Aunque Lightfoot detuvo la demolición en la ex planta de carbón de La Villita, residentes temen que ésta aún sea inminente

“Queremos transparencia”, dijeron.

SHARE Aunque Lightfoot detuvo la demolición en la ex planta de carbón de La Villita, residentes temen que ésta aún sea inminente
Screen_Shot_2020_05_17_at_6.16.31_PM.0.png.jpeg

Una conferencia de prensa el domingo donde se exigió una moratoria sobre las demoliciones.

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

El activista Raúl Montes Jr. y Domingo Vargas, alcalde de la ciudad de Blue Island, encabezaron una conferencia de prensa el domingo cerca de la planta Crawford y presionaron por una moratoria sobre cualquier demolición en el sitio hasta octubre próximo. Se unió a la protesta un ciudadano llamado Kenneth Klein, residente de La Villita, que dice que desarrolló cáncer de pulmón y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD, por sus siglas en inglés) por vivir cerca de esa planta.

“Queremos transparencia”, le dijo Montes al Chicago Sun-Times. “La gente no se daba cuenta que esa demolición iba a ocurrir. No hay transparencia. Queremos justicia para esto. Ya hemos tenido suficiente”.

El impulso para mayor transparencia se produce después de que la implosión de una chimenea en el sitio, el pasado 11 de abril, creó una nube de polvo que se extendió a través de La Villita. El concejal local, Mike Rodríguez (distrito 22), también ha expresado su oposición a cualquier trabajo de demolición inmediata y exigió que los equipos de trabajo abandonen la obra.

Montes teme que el polvo de la explosión complique las condiciones de salud de residentes como Klein y de otros con enfermedades respiratorias, que son particularmente susceptibles ante el COVID-19.

A raíz de lo ocurrido en abril, Lightfoot culpó a Hilco Redevelopment Partners, sancionó a la empresa con $68,000 en multas y prometió revisar el defectuoso sistema regulatorio de la ciudad que permitió que sucediera. También ordenó una moratoria de seis meses a todas las implosiones en el sitio, prohibición que no afectó la orden de demolición recientemente suspendida.

Sin embargo, Montes cree que las acciones de la ciudad no fueron más que “un suave golpe en la mano de una empresa que tiene mucho dinero”. Mientras tanto, el Fiscal General de Illinois, Kwame Raoul, demandó a Hilco, MCM Management Corp. y Controlled Demolition Inc. por violar las leyes estatales de contaminación.

Al atrasar otra demolición la semana pasada, luego de que una multitud de activistas protestara, Lightfoot prometió que trabajaría con la comunidad local para discutir “la condición estructuralmente peligrosa de ese pequeño edificio”.

Pero por lo que Montes apreció, eso no ha sucedido, y ahora teme que Lightfoot simplemente “siga adelante con esa demolición” en los próximos días.

“Nos están dando la vuelta”, dijo Montes, quien también está presionando para que se evacúe el área que rodea al lugar en caso de una explosión.

La oficina de Lightfoot no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

The Latest
What the Kansas vote against abortion restrictions mainly signified to me was bedrock Americanism: essentially, “You’re not the boss of me, and it’s none of your damn business.”
The Chicago publisher became one of the most prominent voices in the city as his magazines celebrating the Black community, Ebony and Jet, reached untold heights. Here’s how he did it.
Louis Cato, who has served as interim bandleader this summer, will take over on a permanent basis when the show returns for its eighth season in September.
The painting was done in April by the Belgian artist Renaud Taelemans, who goes by “My Name Is Ebo,” to promote a concert for the electronic dance group Ganja White Night.
Chicagoans show support for Ukraine, students get fresh haircuts for the first day of school and police welcome new graduates and honor Ella French in our best unseen pics of the week.