Residentes de vivienda pública no fueron alertados sobre sitios tóxicos

Un nuevo informe revela que el gobierno ha tardado en limpiar los sitios tóxicos cerca de las viviendas públicas CHA y no ha informado a los residentes sobre las amenazas que enfrentan.

SHARE Residentes de vivienda pública no fueron alertados sobre sitios tóxicos
ALTGELDGARDENS_070220_10.0.jpg

Anthony Vazquez/Sun-Times

La Voz es la sección en español del Sun-Times, presentado por AARP Chicago. 

Read in English

Cheryl Johnson creció en una comunidad que estaba tan contaminada que era conocida como la “dona tóxica” dados los cientos de riesgos ambientales que existen alrededor de su casa ubicada en la vivienda pública de nombre Altgeld Gardens, en el extremo sur de Chicago.

Los Jardines Altgeld y el cercano Parque Trumbull, ambos desarrollos de la Autoridad de Vivienda de Chicago (CHA, por sus siglas en inglés), se encuentran a poca distancia del Cluster Lake Calumet, un sitio de casi 90 acres de antiguos sitios de desechos tóxicos. A pesar de los mejores esfuerzos de Johnson, quien continúa una campaña activista iniciada por su difunta madre, Hazel, el gobierno aún no ha completado una limpieza que ya lleva décadas.

Un nuevo informe revela que el gobierno ha tardado en limpiar los sitios tóxicos cerca de las viviendas públicas CHA y no ha informado a los residentes sobre las amenazas que enfrentan ni les ha dado voz sobre los usos futuros de las tierras remediadas. Las autoridades federales y locales de vivienda y la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) deberían hacer un mejor trabajo para proteger la salud de los residentes, según un informe técnico.

“Una confluencia de políticas y prácticas históricas ha alentado la construcción de viviendas con asistencia federal en áreas de contaminación ambiental y también ha permitido que la industria contaminante se construya cerca de viviendas de bajos ingresos”, dijo el informe, titulado “Hogares Envenenados” dirigido por el Centro Shriver de Derecho contra la Pobreza.

El estudio señala que solo analizó una parte de las comunidades pobres que se encuentran en áreas contaminadas. Aún así, en todo el país, decenas de miles de familias que viven en viviendas con asistencia federal también residen cerca de algunos de los peores sitios de desechos peligrosos que deberían haber sido limpiados. Ese es el caso de Altgeld Gardens y Trumbull Park, así como del cercano complejo de viviendas West Calumet, al otro lado de la frontera con East Chicago, Indiana. Combinados, los dos sitios de Chicago tienen más de 2,400 apartamentos.

Asegurar que quienes residen cerca de los sitios con desechos tóxicos “tengan la información y las herramientas que necesitan para participar en el proceso de toma de decisiones es una piedra angular de nuestro programa”, dijo una portavoz de la EPA en un comunicado.

“Damos la bienvenida a la oportunidad de avanzar en nuestro compromiso con la participación de la comunidad y la justicia ambiental”.

Uno de los investigadores cuestionó la afirmación de la agencia.

“Nuestra investigación demuestra que, una y otra vez, la EPA y las partes financieramente responsables de estos sitios no han proporcionado información al público de manera oportuna, integral y comprensible”, dijo el coautor del estudio, Mark Templeton, director de la Clínica Abrams en Ley Ambiental de la Universidad de Chicago. “No hacerlo ha puesto en riesgo la salud pública y la seguridad”.

La clínica Abrams y la organización Earthjustice se asociaron con Shriver para producir el estudio.

En una declaración, la CHA dijo que “realiza todos los procedimientos de evaluación ambiental necesarios descritos” por la ley federal.

La agencia también señaló que el Departamento de Activos, Información y Servicios de la Ciudad realiza evaluaciones ambientales en las propiedades de la CHA, que se comparten con los representantes de los residentes.

En una declaración separada, el Departamento Federal de Vivienda y Desarrollo Urbano, que financia a la CHA, dijo que su “principal preocupación es la salud y el bienestar de los residentes de viviendas públicas”.

“Las autoridades de vivienda deben trabajar mejor con la EPA y con los residentes en temas ambientales”, dijo Johnson.

“Es triste que tengamos que demostrarle al gobierno algo que ya sabían”, dijo Johnson, quien dirige el grupo que fundó su madre, People for Community Recovery.

La madre de Johnson, Hazel, fue una feroz defensora de las personas pobres que sufren por la contaminación tóxica, una lucha que atrajo la atención nacional al problema. El trabajo de Hazel Johnson llevó a que en 1994 el presidente Bill Clinton firmara una orden ejecutiva para reconocer a las llamadas comunidades de justicia ambiental, áreas minoritarias y de bajos ingresos afectadas desproporcionadamente por la contaminación.

Las casas de Altgeld Gardens se construyeron en 1945 como un desarrollo de viviendas inicialmente para veteranos negros y sus familias, y estaban rodeadas de decenas de vertederos, cientos de tanques subterráneos de almacenamiento de productos químicos y otros riesgos industriales, señala el informe del Centro Shriver. Fue Hazel quien acuñó el término “dona tóxica”.

El cercano Lake Calumet Cluster es un sitio que incluye al menos tres antiguas instalaciones de almacenamiento de residuos peligrosos y un antiguo incinerador de residuos, según muestran los registros de la EPA. Está en una lista de sitios para limpieza de alta prioridad, pero esa designación se hizo hace 10 años después de décadas de quejas y estudios. Si bien se han eliminado algunos materiales tóxicos, no está claro cuándo se remediará por completo el sitio.

“Un olor horrible”

En el cercano Trumbull Park, construido en 1938, los residentes se mantienen en la oscuridad por cuestiones ambientales, dijo un líder de toda la vida en ese lugar.

“En Trumbull Park, cada verano, hay un olor horrible”, dijo Myra King, presidenta del consejo asesor local del desarrollo de viviendas. “No puedes caminar por la calle sin cubrirte la nariz y la boca”.

King dice que ella y otros se han quejado a CHA pero nunca han recibido una respuesta sobre la fuente del olor.

“CHA puede escribir y decir algo como ‘estamos trabajando con la EPA’ o algo así”, dijo King. “Pero los residentes están furiosos por ese olor”.

Los reportajes de Brett Chase sobre medio ambiente y salud pública son posibles gracias a una subvención de The Chicago Community Trust.

The Latest
Already a Hall of Famer, the former Cubs pitcher was humbled and honored to no only have a statue at Gallagher Way adjacent to Wrigley Field — but next to statues of his former teammates Ernie Banks, Billy Williams and Ron Santo.
After taking series from Royals, Sox brace for three games in two days with Yankees
Bernardo Gomez was on the Green Line platform in the 4700 block of West Lake Street when he was kicked in the head by the teenage boy.
The teams combined for 11 home runs on a breezy day at Wrigley Field. But the Diamondbacks hit seven of them — four off Cubs starter Kyle Hendricks. Josh Rojas hit three homers and David Peralta two as Cubs lost their third consecutive game after winning four straight.
It’s an unusual timeline for any legislation to move through the council, and unnecessary at that, said Ald. Brian Hopkins (2nd), who vehemently opposes Bally’s proposal to break ground at Chicago Avenue and Halsted Street.