advirtieron que muchos negocios cerrarían si no abren antes.

Hay métricas establecidas en el plan de Pritzker. Para avanzar a la Fase 3, una región “debe tener una tasa de prueba positivas de 20% o menos y aumentarla no más de 10% durante un período de 14 días”. Tampoco debe haber un aumento general en los ingresos hospitalarios por síntomas de COVID-19 durante 28 días y tener disponibles al menos el 14% de las camas en unidades de terapia intensiva, médicas y de cirugía, además de suficientes ventiladores disponibles.

“La realidad es que el coronavirus todavía está fuerte. No se ha ido a ningún lado, por lo que todos tendremos que cambiar la forma en que hacemos las cosas hasta que podamos erradicarlo”, dijo Pritzker. “Si en el Chicago Tribune creen que todo el mundo volverá a la normalidad sin que tengamos un tratamiento o una vacuna eficaz, están completamente equivocados”.

Cuando se le preguntó por qué Illinois aún no ha visto 14 días consecutivos de baja en el número de infectados, el Gobernador dijo que los casos del estado están aumentando porque están aumentando la cantidad de pruebas que se hacen.

Dijo que su equipo está vigilando la tasa de casos positivos, la cantidad de personas que ingresan a los hospitales y la cantidad de hospitales disponibles en el caso de que haya un aumento de contagios.

“Hemos hecho mucho para asegurarnos que estos números se muevan en la dirección correcta”, dijo Pritzker. “Y no volveremos a abrir (la economía en Illinois) a menos de que se cumplan todos los estándares que establecimos para alcanzar ese objetivo”.