clock menu more-arrow no yes

Filed under:

CPS reanuda la distribución de alimentos tras suspenderla por preocupaciones de seguridad

La policía de Chicago ayudará con la seguridad en las áreas donde se recogen las comidas en la escuela.

Ashlee Rezin Garcia/Sun-Times

Read in English

CPS (Escuelas Públicas de Chicago, por sus siglas en inglés) reanudó el martes la distribución de alimentos, tras haber suspendido el programa el lunes, debido a la preocupación por la seguridad tras los saqueos y protestas en la ciudad.

El distrito, el tercero más grande del país, ha entregado más de 12.5 millones de comidas desde el comienzo de la pandemia de coronavirus a través de un programa de alimentos que ha sido ampliamente elogiado por los padres, que confían en las escuelas como una fuente importante de alimentación para sus niños. De los 355,000 estudiantes registrados en CPS, 271,000 provienen de familias de bajos ingresos y cerca de 17,000 no tienen hogar.

“Sabemos que nuestros sitios de comidas son un recurso para las comunidad en estado crítico y estamos listos para reanudar este servicio esencial para nuestras familias mañana después de una evaluación de la situación actual”, dijo la CEO de CPS, Janice Jackson, en un comunicado de prensa. La policía de Chicago ayudará con la seguridad en las áreas donde se recogen las comidas en la escuela.

El acceso de los trabajadores al transporte público fue un obstáculo después de que la ciudad cerró las rutas de CTA el domingo por la noche. También se temía que pueda haber escasez de personal, debido a que hay muchos trabajadores que expresaron su preocupación por su seguridad en los sitios de distribución de alimentos.

Jackson dijo en conferencia de prensa el lunes que tomó la decisión de suspender temporalmente el programa debido a las preocupaciones de seguridad para los trabajadores del programa de alimentos y sus familias.

“Esto es una crisis. Estamos en modo crisis”, dijo Jackson. “Te puedo decir que vivo en una de estas comunidades, esa comunidades que se han mostrado en la televisión en los últimos días. Así que sé, tengo un buen sentido de la seguridad, y nuestro objetivo es asegurarnos de que cualquier programa que implementemos tenga en cuenta esta situación.

“No podría con mi vida si algo le sucediera a un estudiante o un miembro de su familia mientras van a buscar comida”, dijo. “Entendemos que la comida es una necesidad básica, por eso CPS ha distribuido más de 12 millones de comidas desde que ocurrió la pandemia; y esperamos seguirlo haciéndolo”.

El distrito señaló el lunes por la mañana que las familias que se inscribieron para la entrega a domicilio continuarán recibiendo sus alimentos, y cualquiera que quiera establecer ese servicio puede llamar al (773) 553-5437. Jackson dijo que el lunes se entregaron 18,000 comidas a 3,000 hogares. CPS tiene capacidad de aceptar más solicitudes.

Pero esa situación dejó a miles en busca de una alternativa, ya que se han entregado diariamente un promedio de 211,800 comidas desde que las escuelas cerraron, debido al coronavirus, a mediados de marzo.

El cantante Chance The Rapper tuiteó el lunes por la mañana que ‘quitarle la comida a la gente no es una forma de tranquilizarla”.

El Sindicato de Maestros de Chicago (CTU por sus siglas en inglés) también criticó la decisión de reducir la entrega de alimentos en las escuelas: “CPS ya está obligando a los niños que viven en zonas con extrema tensión y trauma a un aprendizaje remoto. Ahora les está cortando el acceso a la comida”.

La vicepresidenta de CTU, Stacy Davis Gates, contactada después del anuncio, solo dijo que la decisión la “dejó sin palabras”.

El Concejal Carlos Ramírez-Rosa (distrito 35), un crítico frecuente de la alcaldesa Lori Lightfoot y miembro del Caucus Progresista del Ayuntamiento, tuiteó: “¿Quién está tomando estas decisiones? Nuestras familias dependen de esa comida. La distribución de alimentos en Nixon Elementary en 60639 (uno de los códigos postales más afectados por COVID-19) se queda sin comida todos los días. ¿Cuál es la razón de que eso ocurra?”.