Más trabajadores estadounidenses pierden la esperanza de recuperar sus empleos

42% de los despidos causados por la pandemia podrían convertirse en pérdidas de empleo permanentes

SHARE Más trabajadores estadounidenses pierden la esperanza de recuperar sus empleos
merlin_91177539.jpg

Getty

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

NUEVA YORK - A pesar de que la economía de Estados Unidos comienza a revivir, incluso cuando el recorte de empleos se hace lento y algunas personas despedidas son llamadas de nuevo a trabajar, el alcance de la devastación que dejó la pandemia se ha vuelto angustiosamente clara para millones de personas que esperaban un rápido regreso a sus trabajos: es posible que no vuelvan pronto.

Con la reapertura de muchas empresas, el gobierno sorprendentemente anunció el viernes que, contrario a las expectativas de nuevos despidos, la economía agregó 2.5 millones de empleos en mayo y la tasa de desempleo cayó del 14.7% al 13.3%.

Pero la dura realidad es que no se espera que las re-contrataciones del mes pasado continúen al mismo ritmo. 42% de los despidos causados ​​por la pandemia podrían convertirse en pérdidas de empleo permanentes, según un estudio del Instituto de Economía Becker Friedman de la Universidad de Chicago.

Eric Benz no se preocupó mucho cuando su negocio de diseño gráfico en Atlanta lo despidió en marzo. Estaba seguro de que lo llamarían a retomar su trabajo una vez que la pandemia disminuyera y los clientes de su empresa volvieran a gastar dinero.

Tres meses después, no hubo ninguna llamada. En cambio, Benz es un contratista independiente que hace compras a través de Instacart.

La esperanza ha dado paso a una necesidad urgente de pagar sus facturas porque los beneficios de desempleo de Benz aún no alcanzan. Benz ha negociado su préstamo hipotecario para diferir los pagos de la casa que él y su esposa compraron a principios de este año. Pero ese aplazamiento no durará mucho.

“Estoy haciendo todo lo que puedo”, dijo Benz, de 37 años. “Me llevará un tiempo regresar”.

Muchas empresas, desde nuevas compañías tecnológicas hasta pequeños negocios y grandes tiendas, pueden no sobrevivir a la pérdida de ingresos a pesar de la ayuda del rescate federal.

Esa ayuda se acabará pronto. Y a pesar de las reaperturas graduales, el temor público al virus todavía mantiene a muchas personas alejadas de bares, restaurantes, hoteles, salones de belleza y otros negocios minoristas.

Pocos han vuelto a viajar. Los eventos deportivos y de entretenimiento permanecen cancelados.

Esa desaceleración colectiva continúa manteniendo al margen a millones de personas despedidas . En abril, el 78% de las personas que estaban desempleadas vieron sus trabajos como temporales. En mayo, esa cifra bajó al 73%, según el informe de empleos. Y una proporción decreciente de desempleados fueron clasificados como despedidos temporalmente.

La economía tardó cinco años en recuperar los 8.8 millones de empleos que perdió durante la Gran Recesión. Esta vez, a pesar del crecimiento del empleo en mayo, aproximadamente 20 millones de empleos siguen perdidos. Por cada 10 despidos, ha habido tres nuevas contrataciones, según el estudio de la Universidad de Chicago.

“La perspectiva de trabajo es horrible”, dijo Nicholas Bloom, un economista que trabajó en la investigación. “No veo que el mercado laboral de Estados Unidos retome el pleno empleo por otros cinco a 10 años”.

En todo el mercado laboral, las pocas áreas donde la contratación ha sido enérgica son las industrias cuyos negocios se han disparado como resultado de la pandemia, desde compras en línea hasta supermercados y entretenimiento en línea. La cadena de supermercados Kroger y las farmacias CVS han llegado a asociarse con hoteles, tiendas y aerolíneas para reclutar trabajadores despedidos.

Sin embargo, muchas personas son reacias a aceptar trabajos con salarios más bajos hasta que sepan con certeza que sus viejos trabajos se han ido para siempre. Han recibido ayuda de un suplemento federal semanal de $600 a los beneficios estatales de desempleo. Pero esa ayuda expirará después de julio y parece poco probable que se renueve.

El mayor temor de Kumelachew Yigletu es que su complemento de ayuda federal termine antes de que pueda regresar a trabajar. Yigletu, padre de tres hijos, dice que después de perder su trabajo como acomodador de equipaje en el Aeropuerto Internacional Reagan, el suplemento semanal es lo que le permite pagar su alquiler mensual de $ 1,600 y otras facturas.

Su empleador, la empresa Eulen America, le ha dicho que debe volver a aplicar para su antiguo trabajo, pero que no hay garantías. Llegado ese momento, “aceptará cualquier cosa”.

“Lo más importante que hago con mi familia es rezar todos los días por este país”, dijo Yigletu, es un inmigrante de Etiopía. “Me encanta América.”

The Latest
Nurses across the country are wondering if the profession is worth the risk after a Tennessee nurse was convicted in a case involving an accidental injection that resulted in a patient’s death.
The group of five, ranging in age from 16 to 33, were on the sidewalk in the 800 block of South Karlov Avenue about 1:30 a.m. when a fight broke out and shots were fired.
The man, whose age was unknown, was on a sidewalk in the 5700 block of South Carpenter Street when someone opened fire, striking him in the head and body.
A woman and man, 27 and 25, were in a car in the 2900 block of West 31st Street about 11:45 p.m. when someone opened fire, police said.