clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Los políticos que presionan para reabrir más rápido son unos ‘idiotas’, dice un experto en enfermedades infecciosas

El Dr. Robert Murphy de la Universidad de Northwestern criticó a todos los que presionan para reabrir la economía de inmediato.

El doctor también advirtió que quienes desobedecen la orden de quedarse en casa en todo el estado están empeorando la crisis de salud pública.
El doctor también advirtió que quienes desobedecen la orden de quedarse en casa en todo el estado están empeorando la crisis de salud pública.
Ashlee Rezin Garcia/Sun-Times

Read in English

Un experto en enfermedades infecciosas de Chicago tiene una explicación simple sobre por qué la cantidad de casos de COVID-19 ha seguido aumentando después de que se establecieran estrictas restricciones sociales desde hace casi dos meses: “La gente no sigue las reglas”.

El Dr. Robert Murphy, director ejecutivo del Instituto de Salud Global de la Universidad Northwestern, advirtió que quienes desobedecen la orden de quedarse en casa en todo el estado están empeorando la crisis de salud pública y criticó a todos los que presionan para reabrir la economía de inmediato.

“Mira la calles. Solo la mitad de las personas llevan una máscara”, dijo Murphy el miércoles. “Hay datos de las compañías telefónicas sobre cómo se mueven las personas y se están moviendo más. Definitivamente hay más tráfico”.

También relacionó el aumento de casos a que se están haciendo más pruebas y a que muchos han regresado a sus trabajos. Murphy insistió que mantener las medidas de distanciamiento social por más tiempo es de vital importancia para contrarrestar el coronavirus.

Cifras recientes han demostrado que la enfermedad todavía se está propagando rápidamente en las comunidades. El martes, funcionarios estatales reportaron 4,014 nuevos casos de COVID-19, la mayor cantidad registrada en un solo día. Y el miércoles, las 192 muertes reportadas marcaron otro sombrío punto de referencia.

“Lo mismo sucedió en el norte de Italia y en España, donde simplemente sentían que no progresaban”, dijo Murphy. “Finalmente la situación cambió ahí cuando se pusieron serios en exigir que la gente se refugiara en un lugar.

“Pero pareciera que todo el mundo aquí está listo para dejar eso atrás; creen que pueden volver a hacer lo que estaban haciendo antes”.

Murphy apuntó específicamente a los líderes politicos que están presionando para relajar las restricciones a nivel local. Desde su punto de vista la forma más clara de vencer a esta enfermedad está, en realidad, en “endurecer” esas restricciones.

“No deberían estar relajándose las restricciones. Ya ven el condado de McHenry y el condado de DuPage, que quieren tener sus propias reglas… ¡Idiotas!”, los llamó, haciendo referencia a la reacción de varios líderes en esos condados para que el gobernador los excluya del plan “Restaurar a Illinois”, con la esperanza de que puedan reabrir ahí sus negocios antes.

Mientras tanto, el Gobernador J.B. Pritzker y la directora del Departamento de Salud Pública de Illinois, la Dra. Ngozi Ezike, pasaron buena parte de la conferencia de prensa del miércoles insistiendo en el hecho de que el virus sigue siendo una amenaza real y grave.

Pero incluso Murphy, un destacado experto en enfermedades infecciosas, está luchando por comprender realmente a la enfermedad que ha matado a miles en todo el estado.

“En algunos lugares la situación ha cambiado; entonces, debemos preguntarnos ¿qué estamos haciendo mal? ¿Qué más tenemos que hacer? Eso es lo que tenemos que resolver”.