clock menu more-arrow no yes

Filed under:

Encontrar trabajo en Chicago será difícil aún cuando la economía reabra, advierten los expertos

Algunos analistas creen que hasta 40% de esos trabajos podrían desaparecer definitivamente.

Tim Bell

Read in English

La economía se está recuperando, más o menos. Los restaurantes recobran vida al ofrecer servicio al aire libre, las tiendas que no fueron dañadas en los recientes saqueos están de vuelta operando y los trabajadores se están aventurando a regresar a las oficinas, aunque solo sea para cambiar un poco de escena.

Entonces, ¿qué está pasando con todos esos trabajos perdidos?

El regreso ha sido lento y agonizante para quienes están desesperados por trabajar.

Según el Departamento de Trabajo, la economía de Estados Unidos generó 2.5 millones de empleos en mayo. Pero eso significa la recuperación de apenas uno de cada nueve trabajos perdidos desde que la pandemia llevó a las empresas a hacer despidos rápidos en marzo. Algunos analistas creen que hasta 40% de esos trabajos podrían desaparecer definitivamente.

Los empleadores, preocupados por el futuro, están siendo lentos para contratar, vacilando a los solicitantes de empleo en todos los niveles. “Las cosas están empezando a reabrirse, pero a todos les preocupa agregar nuevos miembros a su equipo”, dijo Courtney Morrison, una residente de Pilsen que está terminando una pasantía de AmeriCorps, por un año, en United Way of Metropolitan Chicago.

Marie Trzupek Lynch, directora ejecutiva de Skills for Chicagoland’s Future, dijo que el condado de Cook tiene 650,000 personas desempleadas y una oferta de 75,000 puestos de trabajo vacantes.

Lynch recordó que en mayo de 2010, cuando la región salía de la recesión anterior más , el condado de Cook tenía 200,000 personas desempleadas y 150,000 puestos vacantes.

Es probable que muchos recién graduados compitan por empleos con candidatos con experiencia, especialmente a medida que los despidos se extienden entre las firmas de profesionales y oficinas corporativas. Empresas como United Airlines, Boeing y Hyatt están reduciendo o suspendiendo a cientos de empleados en Chicago como parte de su reducción global. Gogo, el proveedor de entretenimiento a bordo, dejó ir a más de 400 empleados aquí. Aon, el corredor de seguros y firma de consultoría con sede en el centro de Chicago, redujo la mayoría de los salarios de su personal en un 20%, pero está evitando los despidos.

Menos perceptibles, porque están fuera del ojo público, son las reducciones de personal o de salarios en muchas firmas de abogados, contadores y otros servicios profesionales, ya que sus clientes enfrentan también los mismos problemas.

Entonces, incluso con la reapertura de la economía, algunos que esperan volver a trabajar encontrarán que no tienen a su anterior trabajo esperándole.

Andrew Challenger, vicepresidente de la firma Challenger, Gray & Christmas, dedicada a la re-contratación de personal en Chicago, dijo que algunas compañías están operando durante el verano con el dinero del Programa Federal de Protección de Nóminas, (PPP, por sus siglas en inglés). Y más malas noticias podrían afectar la economía si no hay mucho progreso en contener la pandemia y los consumidores siguen nerviosos, advierte Challenger.

“Hay muchos trabajos que son básicamente para sobrevivir en este momento”, dijo. “Si la demanda no regresa, se habrán ido [permanentemente]”.

En esta etapa temprana de la recuperación, algunos trabajadores de bares y restaurantes de Chicago han regresado a trabajar. Pero algunos de ellos dicen que solo las personas más experimentadas, aquellas que no necesitan capacitación, reciben las llamadas para regresar.

Sam Toia, jefe de la Asociación de Restaurantes de Illinois, dijo que algunos propietarios descubrieron que el personal de su cocina se mudó a otros estados que reabrieron sus economías antes.

Las empresas que mueve personal temporal están aumentando la contratación para trabajos en fábricas. Tim Bell, director ejecutivo de la Asociación de Trabajadores de Chicago, dijo que ha notado que las firmas de personal ponen carteles en el pasto en las áreas de sus fábricas para atraer trabajadores. Pero Bell asegura que algunos se han quedado sin trabajo debido a las responsabilidad de cuidar a sus niños mientras las escuelas están cerradas por la pandemia.

Más empresas de atención médica han estado contratando a medida que regresan los procedimientos electivos y las visitas de rutina al médico. Y el comienzo del verano ha traído una demanda constante de mano de obra para la construcción. Los datos del gobierno estatal muestran que Amazon, que se beneficia del impulso de la pandemia hacia las compras desde casa, busca llenar 1,400 empleos en Illinois.

Pero si su línea de trabajo implica reunir a una multitud en un espacio cerrado, el pronóstico no es bueno. El negocio de las convenciones de Chicago está cerca de cancelar sus actividades para resto de este año.

Los principales hoteles que atienden a convenciones en su mayoría permanecen cerrados. Y algunos podrían terminar cerrados hasta el próximo año, dijo Michael Jacobson, director ejecutivo de la Asociación de Hoteles y Alojamiento de Illinois, quien dijo que algunos de ellos están haciendo que sus cierres sean permanentes.

“No hay un final a la vista para esto”, dijo Jacobson.

Los viajes, particularmente por avión, están a la baja. Y la situación de los empleos en el negocio artístico no se ve mucho mejor. La Opera of Chicago y el Joffrey Ballet han cancelado sus fechas para el resto de 2020, y seguramente tendrán una menor programación artística y teatral para la temporada de otoño, que normalmente llenaría la ciudad.

Los economistas luchan para calcular la incertidumbre de todo. Nadie sabe si habrá una vacuna o un tratamiento efectivo para COVID-19. Sin eso, las personas podrían ser negarse a subirse a un avión, asistir a un banquete o regresar a una oficina abarrotada.

“Vimos muchas contrataciones en mayo, pero aún no estamos no cerca de donde estábamos”. dijo Bill Adams, economista senior de PNC Financial Services. “Será un camino largo e incierto para una recuperación total”, probablemente se extienda “hasta bien entrado el 2021”.

Ese es un punto que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, enfatizó en un informe al Congreso el martes. Powell dijo que el Congreso podría necesitar agregar más a su paquete ya récord de ayuda económica porque “una recuperación total es poco probable” sin la confianza de que COVID-19 estará contenido.

La recesión de la nación comenzó oficialmente en febrero. Mientras más se estire, más duradero será su daño, dijo Powell.

“Si una empresa pequeña o mediana se vuelve insolvente porque la economía se recupera muy lentamente, perdemos más que solo ese negocio”, dijo. “Estas empresas son el corazón de nuestra economía y, a menudo, encarnan el trabajo de generaciones”.

Según la Reserva Federal, el empleo ha disminuido en casi 35% para los trabajadores que anteriormente estaban en el último lugar en cuanto a sueldos, un grupo que tiene una cantidad desproporcionada de negros e hispanos. En comparación, dijo la Fed, el empleo entre los asalariados ha bajado solo un 5%.